Historias verdes, un libro sobre la mariguana
Libros

La legalización de la mariguana en «Historias verdes»

«La legalización va a dar la medida de una sociedad más permisiva, más liberal y sobre todo más sensata.»

Sin importar el nivel al que uno se encuentre involucrado con el tema de la mariguana, surge en nosotros una postura respecto a la legalización, despenalización, normalización o prohibición del consumo de la planta. Sobre todo por este contexto mundial en el que el listado de países que han despenalizado el consumo va en aumento y, por otra parte, porque entre las principales causas de la violencia en el país figura el narcotráfico, y gran porcentaje es de mariguana. Estas son algunas opiniones al respecto que encontramos en «Historias Verdes», un libro de Eduardo Limón.

Armando Vega-Gil, miembro fundador de la banda Botellita de Jerez.

«Sobre la normalización nosotros siempre hemos pensado que lo mejor es promover que la gente fume mota cultivada en su propia casa. Lo hemos mencionado muchas veces: lo ideal es el autoconsumo, para que no estés fumando mota manchada de sangre, que en este caso no es una metáfora. El tema es que nada de esto le conviene a los narcos ni a todo este entramado empresarial que se encuentra detrás, porque se perdería un negocio muy cabrón. Hay un hecho contundente alrededor de este tema en el momento en el que estamos, que son las muertes, toda la sangre y la violencia que están despedorrando al país. Qué triste decir que la legalización ya no va a ser suficiente para resolver esos problemas. Pero hay que dar el primer paso.»

Joselo Rangel, guitarrista de Café Tacvba.

«El gobierno está inmiscuido, cierta gente se dedica a lavar el dinero que se obtiene gracias a la ilegalidad, empresarios y gente poderosa sacan de ahí su riqueza. Uno concluye que no la van a legalizar porque con eso desaparecería un negocio enorme. Podremos hablar acerca de los beneficios que tiene la mota o del asunto de la percepción con respecto a que no es más que una planta que ha existido durante siglos, y todo eso se destruye porque a fin de cuentas lo que hay alrededor de la mariguana es un negocio. Como sea, espero que suceda.»

Xavier Velasco, escritor.

«Soy partidario de que si quieres fumar mariguana lo mejor es que la siembres o que la consigas en una farmacia, en un expendio en donde pueden controlar la venta de acuerdo con la edad que tienes y aparte donde todo ese estúpido dinero —que se gasta tan estúpidamente en una guerra de antemano perdida— pueda invertirse en información y tratamiento. Lo que urge es la despenalización moral, es decir, mientras se siga viendo como algo malo, dañino, terrible, no va a haber forma de que la despenalización funcione. Ahora mismo, cuando dices: «Vamos a permitir la mariguana recreativa», una gran cantidad de gente pone el grito en el cielo: «Pero cómo recreativa, qué horror». Bueno, eso no quiere decir que invitemos a todo México a recrearse, eso quiere decir que hay que reconocer, por un lado, el derecho que uno tiene de fumarse lo que se le dé la gana y por el otro que hay que combatir la ilegalidad, a las mafias que hemos enriquecido.»

Ana Clavel, escritora e investigadora.

«A mí no me espanta la libertad. Creo que la gente supone siempre que hay que inducir algún tipo de control porque de otra manera el ser humano es incapaz de ponerse límites, pero yo creo que tendría que legalizarse. El asunto de legalizar y de normalizar esa apertura es casi como cuando te decía que nuestra sociedad se espanta mucho con la libertad. Creo que la gente que no se espanta con el consumo de la mariguana y que propugna por su liberalización responsable en realidad es una minoría pensante y desprejuiciada, abierta a la cultura y tolerante. Cuando tú hablas de la sociedad en México, estás hablando de un entramado conformado por muchos grupos sociales que en general tienden a ser muy reaccionarios, conservadores y puritanos. Si de pronto el tema de la legalización se sometiera a plebiscito no creo que avanzara. Existen prejuicios, hay ambigüedades y una necesidad religiosa de estar bajo la grey de la divinidad.»

Y tú, estimado lector, independientemente de tu historial de consumo, ¿cuál es la postura que has tomado al respecto? ¿has pensado a profundidad sobre la legalización? Nos interesa conocer tu opinión sobre este tema que tanto terreno ha ganado en nuestro país.

También puede interesarte:

Historias verdes: un libro para el futuro

En busca del hada verde: el ajenjo o absenta

La jerga de las drogas

La droga como tema, una visión actual

Palabras sobre palabras

Algarabía niños

Crea y personaliza

Revista del mes

Libro del mes

Taquitos de lengua

Algarabía en SDP noticias

¡Recomiéndamesta! con Ana Julia Yeyé

Publicidad

Publicidad