Literatura

El viaje a Echo Spring

Seis escritores que publicaron algunos de los textos más hermosos, vivieron atormentados por su falta de control sobre la bebida.

Mucho se habla sobre los artistas y su relación con las drogas, pero Olivia Laing, escritora y crítica británica, nos invita a vivir el viaje que realizó para contar la historia de seis escritores estadounidenses: Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway, Tennessee Williams, John Berryman, John Cheever y Raymond Carver; los seis alcohólicos, viajeros incansables, a menudo bebían juntos la inspiración que contenía «una amenaza de muerte […] La bebida era un estabilizador. De algún modo, reducía la letal intensidad.»

Olivia Laing escribe y edita temas culturales en The Guardian, New Statesman y The Times Literary Supplement; sus principales líneas de investigación y crítica son acerca de literatura, sexualidad, urbanismo y arte. En El viaje a Echo Spiring, su segundo libro, se dedica a presentar a los artistas literarios desde su estrecha relación con el alcohol; sus otras dos publicaciones: The lonely city y To the river, presentan el trabajo de análisis directo sobre sus obras.

Para intentar responder cuál era su relación entre la bebida y las creaciones de estos literatos, indagar sus mentes a través de las letras, y los bares que frecuentaban

En este libro la autora comparte las revelaciones que le dejó su largo recorrido por ee.uu. primero por el Sur, pasando por Nueva York, Nueva Orleans y Cayo Hueso, después hacia el noroeste por Saint Paul, y por último hacia Port Angeles. Todos estos son lugares significativos en las fases de adicción de los escritores, protagonistas de la curiosidad de Olivia por descubrir el placer y sufrimiento que les causó la incesante borrachera.

s14-literatura-echosprings-pouring

El viaje literal y literario

Durante la travesía con la cual decidió conocer a profundidad la vida de estos famosos autores, leía cartas, memorias, diarios y libros que escribieron para contar lo que ellos sentían cuando reflexionaban sobre su adicción o daban indicios sobre el origen de su problema.

Echo Spring es un nombre clave, como primera acepción se refiere a un mueble bar, pero tiene un significado diferente para el propósito de la autora: Es el silencio, la erradicación de pensamientos conflictivos que se consigue con la cantidad suficiente de bebida, y la fase a la que pretendía llegar con la investigación exhaustiva durante su viaje.

Acércate a conocer al escritor en situación

Patrones repetitivos, ecos de experiencias que encajaban por profundos traumas que los volvieron dependientes a una fuente de inspiración —spring también significa «fuente», «manantial»—, era algo que compartían estos seis escritores; espíritus inquietos que recorrieron su país a lo largo y ancho, sin ataduras y con un aparente caos donde cada escala representa alguna de las sucesivas fases de la adicción al alcohol

Los malditos papeles de Cheever.

Para Olivia Laing, la literatura es un medio fundamental para explorar las regiones más difíciles de la experiencia y el conocimiento.

En el caso de las frases de John Cheever que Olivia leyó un día en la Biblioteca Pública de Nueva York, había indicios de los problemas de salud que le había provocado beber tanto alcohol durante largo, largo tiempo:

«No es que uno viaje, sino que parece más bien estar recortado, como una fotografía recortada de una revista y pegada en otro fondo»

«No estoy en este mundo; simplemente caigo, caigo». Ambas frases son indicios de lo que él llamaría alteridad, episodios de alucinaciones olfativas, auditivas o visuales que le impedía articular palabras, una especie de parálisis cerebral. Son indicios porque Olivia consultó los estudios médicos a los que estuvo sometido y encontró que resultaron ser los síntomas de la embriaguez crónica de todos los días. Una vez que conoció este suceso en la vida de quien fue llamado «el Chejov de los barrios residenciales», vinculó esas reflexiones sobre su presencia en el tiempo y el espacio —constante en sus libros, como en Falconer.

Algunos autores con rencor a sus madres

El caso de Cheever es sólo un ejemplo del tejido narrativo de El viaje a Echo Spiring, el cual informa e intriga. De este viaje reúne documentos, fuentes, y descripción de anécdotas para acercarnos a la experiencia de cada escritor ante su oficio y el deseo incontrolable que tenían por alcohol.

La autora invita a conocer la vida de seis escritores que han vivido en el alcoholismo, entre documentos y anécdotas, frases y obras.

Su investigación es profunda, sometió la experiencia de vida de cada autor a un viaje anecdótico que le ayudara a encontrar las coincidencias en su adicción al alcohol: rupturas familiares, traumas de la infancia; como el caso del fuerte vínculo afectivo que nació entre Cheever y Fitzgerald por la vergüenza que sentían hacia su pasado.

Seis escritores en cuyas obras se asoma la bebida, una vez que se tiene un conocimiento más profundo de su historia de vida se comprende la razón por la que existe dicho vínculo, tan debatido, infundido y menospreciado también. Para Hemingway «la excitación del alcohol y la fantasía son muy similares», por eso cree que así tuvo que influir en su escritura. ¿Tú qué crees?

También te interesará conocer:

¡Ah, qué poco aguante Marito!
Un habitante del infierno
Sensatez e inteligencia
Un galán escritor anda de cama en cama

Publicidad

Gigoló

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE