Para opinar

Como perros y gatos —La eterna batalla—

Siempre el tema «gatos vs. perros» desencadena conversaciones y hasta discusiones, y no es de extrañarse la ferocidad con la que cada amo defiende a su mascota favorita. Por eso, aquí presentamos las cualidades de los contrincantes en cuestión.

Siempre el tema «gatos vs. perros» desencadena conversaciones y hasta discusiones, y no es de extrañarse la ferocidad con la que cada amo defiende a su mascota favorita. Por eso, aquí presentamos las cualidades de los contrincantes en cuestión.

¿Cuál es más ágil?

Los gatos son muy ágiles, con gran equilibrio. Son muy buenos en calcular las distancias de sus saltos y casi siempre caen de sobre sus cuatro patas. Tienen un mayor control de su cuerpo, ya que su fisionomía les permite ser más elásticos. El doctor Garvey—ex director del Hospital para animales de Manhattan— trata hasta 250 felinos cada verano y junto con sus colegas descubrió que mientras mayor es la altura, los gatos tienen más tiempo para planear su aterrizaje. «He visto a los gatos que han caído de más de 32 pisos y no presentan fracturas graves, lamentablemente, la mayoría de los perros que caen de cuatro pisos de altura o más no sobreviven, porque carecen de la habilidad para componer su cuerpo en el aire», afirma.

¿Quiénes trabajan más duro?

En un principio los gatos y los perros fueron domesticados por los humanos por razones meramente prácticas— los gatos para matar alimañas y los perros eran usados para cazar y los rebaños. Con el paso del tiempo los perros se dedicaron a mejorar su currículum y se desarrollaron en más áreas, sus habilidades de trabajo son muy variadas, así pues podemos encontrar perros guía para los invidentes, perros policías que se encargan de detectar a los criminales y olfatear drogas ilegales. Como guardaespaldas, que son entrenados para cuidar a sus amos de peligro inminente y hasta de niñeros que vigilan a los pequeños del hogar. Según un estudio reciente, los gatos domésticos promedio pasan más de 60% del día en reposo.

¿Quién es el mejor cazador?

A pesar de que hay muchos perros que son específicamente criados para ayudar a sus dueños cuando salen de cacería, los gatos son más eficaces como asesinos independientes. La visión superior de los gatos contribuye a su habilidad de cacería, además de su capacidad para concentrarse en una sola tarea, la cual es superior a la de los canes.

¿Cuál es el más rápido?

Los galgos son capaces de correr hasta 50 kilómetros por hora convirtiéndolo en el animal doméstico más rápido entre ambas especies. Se descubrió que a diferencia de los corredores humanos, los galgos no disminuyen la velocidad en absoluto, el movimiento de sus patas es similar a las de una rueda de bicicleta que una velocidad constante. Más no menospreciemos a los felinos de casa pues cuando se sienten motivados, logran alcanzar una velocidad de hasta 39 kilómetros por hora.

¿Quiénes viven más tiempo?

Los gatos tienen un promedio de vida de 14 años, en tanto que sus rivales caninos viven en promedio poco menos de 11 años. «Mientras más grande sea el tamaño del perro, su longevidad disminuye considerablemente», explica Stanley Coren, doctor de la Universidad de Stanford especializado en la conducta canina. Aunque con los cuidados suficientes un perro bienquerido puede vivir hasta 15 o 16 años, un gato en las mismas condiciones puede alcanzar hasta las dos décadas de vida.

¿Quiénes tienen el mejor olfato?

Los humanos tienen 5 millones de receptores olfativos, que les permiten detectar olores, los gatos cuentan con un promedio de hasta 80 millones de receptores, mientras que los perros ganan la contienda con un promedio que va de los 149 hasta 300 millones de receptores. El sentido del olfato canino puede ser mil veces mejor que el nuestro, y los perros no sólo puede rastrear a una persona desaparecida sino que también son entrenados para olfatear todo, desde las infestaciones de chinches e incluso los cambios químicos que indican cáncer en etapa temprana.

¿Quiénes son los más independientes?

Una de las características de los perros domésticos es que necesitan mucha atención humana, confían plenamente en que sus amos estarán siempre presentes para servirles comida, supervisar su ejercicio y mantenerlos limpios. Los gatos son felices de andar por su cuenta. Aunque también requieren cariño humano, saben que sus dueños no siempre pueden estar ahí. Si tienen hambre son capaces de conseguir alimento, son animales que se mantienen limpios a sí mismos y no necesitan más de dos duchas en promedio al año, desde pequeños aprenden a usar sus cajas de arena y entierran sus residuos sin ensuciarse las patas.

¿Cuáles son más inteligentes?

Los científicos han evaluado áreas como la comunicación, la capacidad de formación, y la complejidad del pensamiento. El perro promedio puede aprender 165 palabras, eso es equivalente al vocabulario de un niño de 2 años de edad, los estudios han encontrado que algunas razas como los pastores alemanes y golden retrievers son las más inteligentes. Los gatos pueden aprender alrededor de 35 palabras. Los perros observan y aprenden de la conducta humana. Además los gatos han evolucionado como seres solitarios, un factor que no favorece a la inteligencia. «En términos generales, los perros que tienen una vida social compleja son más inteligentes», dice Coren.

¿Quiénes tienen mejor memoria?

La memoria de los perros requiere ser constantemente reforzada porque, de no ser así, olvidan rápidamente. La evolución de los gatos se orientó hacia la cacería solitaria; al igual que los perros, los gatos pueden ser entrenados pero carecen de la voluntad de hacer lo que les dicen. Existe evidencia de que los gatos pueden recordar eventos específicos más tiempo que los perros. Aunque los gatos ganan en esta categoría por un pelo, ambas especies son capaces de recordar lugares y personas, lo que les permite elaborar complejos mapas mentales de su hábitats y de como encontrar el camino de regreso a casa.
Conclusión

¿Quién gana? La respuesta es ambos, ya sea un gato o un perro, mientras sea amado por sus dueños, va a responder de la misma manera. Cada mascota es tan individual como cualquier ser humano, con personalidades distintas y corresponden a la forma en que son tratados. El problema no radica en cuál de las dos especies es mejor, sino en cuál es la adecuada para cada persona. ¿Ustedes que opinan?

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE