El calendario republicano francés
Causas y azares Te recomendamos leer

El calendario republicano francés

«En este lugar y en este día empieza una nueva época de la historia del mundo.»
Johann Wolfgang von Goethe

LA VERDAD ES QUE LA REVOLUCIÓN FRANCESA NO COMENZÓ EL DÍA DE QUE TAN BIEN SE EXPRESA GOETHE, CUANDO LA TURBA PARISINA TOMÓ LA BASTILLA— SÍMBOLO COERCITIVO DE LA MONARQUÍA—, SINO DESDE TIEMPO ATRÁS.

Cuando Louis XVI se vio obligado a tomar en cuenta los cahiers de deléance —cuadernos de quejas— y aceptar que se discutirían entre miembros del clérigo, la nobleza y el tercer estado en los Estados Generales, los aires de laIlustración ya estaban fraguando cambios irreversibles en la historia. Después de la toma de la Bastilla, de la creación de las milicias urbanas y la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, Francia fue convirtiéndose en una monarquía constitucional donde el rey estaba limitado por la división de poderes liberalista. Mientras tanto, los nobles exiliados en Prusia y los alarmados monarcas absolutistas europeos reunieron un disciplinado y poderoso ejército para combatir la Revolución, al mando del general Charles François Dumouriez. El 20 de septiembre de 1792 en Valmy, al este de París, Dumouriezen frentó al maltrecho ejército republicano y, en contra de lo esperado, fue derrotado.

El día 21, la Asamblea Constituyente abolió la monarquía y el 22, nació la Primera República Francesa. Por esta fecha se decidió la creación de un nuevo calendario, conocido como calendario republicano o revolucionario, para suprimir de una vez por todas lo tradicional y lo que recordara al ancien régime, así como el calendario cristiano, que se oponía completamente al culto revolucionario e ilustrado a la Razón. Habría de empezarse desde cero. De la misma corriente de pensamiento surgió la creación del Sistema Métrico Decimal.

El primer día correspondería al primer día de la República: 22 de septiembre de 1792. Sin embargo, el nuevo calendario tomó valor jurídico exactamente un año después, por lo que realmente nunca hubo un año I, sino que fue aplicado a partir del 24 de octubre de 1793. La creación del calendario revolucionario se debe al matemático Gilbert Romme y los astrónomos Lalande, Delambre y Laplace. Pero el poeta Philippe François Nazaire Fabre —conocido como Fabre d’Églantine—se considera su verdadero progenitor, ya que él fue quien bautizó los meses y los días. Curiosamente, d’Énglantinemurió guillotinado el 17 de Germinal, año II —6 de abril de 1794— junto al líder revolucionario Georges Jacques porque no había podido terminar un poema, le dijo: «No te preocupes, dentro de una semana habrás hecho miles de versos».

El año republicano está compuesto de doce meses de treinta días cada uno, seguidos de cinco o seis días complementarios: los Sans-Culottides —llamados así por los Sans-Culottes, que literalmente significa «descamisados».

Cada mes está compuesto de tres décadas y cada década—semana— de diez días: primidi, duodi, tridi, quartidi, quintidi, sextidi, septidi, octidi, nonidi y decadi, y los meses se dividen en cuatro grupos de tres por cada estación del año y comparten la terminación entre ellos.

  • Los meses de otoño son: Vendémiaire —Vendimiario, mes de las vendimias—, Brumaire —Brumario, mes de las brumas— y Frimaire —Frimario, mes del frío.
  • Los de invierno son: Nivôse —Nivoso, mes de la nieve—, Pluviôse —Pluvioso, mes de la lluvia—y Ventôse —Ventoso, mes del viento.
  • Los de primavera son: Germinal —Germinal, mes de la germinación—, Floréal —Floreal, mes de las flores— y Prairial —Prerial, mes de las praderas.
  • Y por último, los de verano son: Messidor —Mesidor, mes de las cosechas—, Thermidor —Termidor, mes del calor— y Fructidor —Fructidor, mes de las frutas.

El primer día del año I correspondía al equinoccio de otoño del Hemisferio Norte, por lo que el primero de Vendémiaire no siempre corresponde al 22 de septiembre. Los días complementarios o Sans-Culottides —días feriados para terminar el año y completar 365 o 366— son: la Fiesta de la Virtud, la Fiesta del Genio, la Fiesta del Trabajo, la Fiesta de la Opinión, la Fiesta de las Recompensas y la Fiesta de la Revolución. Y laicos como eran los revolucionarios, rechazaron el santoral y dedicaron cada uno de los días del año a un animal, planta o herramienta agrícola. Los nombres de los meses y los días fueron reconocidos oficialmente por un decreto del 4 de Frimario, año II —24 de noviembre de 1793.

La Revolución terminó el 18 de Brumario, año VII —9 de noviembre de 1799— con el golpe de estado del general Napoléon Bonaparte y el calendario terminó, a su vez, el 10 de Nivoso, año XIV —31 de diciembre de 1805—,cuando Bonaparte se convirtió en Napoléon I emperador de los franceses, rompiendo así con los ideales laicos y republicanos de la Revolución.

El calendario republicano fue temporalmente resucitado durante la Comuna de París de 1871 —acaecida en los meses de Germinal a Prerial, año LXXIX—, en la que los ideales originales del movimiento de 1789 desataron una sangrienta revuelta después de la derrota humillante de Francia ante Prusia y la caída del Segundo Imperio de Napoléon III.

Aunque quizá la verdadera razón por la que se dejó de utilizar era que en vez de descansar cuatro veces al mes, cada domingo, la gente descansaba sólo tres, cada decadi.

Revista del mes

Buscador de Podcasts

Origen de los días de la semana

Visita Algarabía niños

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar

Crea y personaliza