Para opinar

«Lost girls», a través del espejo

Lost girls, de Alan Moore, es una novela gráfica erótica —en tres entregas— que describe la vida adulta de tres célebres personajes literarios infantiles.

Lost girls, de Alan Moore, es una novela gráfica erótica —en tres entregas— que describe la vida adulta de tres célebres personajes literarios infantiles.

«Lo que queríamos hacer con Lost girls era proponer una forma diferente de pornografía. Nos dimos cuenta de que teníamos ideas para algo enorme y maravilloso.»

Alan Moore

Alan Moore, quien, hoy por hoy, es considerado el mejor escritor de novelas gráficas y conocido por las innovadoras e influyentes Watchmen, V de Vendetta y La Liga Extraordinaria, habla de su más reciente libro, una fantasía erótico-literaria que concibió con la artista underground del cómic, Melinda Gebbie, quien, por cierto, es su esposa.

Como en La liga extraordinaria, Lost girls reúne a un grupo de personajes literarios famosos —ahora de adultos—, en este caso a Alicia, de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll; a Dorothy, de El Mago de Oz, de Frank Baum, y a Wendy, de Peter Pan, de J.M. Barrie, en un ménage-à-trois altamente erótico —y gráfico— que ocurre en un hotel de la frontera austriaca durante la víspera de la i Guerra Mundial.

paraopinar33-interior1

Melinda Gebbie, Lost Girls

Después de 16 años de trabajo, Lost girls fue originalmente publicada en ee.uu. en 2006, pero no apareció en Reino Unido hasta el comienzo de 2007, cuando los derechos por los personajes de Barrie desaparecieron, y Wendy y los chicos pasaron a ser del dominio público.

El anterior titular de los derechos de Peter Pan, el Great Ormond Street Hospital, se resistía al uso que Moore y Gebbie les dieron a éstos, en un contexto sexual.

Lost girls sufrió otro retraso, esta vez a causa de la aduana británica, y cuando finalmente llegó a Reino Unido en marzo pasado [2008], muchas librerías la guardaron —literalmente— bajo el mostrador. Felizmente, el libro fue por fin aceptado por los distribuidores y para finales de 2008 ya había agotado su primera tirada.

«Desechamos algunas ideas», recuerda Moore sobre la concepción de Lost girls en los 80, «y descubrimos lo que nos gustaba y lo que no de la pornografía. Yo había propuesto una versión erótica de Peter Pan. Luego empecé a pensar que si una de esas mujeres fuera Wendy, ¿quiénes serían las otras dos? Inmediatamente los nombres de Alicia y Dorothy vinieron a mi mente. Y tan pronto como tuvimos esos tres nombres, la idea del libro entero explotó en nuestras narices.»

paraopinar33-interior2

Lo que Lost girls hace —de manera tan inteligente— es subvertir las bien conocidas historias de las chicas al interpretar sus aventuras fantásticas como metáforas de abuso e iniciación sexual, y luego muestra el acto de las relaciones eróticas que tienen entre sí, como una cura emocional para ellas. Dada su explícita naturaleza, no es sorprendente que Lost girls haya tenido un escabroso historial editorial. Sin embargo, es una labor de amor astutamente concebida y bellamente expresada, un drama psicosexual que representa genuinamente, como Moore lo dice, una «buena» forma de pornografía.

lostgirls2

«La pornografía siempre estará con nosotros, pero su influencia en la sociedad es normalmente muy negativa. No necesariamente creo que éste sea el caso. Queríamos contar la pornografía de debajo de la mesa, sórdida y sucia, de otra manera, una que estuviera bien concebida, bella, inteligente, que respondiera a las críticas feministas y que pudiera hacer de la pornografía algo que fuera incluso útil para la sociedad. Después de todo, la sexualidad es algo que nos afecta a todos.»

Siendo estas sus palabras, es la hora de opinar: ¿estás de acuerdo con Alan Moore?, ¿existirá realmente una «buena pornografía»? Si es así, ¿hasta qué punto se distinguirá ésta del erotismo?, ¿qué tan adecuado es usar personajes literarios —sobre todo infantiles— para representarla? ¡No te quedes sin decirnos qué piensas!

***

Miles Fielder, de The List 1, en entrevista con Alan Moore acerca de su proyecto más controversial.

Lost girls se publicó en los ee.uu. por primera vez en 2006, por Top Shelf. En español, está editado por Norma Editorial.*

Referencias
1 Miles Fielder, «Alan Moore – Lost Girls. Through the looking glass», en The List, 5 de febrero de 2009, http://www.list.co.uk/article/15703-alan-moore-lost-girls/

Comments are closed.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE