Para opinar

Género y «génera»

Para obedecer a prácticas consideradas como «incluyentes» y después del auge de los estudios de género, se hizo cada vez más común escuchar en discursos políticos ciertas precisiones innecesarias para dirigirse a una audiencia. Fue así que se saludaba a todos los señores y señoras, niños y niñas, e incluso a los chiquillos y chiquillas.

Para obedecer a prácticas consideradas como «incluyentes» y después del auge de los estudios de género, se hizo cada vez más común escuchar en discursos políticos ciertas precisiones innecesarias para dirigirse a una audiencia. Fue así que se saludaba a todos los señores y señoras, niños y niñas, e incluso a los chiquillos y chiquillas.

Hace no tanto tiempo, la Real Academia admitió un par de palabras en su célebre diccionario: jueza y presidenta. Acerca de la segunda, podría decirse lo siguiente:
Presidente es un adjetivo que, como oyente o estudiante, deriva de un verbo: en el caso de oyente, de oír —o sea que significa «el que o la que oye»—, y estudiante significa, a su vez, «el que o la que estudia»; del mismo modo, presidente proviene de presidir, «el que o la que preside o tiene el primer puesto o lugar más importante o de más autoridad en una asamblea, corporación, junta, tribunal, acto, empresa».

Por estas razones, no es necesario decir estudianta, oyenta, inteligenta o adolescenta, ya que en su significado van implícitos ambos géneros. Del mismo modo, debería ser innecesario decir presidenta, a pesar de que la Real Academia Española, por el uso, no lo considera de ese modo.

Hay palabras que, aunque nada nos lo impida, no requieren cambiar de género, como músico, químico o físico, porque existen disciplinas como la música, la química y la física.
Y con respecto a sustantivos como jueza, cancillera, alcaldesa o edila, dejamos a su consideración su uso, porque en eso estriba que sean admitidos o no como parte de la norma.

Se dice proponemos
La presidenta rechazó la moción. La presidente rechazó la moción.
Soy oyenta en la clase de filosofía. Soy oyente en la clase de filosofía.
La testiga identificó al culpable. La testigo identificó al culpable.
La cancillera habló ante los diputados. La canciller habló ante los diputados.

Para saber más sobre este tema, lo invitamos a leer “Para hablar y escribir mejor” en Algarabía 88.

Hora de opinar

¿Los políticos deben hacer distinciones de género para sus interlocutores en los discursos?
Te invitamos a compartir tu postura acerca de este tema en el área de comentarios.

Comments are closed.

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE