¿Quién fue?

León Trotski (1879-1940)

Lev Davidovich Bronstein nació en 1879, en Yanovka, Ucrania, cuando todavía era parte del Imperio Ruso.

Lev Davidovich Bronstein nació en 1879, en Yanovka, Ucrania, cuando todavía era parte del Imperio Ruso. Desde joven estuvo vinculado al movimiento marxista y la lucha obrera: su activismo político comenzó con la organización de la Liga Obrera del Sur de Rusia, y fue varias veces encarcelado y deportado a Siberia.
Además participó activamente en la revolución de 1917 al lado del Partido Bolchevique.

Cuando hubieron triunfado, a él se le nombró comisario de Asuntos Exteriores y de Guerra: creó el Ejército Rojo para hacer frente a la guerra civil. Luego, en 1919, junto con Lenin, Stalin, Lev Kamenev y Nicolás Krestnky, formó el Politburó del Comité Central del Partido Bolchevique Ruso —más tarde el Partido Comunista de la Unión Soviética—.

Lenin, antes de morir en 1924, lo designó como su sucesor; sin embargo, Stalin tomó posesión del liderazgo y expulsó a Trotski del Partido. Esto no quedó ahí, porque el dictador lo persiguió incansablemente a donde quiera que fuera por hacer públicas sus ideas de oposición hacia su régimen. Por ello, Trotski se exilió en Turquía, Francia, Noruega y, finalmente, en México en 1937 —Diego Rivera y Frida Kahlo intercedieron por él ante el entonces presidente Lázaro Cárdenas.

El lazo en nuestro país se dio por medio del Partido Comunista Mexicano y su secretario general, José Allen, que seguía fielmente los preceptos establecidos por los bolcheviques. Para entonces, la figura de Trotski era todo un emblema por su antagonismo con Stalin: así surgió el trotstkismo.

Todos sus partidarios alrededor del mundo buscaron darle asilo, pero el único gobierno que aceptó fue el de Cárdenas. Así, todo se arregló para que Trotski llegara el 9 de enero de 1937 y se hospedara en la casa de Rivera y Kahlo en Coyoacán, en la Ciudad de México. Vivió ahí durante dos años, hasta que surgieron diferencias con el artista, y entonces se mudó a una casa dentro del mismo barrio, donde sufrió un primer atentado —fallido— a manos de hombres guiados por David Alfaro Siqueiros.

Finalmente, en 1940, sus enemigos lograron su cometido: Trotski murió el 21 de agosto a causa de las heridas propinadas por el comunista catalán y agente estalinista, Jaime Ramón Mercader del Río, quien, mediante engaños, logró infiltrarse en su casa al enamorar a una de sus secretarias.

Adaptado de Genio y figura, en Algarabía 78, pág. 65

Comments are closed.

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE