México visto por extranjeros - Algarabía
Ideas Te recomendamos leer

México visto por extranjeros

Aquí enlistamos algunas situaciones que jóvenes de otras culturas observaron durante su estancia como estudiantes en la Ciudad de México.

No son buenas ni malas, simplemente son costumbres ajenas a las personas de otras nacionalidades. Cabe mencionar que en esta encuesta la mayoría de los jóvenes provenían de Canadá y muchos de ellos de pequeñas ciudades, por lo que saberse extranjero en una metrópoli del tamaño de ésta no debe ser sencillo y puede estremecer al espíritu más recio.

Algunas nos parecerán tan comunes a los mexicanos que resulta incomprensible que les sean extrañas a otras personas, pero no cabe duda de que lo mismo sentiríamos si viajáramos a un pintoresco pueblito en las montañas de Canadá y compartiéramos sus costumbres. Acá dejamos las más representativas:

Los mexicanos son muy aseados y usan mucho gel.

Si necesitas comprar gomas para limpiaparabrisas, el mejor lugar para conseguirlas es al lado de la calle.

Hay 31 topes entre mi casa y mi trabajo.

Te dejarán plantado, cuenta con ello.

Si alguien habla de «tu casa», en realidad está hablando de su propia casa. «Mi casa es tu casa» es un gesto de amabilidad.

Los bancos estarán atascados los días 1 y 15 de cada mes.

Hay más gente en la calle cuando es de noche.

El servicio a clientes… ¿cuál «servicio a clientes»?

Podrías ver vacas delante de tu jardín.

La caca de perro es una constante.

Tienes que darle propina a alguien todos los días.

Si llegas a tiempo, es temprano.

Nunca digas: «Siga ese taxi» —porque hay miles—.

Los perros funcionan como alarma de casa.

Un préstamo de dinero a un amigo debe ser visto como un regalo.

También te pueden servir estómago en una tortilla.

Puedes comprar prácticamente cualquier cosa en las banquetas.

La luz puede irse sin razón aparente.

El mapa de la ciudad tiene más de 400 páginas.

Si pides direcciones, es muy probable que nadie sepa orientarte.

Todo queda «todo derecho» si pides direcciones.

Nadie te dejará mensajes en tu contestadora.

Nada termina a tiempo.

Puedes conseguir imitaciones o falsificaciones de prácticamente cualquier cosa.

Las tiendas contratan a chicas para que bailen y promocionen sus productos.

Puedes mirar futbol las 24 horas del día.

Si no sabes qué es… ¡No te lo comas!

El significado de «ahora mismo» quiere decir «cualquier momento en el futuro».

Pueden ofrecerte casi cualquier tipo de «agua de frutas.»

Existen muchos tipos de mole —salsa típica—. Toma tiempo encontrar el que más te guste.

La pizza tiene muy poca salsa…. si es que tiene.

Espero que te guste la mayonesa, tu sándwich estará lleno de ella.

Puedes comprar una mazorca de maíz al vapor con mayonesa y chile en polvo.

El pastel puede contener leche ¡Y es riquísimo!

Los cacahuates japoneses no son realmente de Japón, ¿o sí?

En las cantinas te traen comida gratis —la botana— mientras estás tomando.

Le ponen limón a todo.

No hay buen café. Aunque en Chiapas y Veracruz producen café de clase mundial, casi todo mundo bebe Nescafé o café del Oxxo.

Los insectos pueden comerse… vivos.

La pizza es 2×1 los martes y el cine es 2×1 los miércoles.

Parar cuando está la luz roja del semáforo es opcional.

Puedes encontrar baches lo suficientemente grandes como para tragarse tu auto en cualquier momento.

Nadie camina en las banquetas, sino en la calle, pues éstas están rotas u ocupadas por un restaurante o un coche.

El pavimento disparejo es una constante.

La mejor manera de estacionar tu auto es en reversa.

Las alarmas de los coches son ignoradas. Siempre.

Si necesitas cambiarte de carril, puedes sacar el brazo por la ventana y el otro conductor está obligado a darte el paso.

El estacionamiento nunca es gratis.

El espacio personal no existe.

Puedes encontrar tránsito en lugares inusuales, de hecho, es muy probable que policías de tránsito lo estén desviando o más bien generando.

En cada estacionamiento alguien te preguntará si quieres que laven tu coche, lo necesite o no.

Se pueden robar los espejos laterales de cualquier coche.

Habrá alguien intentando darte propaganda cuando pases un tope.

Todos tienen teléfono celular.

El tronco de los árboles debe pintarse de blanco… parece que tiene que ver con los bichos.

Te pueden dar un recibo por el papel higiénico al usar un baño público.

Hay que saludarse y despedirse para todo; si no lo haces, te hacen sentir como si no tuvieras educación.

Los bebés deben estar bien abrigados todo el tiempo.

Las personas que recogen la basura se sientan en la parte trasera del camión y ahí separan la basura.

Hay que acostumbrarse a los abrazos muy largos y en público.

Cualquier excusa sirve para organizar fiestas que involucran a toda la familia.

Ninguna tienda —puesto o taxista— tiene cambio nunca.

No dejan que los niños consuman bebidas frías porque «podrían enfermarse».

Walmart tiene pasillo de licores.

Preguntar cuánto tiempo tomará llegar a un lugar es considerado una pregunta estúpida.

Existe sólo una empresa que vende gasolina; no hay competencia.

Pintan las líneas de las calles a mano.

Las palomitas para ver una película deben estar acompañadas con salsa picante.

Debes lavar tu coche todos los días, como todos los demás.

Puedes hacer prácticamente cualquier cosa en tu coche si pones las intermitentes.

Las glorietas son peligrosas, podrías atascarte todo el día en una.

Nunca parecen importar los monopolios ni los incendios forestales, a menos que amenacen a alguna población.

Revista del mes

Buscador de Podcasts

Origen de los días de la semana

Visita Algarabía niños

Crea y personaliza

¡Curiosidades!

Suscríbete a algarabía niños

Visita Algarabía para recordar


¡Conviértete en un Algarabiadicto! Suscríbete a nuestro newsletter y recibe información exclusiva.