X
Trivia

Anecdotario del quehacer cinematográfico

«El cine es magia», así nada más.

Los amantes del séptimo arte sabemos que el cine es una gran mentira: hermosa e hipnótica, pero una gran mentira que, como toda buena ficción, requiere de ciertos trucos y artificios —casi siempre inadvertidos— para fascinar al espectador sediento de historias.

Para lograr que «la magia del cine» haga
 su efecto, es necesaria una extenuante preparación que busca no dejar un solo cabo suelto en todos los elementos que conforman una película.

Sin embargo, siempre está presente un elemento capaz de boicotear todo, dando una nueva identidad a la cinta: el factor humano.

He aquí un breve recuento de datos que surgieron de improviso durante el rodaje de varias películas: desde caprichos de directores en el set, hasta elementos no planeados que no sólo quedaron en las cintas, sino que justo les dieron su peculiaridad.

«El cine no es un trozo de vida, sino un pedazo de pastel». —Alfred Hitchcock

Por experiencia propia aseguramos que estar en un set de filmación es una locura: pasan cosas tan impredecibles —por más que se planeen y se preparen infinidad de detalles— que no queda más que usarlas a favor de la película para que usted, desde su asiento, disfrute de la función. ¿Cámara?: ¡acción!

Para mayor realismo

s42-trivia-caballo

  • En la ya clásica cinta de The GodfatherEl Padrino— (1972), cuando Jack Woltz —interpretado por John Marley—, encuentra la cabeza de caballo en su cama,
 el grito y la expresión de terror fue completamente natural: Francis Ford Coppola ordenó cambiar la cabeza de utilería que se usó en los ensayos por una real, recién salida de una fábrica de comida para perro.
  • Para Charlie and the Chocolate FactoryCharlie y la fábrica de chocolate— (2005) Tim Burton pidió que se entrenara a 40 ardillas que cascaran nueces en lugar de usar animaciones generadas por computadora.
  • La primera pelea entre Edward Norton y Brad Pitt en Fight ClubEl club de la pelea, David Fincher— (1999) fue real. Fincher pidió a Norton que golpeara a Pitt sin aviso alguno. Ante la sorpresa de Brad, Edward no pudo evitar reírse. Y así quedó en la cinta.
  • En The Usual Suspects —Sospechosos comunes, Bryan Singer— (1995) la escena más recordada y significativa —donde se presenta a los personajes para ser identificados— las risas de los protagonistas son reales, pues Benicio del Toro no paraba de emitir flatulencias durante la toma.
  • Para Taxi Driver —Martin Scorsese— (1976) 
Robert De Niro manejó taxis por todo Nueva York durante un mes para «adaptarse al personaje» de Travis: «Are you talking to me?».

En Alien (1979) el grito de terror —y la consternación de la tripulación— cuando sale el pequeño alien del pecho de John Hurt, es auténtico: Ridley Scott jamás le avisó al resto de los actores que así sería la escena.

  • El terror y la sorpresa de los niños en Jurassic ParkParque jurásico, Steven Spielberg— (1993) cuando el T-Rex atraviesa el domo del Jeep, fue mayor entre el equipo de producción, pues no estaba planeado que el robot bajara de más rompiendo el acrílico y cayera sobre los jóvenes actores.
  • Leonardo DiCaprio se cortó una mano con una copa durante una toma de Django UnchainedDjango sin cadenas— (2012), pero él continuó con su actuación pese a sangrar copiosamente. Quentin Tarantino no detuvo la escena y así quedó en el metraje final.
  • Stanley Kubrick fue un director que, de tan exigente, fue acusado de agresivo y sádico por los actores. Para The ShiningEl resplandor— (1980) Kubrick siempre se portó hosco con la actriz Shelley Duvall —incluso llegó
 a humillarla frente al resto del equipo—, para lograr 
la angustia y el sufrimiento que su personaje debía transmitir. Sólo la escena donde Jack Nicholson rompe 
la puerta, Kubrick la hizo repetir 157 veces, hasta que el grito de Duvall fuera de auténtico terror. Esto requirió de 60 puertas y tres días continuos de filmación.
  • En la segunda entrega de The Lord of the Rings: The Two TowersEl Señor de los Anillos: Las dos torres, Peter Jackson— (2002), Viggo Mortensen, en su papel de Aragorn, soltó una patada a un yelmo metálico que se encontraba anclado al piso, para después exclamar un doloroso grito y caer de rodillas. La emoción fue real porque el actor se fracturó un dedo del pie.

s42-trivia-alien

Para entrar en personaje

  • Inspirado en el comportamiento de Charles Manson, Anthony Hopkins, para su papel de Hannibal Lecter en The Silence of the LambsEl silencio de los inocentes, Jonathan Demme— (1991), no parpadea una sola vez. Por su parte, Arnold Schwarzenegger para Terminator —James Cameron— (1984) tampoco parpadea en ninguna escena pues interpretaba a un robot.
  • Malcolm McDowell, quien dio vida a Alex DeLarge en A Clockwork OrangeLa naranja mecánica— (1971), empezó a cantar Singing in the rain —pues era la única canción que se sabía— cuando Stanley Kubrick le pidió que cantara algo en las escenas violentas. A Kubrick le encantó el resultado y de inmediato se encargó de comprar los derechos de reproducción.

Sin embargo, Gene Kelly, intérprete de la canción original, siempre repudió que esa canción se usara para una violación.

  • Heath Ledger tuvo como principal inspiración al personaje de Alex DeLarge para crear su memorable caracterización del Guasón en The Dark KnightBatman: El Caballero de la noche, Christopher Nolan— (2008).

Datos para sorprender a cinéfilos

  • The Blair Witch ProjectEl proyecto de la bruja de Blair, Myrick, Sánchez— (1999) fue la primera cinta de 
muy bajo presupuesto —22 mil dólares—, en generar ganancias de más de 248 millones de dólares. Luego otras películas de este género —bautizado como found footage— repitieron la hazaña, como Paranormal ActivityActividad paranormal, Oren Peli— (2007) que, de costar 15 mil dólares, logró recaudar 210 millones en taquilla.
  • La duración de la cinta Titanic —James Cameron—
(1997) es igual al tiempo que tardó ese barco en hundirse: 3 horas con 14 minutos.
  • Para la reciente entrega de The
 Jungle BookEl libro de la selva,
 Jon Favreau— (2016) no se empleó
 un sólo animal ni set real: todo
 fue filmado en un estudio de Los Ángeles y todos los personajes fueron generados por computadora, salvo Mowgli, interpretado por Neel Sethi. Cada fotograma de la cinta tardó 80 horas de trabajo. Para procesarla digitalmente se tuvo que usar 
la red de Google Cloud, que 
cuenta con miles de servidores interconectados.

¿Quieres conocer más? Abre tu revista Algarabía 142 y sabrás.

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE