El lado siniestro
Desde la redacción

El lado siniestro

Los zurdos han sido vistos, por siglos, como raros, torpes y excéntricos; la razón es simple: el contar con mayor habilidad y destreza en

Los zurdos han sido vistos, por siglos, como raros, torpes y excéntricos; la razón es simple: el contar con mayor habilidad y destreza en su mano izquierda, característica señalada porque sólo uno de cada diez humanos es zurdo. 1 La estadística indica, en general, que 13% de la población es zurda. Si los dos padres son diestros, el niño tiene 9% de probabilidades de ser zurdo; pero si uno de los padres es zurdo, las probabilidades son de 19%, mientras que si los dos padres son zurdos, las probabilidades suben a 26 por ciento.

Ser zurdo ha sido sinónimo de indeseable; incluso, se ha interpretado como señal de influencia satánica y, por los siglos de los siglos, ha sido mal visto. Todavía en el siglo xx, en muchas escuelas se prohibía escribir con la mano izquierda. ¿Que el profe veía a alguien escribir con la zurda? ¡Reglazo en la mano! Bien lo saben los mexicanos zurdos que nacieron en esa época, como mi abuelo Francisco, a quien le ataron la mano izquierda a la espalda, para que se le quitara esa condición «siniestra». No lo lograron, pero, a cambio de sus sufrimientos y humillaciones, se convirtió en ambidiestro —o diestro de ambas manos, como la palabra lo indica.

Es sabido que la lengua refleja la cultura y, si nos atenemos a los términos para designar este fenómeno, vemos que éstos siguen el mismo orden. La palabra diestra —del latín dexter, dextra,«derecha»— es sinónimo de «hábil» —basta el ejemplo de mentar a los toreros magníficos como «diestros»—, mientras que para denominar a quienes escriben con la mano contraria se usan las palabras izquierda o siniestra —del latín sinister, adjetivo del cual hay mucho que decir, ya que sugiere un mal amenazador o una causa de desastre, algo desfavorable y desafortunado.

Es importante saber que nuestro cerebro tiene dos hemisferios —derecho e izquierdo— conectados por una estructura llamada «cuerpo calloso». Cada hemisferio tiene diferentes funciones y mantiene una relación funcional invertida respecto al cuerpo; esto significa que el hemisferio izquierdo controla el lado derecho del cuerpo y a la inversa. El hemisferio izquierdo controla la expresión verbal, el habla, el lenguaje, la escritura, las matemáticas y la ciencia: el pensamiento lineal. El hemisferio derecho —que maneja la mitad izquierda del cuerpo— se relaciona con la expresión no verbal, regula la facultad para expresar y captar emociones, la música, el arte, la creatividad, la percepción u orientación espacial, las emociones y la genialidad: el pensamiento holístico o total. Los científicos han descubierto que los zurdos usan el cerebro de manera uniforme, mientras que los derechos utilizan más el lado izquierdo.

Hoy en día sabemos que ser zurdo es una característica más entre tantas. Algunos ni siquiera creen que por siglos ese detalle haya hecho sufrir a los zurdos sólo porque las mayorías los consideraban «diferentes». Gracias a los conocimientos que tenemos sobre lateralidad, los niños zurdos pueden estudiar tranquilamente en sus escuelas: las teorías pedagógicas han cambiado y, en vez de amarrarles las manos, les ponen bancas especiales o les dan tijeras zurdas para hacer su existencia más llevadera.

En la antigüedad decían que del dedo anular de la mano izquierda salía un nervio que conectaba al corazón; de ahí la costumbre de llevar el anillo de compromiso en ese dedo como símbolo de amor. Un viejo proverbio italiano dice que «la mano izquierda es la mano del corazón». ¿Será?

En la parte de comentarios opina ¿crees que los zurdos tienen facultades distintas? ¿conoces a personas zurdas? ¿según su experiencia qué es lo más difícil de ser zurdo?

Si quieres conocer más sobre los zurdos, busca la Algarabía 47 y lee el artículo «Siniestrofobia: el fascinante mundo al revés».

Fernanda de la Torre Verea es zurda neta unilateral y le encanta. Muchas de sus cosas son al revés: cierra las puertas, cuando quiere abrirlas; desatornilla, cuando quiere atornillar; y ha pisado a casi todos los hombres con quienes ha bailado. Para equilibrar las cosas, estudió derecho, pero descubrió que su vocación es comunicar. Supone que utiliza ambos hemisferios para ello.

Buscador de Podcasts

Felinos

Revista del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar


¡Conviértete en un Algarabiadicto! Suscríbete a nuestro newsletter y recibe información exclusiva.