Sin categoría

Refranes modificados

En Algarabía nos encantan las frases, los dichos y los refranes. Estos últimos, según algunos, concentran en unas cuantas palabras el peso de la llamada «sabiduría popular», pero a la vez se desplazan ligeras con las alas del sentido del humor. Pero, ¿qué sucede cuando se le da otra vuelta a la tuerca del ingenio refranero?

Antes de hablar de refranes es importante aclarar de dónde viene la palabra refrán. En las antiguas canciones medievales, los trovadores solían incluir uno o varios versos que se repetían al final de cada estrofa —estribillo—; aquellas primeras muestras poéticas, que utilizaban breves sentencias populares, rimadas o en forma de proverbios, fueron llamadas refrains, lo que dio origen a la palabra española refrán.

Ahora sí, entremos en materia. A continuación, presentamos algunos refranes con algo así como «un final alternativo», que además rima.

  • El que mucho abarca, poco aprieta —y menos si baila con una gorda.
  • Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón —aunque no deja de ser ratón.
  • Ojos que no ven, corazón que no siente —pero Sancho está presente.
  • A más dormir, menos vivir —pero más soñar.
  • A la tierra que fueres, haz lo que vieres —y si no, te jodieres.
  • Que tu camisón no sepa la intención —y menos si es un soplón.
  • En lo que no me toca, punto en boca —porque si no, pueden romperte el hocico.
  • Si tu mujer quiere que te tires del tejado, ruega que sea bajo —porque si no, te vas al carajo.
  • El caballo y la mujer, no se han de ceder —si no te quieres joder.
  • Si no casta, al menos cauta —deberá ser la pauta.
  • Afortunado en el juego… ¡Vámonos a Las Vegas!
  • Poderoso caballero es Don Dinero —pero en el monedero.

Ojalá estos refranes hayan sido gratos; de lo contrario, me expongo como Sancho Panza, a quien Don Quijote le dijo: «Setenta mil satanases, Sancho, te lleven a ti y a tus refranes».

Más refranes en el artículo completo “Refranes modificados” de Fernando Montes de Oca Monroy en Algarabía 73, p. 91.


Fernando Montes de Oca Monroy es, además de médico, melómano, bohemio, fumador profesional de puro, aficionado incansable de los deportes, un lector prolijo y por tanto, un escritor en ciernes.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE