¿Quién fue?

Nelson Mandela

«Lo que cuenta en la vida no es el simple hecho de vivirla. Es la diferencia que hemos hecho en la vida de los demás lo que determinará el significado de la vida que llevamos.»

«Lo que cuenta en la vida no es el simple hecho de vivirla. Es la diferencia que hemos hecho en la vida de los demás lo que determinará el significado de la vida que llevamos.»

Mandela nació bajo el nombre de Rolihlahla Mandela en Mvezo, Transkei, dentro del clan Madiba, el 18 de julio de 1918, y desde muy joven supo que tenía que contribuir de alguna manera con su pueblo y su gente: como su padre, quien era consejero del rey interino de los thembu, Jongintaba Dalindyebo, murió cuando él era aún muy joven, se convirtió en guardián de éste en el Gran Palacio de Mqhekezweni, donde escuchaba historias acerca del gran valor de sus ancestros que lucharon durante las guerras de resistencia y esto le inspiró para poner su propio granito de arena en la lucha por la libertad de su pueblo.

Fue durante la primaria en Qunu que su maestra le dio el nombre de Nelson, según la costumbre de dar a todos los alumnos nombres «cristianos».

Mandela comenzó una licenciatura en artes en la Universidad de Fort Hare, la cual no terminó puesto que lo expulsaron por formar parte de un protesta estudiantil. Sin embargo, pudo completarla en la Universidad de Sudáfrica. Después de algún tiempo, regresó a Fort Hare para su graduación.

Cuando regresó al Gran Palacio en Mqhekezweni, el rey estaba furioso y le advirtió que si no se quedaba arreglaría matrimonios para él y para su primo Justice, por lo que ambos jóvenes huyeron a Johannesburgo en 1941, donde trabajó como oficial de seguridad de minas y luego conoció a Walter Sisulu, un agente inmobiliario que le presentó a Lazar Sidelski, un abogado para cuyo bufete trabajó escribiendo artículos.

Mientras tanto, estudiaba para obtener un título en leyes en la Universidad de Witwatersrand; sin embargo, como no contaba con los recursos suficientes para costearse los estudios, tuvo que abandonarlos en 1948. Luego se matriculó en la Universidad de Londres, pero tampoco terminó allí.

Durante los meses finales de encarcelamiento, en 1989, obtuvo el mencionado título por la Universidad de Sudáfrica, graduándose in absentia en una ceremonia en Cape Town.

En 1944 se unió al Congreso Nacional Africano —cna— y ayudó a formar la Liga Juvenil del mismo. En ese mismo año, se casó con Evelyn Mase, una enfermera, prima de Sisulu, con quien tuvo cuatro hijos, una de las cuales murió de niña. Catorce años después, se divorciaron.

Mandela creció con su trabajo en la Liga Juvenil del cna —Congreso Nacional Africano— y mediante éste adoptó una política más radical basada en las masas: el llamado Programa de Acción.

En 1952 fue elegido voluntario en jefe nacional de la Campaña de Resistencia con Maulvi Cachalia como su suplente. Esta campaña de desobediencia civil que peleaba contra seis injustas leyes era un programa conjunto entre el cna y el Congreso Indígena Sudafricano. Mandela y otras 19 personas más fueron acusados de tomar parte en dicha campaña y sentenciados a nueve meses de trabajos forzados.

Durante ese mismo año, Mandela pudo ejercer la abogacía gracias a un diploma que le avalaba dos años de estudio de licenciatura. Así, junto con Oliver Tambo, abrió el primer despacho de abogados negros en Sudáfrica, Mandela & Tambo. Y fue también a finales de ese año que lo vetaron por vez primera: fue, precisamente por esto, que no podía hacer nada más que observar en silencio cómo el Acta Constitutiva de Libertad era adoptada en Kliptown, el 26 de junio de 1955.

Casi cinco meses después, el 5 de diciembre de 1955, fue arrestado en una redada nacional junto con otros 156 activistas. Esto llevó al Juicio por Traición de 1956. Hombres y mujeres de todas las razas se encontraron en el banquillo esperando el juicio que terminó cuando los últimos 28 acusados, incluido Mandela, fueron absueltos el 29 de marzo de 1961.

El 21 de marzo de 1960, la policía mató a 69 personas que protestaban —desarmadas— en Sharpeville contra las leyes que habían sido aprobadas. Esto llevó al primer estado de emergencia en el país y al veto del cna y del Congreso Panafricano. Mandela y sus compañeros del Juicio por Traición se encontraban entre los miles de detenidos durante el estado de emergencia. Durante el juicio, el 14 de junio de 1958, Mandela se casó con Winnie Madikizela, una trabajadora social. Tuvieron dos hijas, Zenani y Zindziswa.

