Palabrotas

Anenómiso

¿Conoces a alguien que arrastre la lengua para hablar, el andar torpe, llore entre hipos cortados, y no haya probado ni una gota de alcohol?

Si es así entonces a ese falso borracho le queda perfecta esta palabrota en su descripción.

Del griego α-, a-, partícula privativa o de negación, οἶνος, oínos, ‘vino’, y μεθύω, methuo, ‘estar borracho’.

Dícese 
de quien puede emborracharse espontáneamente, sin haber bebido, o bien, de aquel que puede entrar en un estado similar al que se obtiene a través de las drogas sin haberlas consumido. Una última acepción se refiere a aquel que actúa como embriagado o drogado porque cree que ha bebido o tomado drogas.

En los dos primeros casos, se trata de personas que hablan arrastrando las palabras, andan torpemente o llegan a conclusiones descabelladas: todo ello a partir de pura voluntad.

En el tercer caso, el anenómiso ha sido víctima del engaño —como a quien le dan jugo de manzana en lugar de sidra—; el poder de la sugestión hace el resto.

s30-palabrota-WEB

 

 

También en algarabía.com te interesará:

Beodo, coscolina, cuzca... y otras palabras de antaño 

La cruel factura

Incróspido

Sardónica

 

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE