Arte estridentista
Algarabía

Arte estridentista

El estridentismo emergió de una sociedad aún desorganizada por la Revolución mexicana.

esultado de los cambios sociales y económicos de la época, Europa y América vieron nacer a las vanguardias, y México no fue la excepción.

El estridentismo emergió de una sociedad aún desorganizada por la Revolución mexicana; la inconformidad y el duelo eran comunes luego de algunos años en conflicto. Las vanguardias artísticas comenzaban a tener relevancia más allá del viejo continente, y en poco tiempo los intelectuales mexicanos crearon una vanguardia propia.

Manuel Maples Arce fue el líder del movimiento y se sumó a la tendencia vanguardista al publicar en 1921 el manifiesto llamado Actual no. 1 donde explicaba qué era el estridentismo y cuáles eran sus ideales; la urbe, el mecanicismo y la exaltación del nuevo siglo.

La corriente fue iniciada por literatos y escritores de la época, pero pronto varios artistas plásticos se unieron.

Su presencia en varias ciudades fue notable, pero el caso de Xalapa, capital de Veracruz, fue particular, ya que fue adoptada por los militantes del grupo para rebautizarla como «Estridentópolis».

Iluminaciones subversivas

El manifiesto de Maples Arce exponía varias «iluminaciones subversivas» como argumentos de sus postulados. Retomó a Marinetti, Guillermo de Torre, Lasso de la Vega y otros vanguardistas para mostrar su interés por «perpetuar su crimen».

Germán List Arzubide, Salvador Gallardo, Arqueles Vela y Miguel Aguillón Guzmán fueron los escritores principales que militaron en el grupo. A ellos se sumaron varios más, volviéndose una de las corrientes literarias mexicanas más importantes.

Sus primeras manifestaciones fueron poemas, relatos y burlas que convocaban a una revolución poética a través de la exaltación del maquinismo del nuevo siglo; locomotoras, puentes, fábricas, muelles, trasatlánticos, en un intento de expresar la belleza del nuevo mundo.

Maples Arce y Arqueles Vela publicaron un periódico mural en 1992 llamado Actual, así también dos revistas: Irradiador de 1925 y Horizonte, de 1926, subtitulada Revista Mensual de Actividad Contemporánea, bajo la dirección de List Arzubide y la participación de varios artistas plásticos.

En 1927 Arzubide publicó El movimiento estridentista y el conjunto de poemas El viajero en el vértice, un tríptico en el cual se describe a la ciudad como síntesis de la vida moderna, veloz, ruidosa y mecanicista. También en este año Maples Arce publicó Poemas interdictos:

«Locomotoras, gritos, arsenales, telégrafos. El amor y la vida son hoy sindicalistas, y todo se dilata en círculos concéntricos.»

Prisma de Maples Arce

Estética metrópolis

La presencia de pintores, grabadores y caricaturistas en el estridentismo fue de gran relevancia para esta vanguardia. Los literatos escribían y los artistas plásticos colaboraban con experimentos visuales sobre estos.

«Estridentópolis» fue, una vez más, el lugar donde emergió todo; una especie de laboratorio donde Maples Arce, Arzubide y demás escritores preparaban la revista Horizonte, mientras Ramón Alva del Canal la ilustraba.

A él se le sumaron Fermín Revueltas; Leopoldo Méndez y Germán Cueto. Los valores estéticos recordaban los ideales del movimiento; la urbe, las máquinas, el porvenir, la belleza del nuevo siglo y la tecnología del futuro.

Revista del mes

Buscador de Podcasts

Origen de los días de la semana

Visita Algarabía niños

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar

Crea y personaliza