Juana «la Loca»

Juana «la Loca»

Juana de Castilla fue la primera soberana de la Nueva España, pues México fue descubierto, conquistado y evangelizado durante su reinado. A pesar de haber ostentado los títulos de Reina de Castilla, Reina de Aragón, Condesa de Flandes y Archiduquesa de Austria, pasó a la historia bajo el nombre de Juana «la Loca».

Juana nació en Toledo el 6 de noviembre de 1479, tercera hija de los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. La mayor, Isabel; el segundo, Juan, infante heredero; y sus dos hermanas menores, María y Catalina de Aragón. 1

Cuando tenía 15 años sus padres le informaron que se había negociado su matrimonio con el archiduque Felipe de Habsburgo, «el Hermoso», hijo del emperador Maximiliano i, de la casa de Austria. Felipe le hacía honor a su apelativo: era un joven apenas un año mayor que Juana, mujeriego sin freno, ambicioso, pagado de su persona, altanero y egoísta. Juana, loca de pasión, se dejaba arrastrar por la ira y los celos. Felipe, cansado de estas escenas, acabó por confinarla en sus habitaciones bajo llave, para no volver a tener contacto con ella.

Pero en 1501 llegaron noticias de España. Juana había heredado el trono debido a la muerte sucesiva de sus hermanos mayores. Así, Juana debía acudir a Castilla para ser reconocida heredera tanto por las cortes de Castilla como por las de Aragón. La desmedida ambición de Felipe lo hizo volver a su esposa. Ambos viajaron a Castilla y fueron reconocidos y jurados por las cortes.

En 1504 murió la reina Isabel, hecho que convertía a Juana en reina de Castilla y a Felipe en rey consorte. Éste se apresuró entonces a declararla «incapaz para gobernar». El monarca sería él. Así empezó una furiosa pugna por el poder entre Felipe y Fernando «el Católico»; lucha que terminó cuando Felipe murió súbitamente en 1506.

A sus escasos 26 años, Juana no sólo era madre de cinco hijos —y otro que estaba por nacer—, sino que atravesaba por una inestabilidad emocional grave. Carlos, el hijo de Juana, fue nombrado Carlos i de España y, tiempo después —en 1519—, se convierte también en el emperador Carlos v de Alemania, como consecuencia de la muerte de su abuelo paterno Maximiliano i de Habsburgo. El todopoderoso emperador mantuvo a su madre en el cautiverio de Tordesillas.

Hay quienes sostienen la nebulosa tesis de que Juana se volvió loca solamente los últimos años de su vida, hecho que no resultaría extraño después de 48 años de aislamiento y soledad.

Juana de Castilla murió el 12 de abril de 1555.


1. Isabel llegaría a ser reina de Portugal al contraer nupcias con Manuel i, «el Grande». Juan dejó viuda a Margarita de Austria, hermana de Felipe «el Hermoso». María se casó con el viudo de su hermana Isabel, por lo que también fue reina de Portugal. Catalina fue reina de Inglaterra, esposa de Enrique viii y madre de María Tudor.


Eugenia Jolly e Iturbide es una lectora prolija y memoriosa. Es historiadora por vocación y se ha dedicado en especial a estudiar la historia de las monarquías y sus personajes.