Días antes del fin del Juicio, Mandela viajó a Pietermaritzburgo para hablar en la Conferencia All-in Africa, donde se resolvió que tendría que escribir al primer ministro, Verwoerd, para pedirle una convención nacional no racial y advertirle que, de no hacerlo, habría un golpe nacional contra la conversión a república de Sudáfrica. Tan pronto como él y sus compañeros fueron absueltos del Juicio, Mandela comenzó, en secreto, a planear un ataque nacional para el 29, 30 y 31 de marzo. Sin embargo, cara a una movilización masiva del estado de seguridad, el golpe fue cancelado. En junio de 1961, le pidieron encabezar el movimiento armado.

El 11 de enero de 1962, bajo el nombre de David Motsamayi, el líder salió secretamente de Sudáfrica.

Viajó por todo el continente, para después llegar a Inglaterra con el fin de conseguir apoyo para el movimiento armado. Recibió entrenamiento militar en Marruecos y Etiopía y regresó a Sudáfrica en julio de ese mismo año. Fue arrestado en un retén de policía en las afueras de Howick, en agosto, al regresar de KwaZulu-Natal, adonde había ido a informar al presidente del cna, Albert Luthuli, acerca de los resultados de su viaje.

Fue acusado por salir ilegalmente del país y por incitar a los trabajadores a sublevarse. Fue condenado y sentenciado a cinco años de prisión que empezaron en la cárcel local de Pretoria. En mayo de 1963 lo transfirieron a la Isla Robben, para luego regresar a Pretoria en junio. Durante ese mes, la policía irrumpió en un cuartel secreto de Rivonia que era usado por el cna y por los activistas del Partido Comunista. Muchos de sus compañeros fueron arrestados. Junto con ellos, Mandela fue enjuiciado por sabotaje en lo que se conoció después como el Juicio de Rivonia. En éste, enfrentaba la pena de muerte, y sus palabras al final de su célebre «Discurso desde el banquillo», el 20 de abril de 1964, fueron inmortalizadas:

He peleado contra la dominación blanca y he peleado contra la dominación negra. He anhelado el ideal democrático y de sociedad libre en donde todas las personas vivan juntas en armonía y con iguales oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir y espero llevar a cabo. Pero, de ser necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir.

En marzo de 1982, Mandela fue transferido a la cárcel de Pollsmoor, en Cape Town. Luego de una operación de próstata a la que se sometió, recibió la visita del ministro de justicia, Kobie Coetsee. Más tarde, Mandela propuso una reunión entre el gobierno del Apartheid y el cna.

En 1988 fue intervenido por una tuberculosis y fue transferido a una casa en la prisión Victor Verster, cerca de Paarl. Fue liberado el 11 de febrero de 1990, nueve días después de que le quitaran el veto al cna y al Congreso Panafricano y casi cuatro meses después de la liberación de los compañeros restantes en Rivonia. Durante su encarcelamiento había rechazado al menos tres ofertas de libertad condicional.

Mandela sostuvo conversaciones oficiales para terminar con el gobierno de minoría blanca y en 1991 fue elegido presidente del cna, remplazando a su amigo Oliver Tambo. Dos años después, en 1993, él y el presidente F.W. de Klerk ganaron el Premio Nobel de la Paz, y el 27 de abril de 1994 votó por primera vez en su vida.

El 10 de mayo de 1994 se convirtió en el primer presidente democráticamente elegido de Sudáfrica y, en su cumpleaños 80, se casó con su tercera esposa, Graça Machel.

Fiel a su promesa, renunció después de un año como presidente. Continuó su trabajo con la Fundación Infantil Nelson Mandela, que había fundado en 1995, y también estableció la Fundación Nelson Mandela y la Fundación Mandela-Rhodes.

Mandela nunca vaciló en su devoción por la democracia, igualdad y aprendizaje. A pesar de terribles provocaciones, nunca contestó racismo con racismo, y su vida ha sido una inspiración para todos los oprimidos y despojados, para todos los que se oponen a la opresión y al despojo.

Traducido y adaptado de The life & times of Nelson Mandela: Biography, en Nelson Mandela Foundation. Living the legacy: http://www.nelsonmandela.org/content/page/biography

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE