Tabla periódica ortográfica
X
Para hablar y escribir mejor

Tabla periódica ortográfica

La tabla periódica ortográfica se compone de reglas ortográficas que ofrecen consejos de escritura, acentos, uso de mayúsculas y minúsculas, signos de puntuación e incluso espacios.

«La lengua está de moda», al menos es lo que dice el filólogo y lingüista Juan Roameu, creador de esta tabla de elementos ortográficos. Lo único que retoma de la original es la nomenclatura de los elementos químicos, la información sobre su número atómico y estado de agregación de la materia —gaseoso, líquido, sólido— es reemplazado por breves reglas ortográficas que ofrecen consejos de escritura, acentos, uso de mayúsculas y minúsculas, signos de puntuación e incluso espacios. Roameu, quien trabajó en la rae como editor de la Nueva Gramática, considera que las redes sociales, más que un «peligro para la lengua», son una herramienta gracias a la que escribimos a diario. Dado que algunas de estas reglas responden al uso del español ibérico y no el de México, hicimos algunas modificaciones respecto al uso local y, en algunos casos, recomendaciones al estilo de Algarabía, basados como siempre en el Diccionario del Español de México.

La h ante -ue se puso para no confundir la u con la v.

Li. Lio y lie —con acento prosódico en o y e— no llevan tilde.

Na. Apócopes independientes del contexto van sin apóstrofe: pa na.

Rb. Se puede omitir el acento en los nombres propios: Ruan y Sion.

Cs. Casos de cs y no x para [ks]: facsímil, fucsia, cómics…

Fr. Las festividades religiosas y otras van en mayúscula: Año Nuevo.

Be. Se escribe «haber venido», pero «a ver si vienes».

Mg. Los símbolos van sin punto y no varían en plural: 5 mg.

Ca. Se prefiere ca en Cátaro, caqui, pero ka en vodka o kamikaze.

Sr. La abreviatura de señor se escribe con mayúscula: Sr.

Ba. La diagonal separa palabras y morfemas sin espacios : examen/es.

Ra. Frente a la raya de diálogo, siempre se pone la de cierre —le dijo que no—.

Sc. Es doscientos, no docientos, pero sí setecientos.

Y. Se deja y ante i que suena distinto: Hulk y Ironman.

Tabla Periódica Ortográfica

Ti. El pronombre ti nunca lleva tilde. Zr. Todos los símbolos de elementos químicos llevan mayúscula inicial: Zr.

Hf. No llevan la h de voces como huérfano otras de su familia: orfanato.

Rf. Se usa coma por elisión verbal en refranes: A lo hecho, pecho.

V. Los vocativos se aíslan entre comas: Hola, Juan; Ana, ven.

Nb. En derivados de apellidos puede verse —nb—: steinbeckiano.

Ta. Aféresis independientes del contexto pueden ir sin apóstrofe: No ta.

Db. Se puede reducir la doble vocal en casos como sobrentender.

Cr. En siglas con cifras como CR7 no hace falta el guión.

Mo. En los verbos, -mos pasa a -mo al unirse a -nos; vayámonos.

W. La w se puede pronunciar u —o [gu]—: whiskey; o [b]: Wagner.

Sg. Se pueden combinar los signos ¿? y ¡!: ¿¡Qué es!?, ¡qué cosa?

Mn. En los adverbios terminados en -mente se deja la tilde del adjetivo: ágilmente.

Tc. Se deja espacio entre el símbolo de tanto por ciento y la cifra: 2 %.

Re-. No se usa el guión para dar «sentido literal a prefijos»: reinventar.

Bh. No se recomienda omitir la h en casos como Bhutan.

Fe. Monosílaba y sin correlato átono: fe no lleva tilde.

Ru. Se duplica r tras prefijo en compuestos: semirrico.

Os. Sólo se pone s con verbos en -mos y -se: digámoselo.

Hs. La h se aspira en palabras como hámster o hachís.

Co. Se usan los corchetes para notas dentro de paréntesis.

Rh. No se recomienda omitir la h en casos como Rhodesia. Ir. Del verbo ir se escribe yendo, iba, vaya, fui y fue. Mt. Las materias de estudio y asignaturas van en mayúscula: Español, Matemáticas. Ni. En caso con ni…, ni…, ni… la coma es opcional.

P.D. La abreviatura de posdata es P.D. —o P.S.: post scriptum.

Pt. Los sudamericanos reducen —pt— a —t— en sétimo y setiembre. Nosotros no.

Ds. La z en la Edad Media se pronunciaba más o menos [ds] y la ç [ts].

Cu. Los latinismos integrados al español a veces se adaptan con c —cuanto por quantum.

Ag. Salvo en enálage, hipálage y ambages, se escribe –aje(s).

Aú. La tilde de aún —todavía— permanece: igual que Raúl.

Rg. Los nombres de religiones van en minúscula: cristianismo.

Zn. En pares como cinc/zinc el dem sugiere cinc.

CD. No se añade –s al plural de siglas: los CD.

hg. Aunque es múltiplo, la h de hecto- va en minúscula: hg.

Cn. El grupo cn- se pronuncian en voces como cnidario.

B. En español la b y v se pronuncian igual.

Al. Se fusiona a y el, salvo ante nombre propio con El: la/a El…

G.a. Se pone punto antes del llamado a nota a pie: G.1, 7.IX In.

In- pasa a im- ante p y b y a i- ante l y r: imberbe, irreal.

Tl. Tl se pronuncia en una o dos sílabas según la zona: at-le-ta / a-tle-ta.

Nh. Es muda, pero se conserva la h en anhelar, inhibir, etc.

C. Se usan las cursivas para títulos de obras, nombres de naves, mascotas, las notas musicales y en extranjerismos.

Si. si: conjunción / si: nota musical / sí: pronombre / de, para sí: locución adverbial.

Ge. Salvo tejer, crujir y algún otro, llevan g los verbos en –ger –gir.

Sn. En español va e- ante s+n (o, b, t, p…): esnob, esnórquel.

Pb. Se escribe m antes de p y b: comprar, sembrar…

Si quieres conocer más elementos de la tabla periódica ortográfica consulta el número 156 de Algarabía.

busca en algarabía

Palabras sobre palabras

Revista del mes

Taquitos de lengua

Algarabía en SDP noticias

Publicidad

Newsletter Algarabía