Para hablar y escribir mejor

No me forces a que te torce el brazo

He aquí una guía práctica que nos permitirá dominar el uso de algunos problemáticos verbos.

Se trata de ese tipo de verbos que nos hacen dudar y optar por mejor darles la vuelta buscando un sinónimo, pero la realidad es que funcionan de una forma sencilla, máxime si tomamos como ejemplo el verbo torcer:

Yo tuerzo
tuerces
Él tuerce
Nosotros torcemos
Ustedes tuercen
Ellos tuercen

De la misma forma se conjugan forzar y soldar.

s42-escribirmejor-int

Los errores más comunes son: «No me forces a decirte la verdad» y «Solden la pieza que está allá»; por supuesto, nunca decimos «No me torzas el brazo» sino «No me tuerzas el brazo». Es evidente que forzar y soldar son verbos difíciles, pero si nos queda claro que se conjugan igual que torcer, podremos evitar dichas imprecisiones.

Aclarado el asunto, no está de más comparar la forma canónica y usual de conjugar los verbos forzar y soldar.

Verbo forzar

canónico usual
Yo fuerzo forzo
fuerzas forzas
Él fuerza forza
Nosotros forzamos fuerzamos
Ustedes fuerzan forzan
Ellos fuerzan forzan

Verbo soldar

canónico usual
Yo sueldo soldo
sueldas soldas
Él suelda solda
Nosotros soldamos sueldamos
Ustedes sueldan soldan
Ellos sueldan soldan

También te interesará conocer:

Los diarios de Colón
Caer el veinte
Criptografía
Literatura para leer en privado

  • Nathan C Rhodes

    Si los hablantes prefieren colapsar el diptongo “ue”, no veo por qué recriminárselo. Este diptongo es mucho menos común, si no inexistente, en el portugués, el catalán, el francés y el italiano, por lo tanto no es de extrañar que los hispanohablantes acaben finalmente eliminando este sonido del idioma.

  • Pingback: Ridículamente largas()

Usted

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Newsletter Algarabía

Publicidad

Publicidad

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE