Sinfonía no. 9 en mi menor, op. 95
Desde el palco Te recomendamos leer

Sinfonía no. 9 en mi menor, op. 95

Del Nuevo Mundo, de Antonín Dvoˇrák

Adagio – all egro molto. En 1891, Antonín Dvoˇrák (Nelahozeves, Praga, 1841-1904) aceptó la proposición de Jeannette Thurber de dirigir por dos años el Conservatorio Nacional de Nueva York. Su encuentro con la parte norte de los ee. uu., la música propia de los nativos americanos y de los afroamericanos, así como su folklore, indujeron en Dvoˇrák el deseo de componer una sinfonía que reflejara este espíritu.

Largo. Cuatro días antes del estreno, Dvoˇrák declaró en una entrevista:

«No he utilizado ninguna melodía oída en América. Simplemente he escrito temas originales imbuidos de las peculiaridades de la música indígena, y los he desarrollado con todos los recursos modernos de ritmo, armonía, contrapunto y color orquestal».

Un análisis realizado por el director de orquesta Leonard Bernstein indica que la sinfonía es tan occidental y europea como cualquier otra obra del gran compositor checo.

Scherzo: molto vivace. En uno de los temas del primer movimiento alude directamente al conmovedor spiritual afroamericano Swing Low, Sweet Chariot. El segundo movimiento está inspirado, según el compositor, por la escena del funeral de Minnehaha del poema épico «Hiawatha» (1855), de Henry Wadsworth Longfellow; mientras que el tercer movimiento, por la
escena de la celebración en la que los indios danzan, «es también un intento de impartir a mi música el color local y el carácter indígena».

All egro: con fuoco. Ésta fue la última sinfonía de Dvoˇrák, y uno de sus trabajos más celebrados. Se estrenó con un rotundo éxito el 15 de diciembre de 1893 por la Filarmónica de Nueva York, dirigida por Anton Seidl; los asistentes rompieron en aplausos desde la conclusión del primer movimiento, y así aplaudieron al término de cada uno de los tres restantes.

Buscador de Podcasts

Felinos

Revista del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar


¡Conviértete en un Algarabiadicto! Suscríbete a nuestro newsletter y recibe información exclusiva.