Sin categoría

Palabras raras con historia

Los humanos tenemos la capacidad de crear palabras, pero hay, creo, varios bromistas que se dedican a inventar «cada cosa». Grijelmo nos recuerda que esto es gracia del Genio del idioma. Y vaya que tiene humor ese tipo.

Borborigmo

Para comenzar a escribir respecto a esta palabra es importante tener clara la diferencia entre estar adentro o estar afuera, así como sus implicaciones y consecuencias. Por suerte, el borborigmo lo sabe muy bien.

Recibe este nombre ese ruidillo producido por el movimiento de los gases en la cavidad intestinal. ¡Importante! Cuando están en camino a salir, o que nomás se andan *pasiando —si viste Plaza Sésamo, sabes la diferencia adentro-afuera—. Y bien, que el mencionado paseíllo pasa del grrrr, al borp borp; y por eso a los griegos se les hizo fácil llamarle βορβορυγμὀς, borborygmós, ‘ruido intestinal’. Por lo que acabo de mencionar, esta palabra es, sin lugar a dudas, una onomatopeya —es decir, una palabra creada a partir de algún sonido—, para este caso, en efecto, el de las tripas.

Para tener en cuenta: el ruido causado por estos gases alborotadores puede llegar a ser tan potente e intenso como el de los que logran obtener su libertad, así que, póngase abusado en la casa, oficina, elevador o cocina, ya que, ese sonido que escuchó, pueden ser simples e inofensivos borborigmos y no otras cosas.

Trivia

A ver, trivia, trivia: ¿qué significa la palabra trivia? Pues resulta muy fácil contestar: «un juego de preguntas», «una lista de datos», «un concurso de televisión». Pues claro, suena muy lógico, porque en muchas ocasiones hemos escuchado: «Responda la siguiente trivia». Y si buscamos en el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia de la Lengua encontramos que trivia viene de… ¡Ah, chingá! No está…

49-lengua-interior

Este… ejem, ejem… ¡Diablos! Tampoco está en el Clave, ni en El pequeño Larousse ilustrado, y mucho menos en el de Corominas. Pero déjenme ver qué traigo bajo la manga: ¡…ya está! Trivia, muy probablemente viene de trivial, que no sobresale de lo ordinario o común y es sabido por todos. Que a su vez viene de trivio, del latín trivĭum, que en la Edad Media se refería al conjunto de las tres artes liberales relativas a la elocuencia —gramática, retórica y dialéctica— que, junto con el cuadrivio —las artes liberales: aritmética, música, geometría y astronomía—, constituía los estudios que impartían las universidades. También significa división de un camino en tres ramales y el punto en que estos concurren.

Bueno, ya en serio, la palabrita esta no tiene registro, pero he aquí su historia: Allá por 1965, un grupo de exalumnos de Universidad de Columbia inventaron un juego de preguntas y respuestas relativas a la cultura popular. Pronto comenzaron a hacer estas competencias en contra de otras universidades. Los temas incluían desde temas de la cultura popular hasta especializados, según la facultad que competía. La idea de llamarle «trivia» tuvo que ver, sí, con la idea del trivio y cuadrivio de la Edad Media, pero también con el punto en que un camino se bifurcaba en tres: la dinámica del juego consistía en hacer la pregunta junto con tres posibles respuestas, de las cuales sólo una era la correcta. Años más tarde, y como la idea comenzó a pulular en todos los ámbitos, pronto se creo un juego llamado: «Trivial Pursuit», aquí con el significado de banal. En fin, que hoy en día hay muchas variantes de este juego, por ejemplo, en México lo conocemos como Maratón. Así pues, aquí la explicación de usar la palabra trivia para referirnos a un juego de adivinanzas, pero no de por qué no aparece en los diccionarios.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE