Ptolomeo, la astronomía y la cartografía – Algarabía
Sin categoría

Ptolomeo, la astronomía y la cartografía

A Ptolomeo se le conoce como el último gran astrónomo de la antigüedad. Y aunque su figura resulta indispensable para entender el desarrollo de ciencias como las matemáticas, la astronomía o la geografía, poco se sabe de su vida privada o de sus orígenes.

Los datos existentes son todos aproximados: nació en Tolemaida Hermia —Alto Egipto— alrededor del año 85, pero hay algunos historiadores que sitúan su nacimiento en el año 100. Descendiente de ciudadanos griegos, pasó la mayor parte de su vida en la ciudad de Alejandría, donde fue alumno del matemático Theon de Esmirna y profundo admirador de los trabajos de Hiparco de Nicea, uno de los primeros astrónomos en aplicar un método científico al estudio de los astros.

Aportaciones astronómicas

El mayor legado de Ptolomeo fue la recopilación en un extenso tratado de todos los conocimientos astronómicos
 de su época. Partiendo de las deducciones que Hiparco de Nicea había hecho casi 200 años antes, Ptolomeo escribió
 el Almagesto, la obra más completa realizada hasta entonces sobre astronomía. Redactada en griego y titulada inicialmente Hè Megalè SintaxisEl gran tratado—, fue traducida luego al árabe bajo el nombre de Al-Majisti. A nosotros nos ha llegado como Almagesto, debido a la traducción latina realizada por Gerardo de Cremona en el siglo xii.

s16-ciencia-claudius_ptolemaeus

En esta obra, el autor presenta su teoría geocéntrica del cosmos —que coloca a la Tierra como centro del universo—, que se mantuvo vigente durante 1 400 años, hasta que Nicolás Copérnico la rebatió en el siglo xvi, proponiendo 
en su lugar la teoría heliocéntrica —el Sol como centro del sistema solar—, que posteriormente reforzaron y ampliaron Galileo Galilei y Johannes Kepler, que es por la que nos regimos en la actualidad.

El Almagesto está compuesto por trece libros en los que se detalla la teoría de que el Sol, la Luna y los planetas giran 
en torno a la Tierra. La obra incluye también la catalogación de más de mil estrellas y 48 constelaciones, además de describir con extraordinaria precisión la posición de los astros.

s16-ciencia-almagesto

El astrónomo egipcio intenta racionalizar lo aparente sin analizar las causas, chocando así frontalmente con la física aristotélica. De hecho, él mismo asegura que sus conclusiones no pretenden profundizar en el estudio de la realidad, sino que son meros métodos de cálculo. Así pues, a pesar de que la teoría ptolemaica es insostenible porque parte de una suposición falsa, es coherente desde un punto de vista matemático. En cualquier caso, los incesantes intentos de Ptolomeo por sostener científicamente la mecánica de los astros cambiaron radicalmente la visión que sus contemporáneos tenían del universo.

La teoría geocéntrica —la Tierra como centro del universo— fue aceptada durante mil años.

La idea de la Tierra como centro del universo se impuso con fuerza en las sociedades de la época y esquivó toda crítica durante catorce siglos. Esta solidez casi dogmática tiene su explicación en el hecho de que la teoría geocéntrica encajó a la perfección durante más de mil años con la ideología de las diferentes comunidades religiosas y, muy especialmente, con la cristiana.

Otra contribución capital de Ptolomeo al mundo de la ciencia fue el desarrollo de la trigonometría, rama de las matemáticas creada por Hiparco. Para llevar a cabo algunos de los cálculos astronómicos descritos en el Almagesto, Ptolomeo ideó una tabla de cuerdas con ángulos que se incrementaban de 0 a 180 grados. A lo largo de su obra explica cómo utilizar la tabla para calcular los elementos desconocidos de 
un triángulo a partir de los conocidos. Además, expuso el teorema que lleva su nombre, relativo al cuadrilátero inscrito en una circunferencia.

Estudios cartográficos

La geografía, como la entendían en la
 antigüedad, consistía básicamente en 
medir las longitudes y las latitudes para 
trasladarlas posteriormente a un mapa,
 es decir, lo que se conoce en la actualidad
 como cartografía. Ptolomeo compiló las 
teorías sobre geografía que empezó Marino de 
Tiros —siglo ii— y añadió nuevas en otra de sus 
grandes obras: Geografike HyfegesisGeografía.—
 Compuesto por ocho libros, un mapamundi y 26 
mapas, y utilizando el sistema de las coordenadas
 geográficas, este trabajo contiene explicaciones sobre los principios fundamentales para la realización de mapas.

s16-ciencia-primer_atlas

A pesar de que la imagen que tenía el astrónomo egipcio de
 las tierras lejanas roza lo fantástico, los diversos mapas que realizó de la costa mediterránea reafirman la precisión de sus fuentes, que eran, sobre todo, los mapas militares del Imperio Romano. Además, Ptolomeo definió la Tierra como una esfera y la dividió en 360 grados, de cuya subdivisión obtuvo los minutos y de éstos los segundos.

Ptolomeo definía a la Tierra como una esfera a la cual dividió en 360 grados.

Pero al margen de estos avances, en Geografía también hay errores graves, como el cálculo de la circunferencia de la Tierra, que cifra entre 25,000 y 30,000 kilómetros, cuando en realidad es de 40,076 kilómetros en el Ecuador. Esta obra, al igual que el Almagesto, también tuvo gran influencia hasta bien entrada la Edad Media. De hecho, Cristóbal Colón, al basarse en los erróneos cálculos sobre la circunferencia terrestre de Ptolomeo, preparó su viaje a las Indias por el Oeste, suponiendo que se encontraba más cerca de aquellas tierras de lo que en realidad estaba.

Ptolomeo calculó la circunferencia de la Tierra entre 25,000 y 30,000 km, pero ahora sabemos que la medida real es de 40,076 kilómetros.

La Escuela de Alejandría

Desde su fundación por Alejandro Magno en 331 a.C., la ciudad de Alejandría se convirtió en un importante centro económico, comercial, administrativo e intelectual, que atrajo a grandes pensadores y filósofos.

Gracias al ansia de conocimiento del rey Ptolomeo i Sóter (362-283 a.C.) —a quien se atribuye el encargo de la construcción del faro de Alejandría, a finales del siglo iii a.C.—, se creó en aquella ciudad un centro de investigación al que se llamó Museo, cuyas funciones serían equiparables a las de una universidad moderna.

s16-ciencia-sistema-de-ptolomeo

El complejo contaba con grandes edificios, jardines, colecciones de animales y plantas y, por supuesto, su famosa biblioteca, cuya misión era la de albergar una copia de todas las obras griegas, o traducidas al griego, escritas hasta ese momento.

Al Museo llegaban pensadores e investigadores de todo el mundo conocido, ya que para los hombres de ciencia era un punto de encuentro que les permitía acceder a una amplia colección de instrumentos de investigación. De esta manera, aquel hervidero de ideas y sabiduría acabó constituyendo la histórica Escuela de Alejandría.

Si quieres conocer más sobre Ptolomeo y sus aportaciones a la astronomía, la cartografía y la Escuela de Alejandría, consulta Algarabía 56.

One thought on “Ptolomeo, la astronomía y la cartografía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Hot Sale

PUROS NÚMEROS

Revista del mes

Libro del mes

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar