¿Qué onda con los husos horarios? – Algarabía
Sin categoría

¿Qué onda con los husos horarios?

¿Por qué mientras en algunos estados del centro de nuestro país ya cayó la noche, en otros del norte apenas están disfrutando el brillante

Sabemos que por la forma y el movimiento de rotación de la Tierra el Sol no cubre toda la superficie terrestre; por eso, mientras en México atardece, en Francia, por ejemplo, ya están durmiendo y en China ya empieza el siguiente día.

s37-ciencia-entrada

Durante mucho tiempo no hubo algo que regulara la hora exacta de cada región, pues ésta se calculaba «al momento» con base en la trayectoria del Sol. Sin embargo, con la invención del ferrocarril
 y el telégrafo, surgió la necesidad de unificar un criterio para establecer la hora de cada país,
 ya que con estos nuevos medios de transporte 
y comunicación —que permitían un enlace más rápido entre dos puntos lejanos— se volvió indispensable contar con una «hora exacta» local.

Los antiguos egipcios, por ejemplo, desarrollaron relojes de agua con los que podían calcular la hora incluso por la noche.

El primer intento se dio por parte de la compañías ferrocarrileras británicas que tomaron la hora de Greenwich como referencia y establecieron el Railway Time —‘hora del ferrocarril’—; más tarde toda Gran Bretaña la adoptó como «hora oficial».

Un «giro» de 360 grados

En 1876 el canadiense sir Sanford Fleming, para evitar confusiones, propuso dividir los 360° grados de la circunferencia de la Tierra entre las 24 horas del día, lo que resultó en 24 secciones de 15° cada una. A estas secciones les asignó un meridiano de referencia —a partir del cual se sumaban o restaban horas, dependiendo del momento en que el sol alcanzara su cenit en cada zona.

s37-ciencia-husos-horarios

Pero aquél sistema no se estableció sino hasta 1884, cuando se celebró la Conferencia del Meridiano en Washington —por sugerencia del presidente estadounidense Chester Arthur—, donde se determinó que el primer meridiano —a partir de entonces llamado 0°—, sería el que atraviesa el observatorio de Greenwich, a partir de la posición del sol al mediodía.

En términos astronómicos, el cenit es la intersección de la vertical de un lugar con la esfera celeste, por encima de la cabeza del observador.

Antes, a la hora que marcaba ese meridiano se le conoció como el Greenwich Mean Time —gmt—; Tiempo Medio de Greenwich; pero en 1972 se sustituyó por el Universal Coordinated Time —utc— Tiempo Universal Coordinado, que es mucho más preciso pues está calculado, no sólo por hora del mediodía en Greenwich, sino por más de 70 relojes atómicos —repartidos alrededor del mundo— con los que se ajustan las inconsistencias de tiempo que tiene la rotación de la Tierra.

A propósito, ¿es fácil medir el tiempo?

La verdadera «línea del Tiempo»

A partir del meridiano 0°, el conteo de grados se realiza en dirección al Este. La Tierra gira de Oeste a Este; así, los habitantes del hemisferio oriental reciben primero la luz solar y a partir de ahí el día transcurre para el resto del mundo.

Al Oeste del meridiano de Greenwich se retrasa una hora por cada huso horario y hacia el Este se adelanta una. Su contra meridiano, de longitud de 180°, es la Línea Internacional de Cambio de Fecha, donde, como su nombre lo indica, cambia el día. Si se cruza la línea hacia el Oeste, es ayer; si se cruza hacia el Este, es mañana.

En la actualidad hay más de 39 zonas horarias —no 24 como se propuso en origen— y su organización depende de varios factores, como los límites, acuerdos internacionales y la extensión territorial de los países.

Más que «líneas rectas», los husos horarios son en realidad trazos desiguales que responden a las necesidades políticas y comerciales de cada región.

En Rusia, por ejemplo, hay nueve zonas horarias distintas debido al amplio territorio de Oriente a Poniente; le siguen ee. uu. y Canadá con seis husos cada uno. Hay casos especiales como el de Groenlandia —con más de dos millones de kilómetros cuadrados que abarcan hasta cinco zonas— cuyo horario se rige sólo por una —utc-3—. Esto es así porque a pesar de contar con tanto territorio su población es mínima
 y la mayoría se ubica en la costas.

Mucho tiempo y poco espacio

Los territorios más pequeños también tienen muchas complicaciones. Por ejemplo, Kiribati —un archipiélago de 33 atolones que se encuentra en la Línea Internacional del Cambio de Fecha— abarca tres zonas horarias distintas y durante mucho tiempo este país tuvo que lidiar con «vivir» en dos días a la vez. Esta situación se solucionó en 1994 cuando se añadieron dos husos horarios más —utc+13 y utc+14—. Para hacer este ajuste se eliminó un día: saltando del 30 de diciembre de 1994 al 1 de enero de 1995.

En este país se ubica la isla Kiritimati, la primera zona en recibir el Año Nuevo en el mundo. Pero también tiene dos territorios cuyo día termina al último de todos: Niue, a la altura de Nueva Zelanda y la Samoa Americana, ambas ubicadas en la zona horaria —utc−11—: 25 horas atrás que Kiritimati.

Mientras en el meridiano 0° es mediodía, en el meridiano 180°es medianoche

La Antártida es otro caso especial pues, en 
teoría —y al estar en el Polo Sur— en ella 
confluyen todas las zonas horarias; pero al
 ser un territorio sin gobierno oficial y casi
 deshabitado, en toda la isla la «hora estándar» 
corresponde a la de Greenwich, sin importar
 la zona en la que uno se ubique, sin incluir las 
bases científicas de cada país. En ese caso se usa la hora del país de origen o de la base Amundsen-Scott, la cual se rige por el horario de Nueva Zelanda —utc+12— y que cuenta con un aeropuerto que recibe la mayoría de los suministros.

En México, hasta 2014 se contaba con tres zonas horarias:
La del Centro, que corresponde al meridiano 90°—utc−6
La del Pacifico, meridiano 105°—utc−7—
Y la del noreste, meridiano 120°.
Sin embargo, en diciembre de ese mismo años se agregó el tiempo del Sureste tras agregar a Quintana Roo a la utc−5 y eximirlo del llamado «horario de verano».

¿Quieres conocer los husos horarios que corresponden a cada territorio en el mundo? Consulta Algarabía 127.

También te puede interesar:

¿Cuánto tiempo duran las cosas?
Los poderes secretos del tiempo
La cuarta dimensión
Tiempo y lenguaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hot Sale

PUROS NÚMEROS

Revista del mes

Libro del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar