Sin categoría

No es lo mismo Chana que Juana

En este artículo presentamos los resultados de una investigación sobre los nombres femeninos y los motivos de los padres para escogerlos.

Durante la primera mitad del siglo pasado, en la capital de nuestro país era patente la creciente riqueza en los nombres de pila femeninos. Peter Boyd-Bowman señalaba que la tradición colonial de imponer a las niñas el nombre de la Virgen María o de alguna de sus advocaciones —principalmente la de la Señora del Tepeyac— llevaba a consignar entre los nombres de pila más frecuentes a María Guadalupe, María del Carmen, María de la Luz, María de Lourdes y Esperanza, «mientras que hoy surge la preferencia por el nombre simple: Silvia, Lilia, Irma, Margarita; por el “exótico”: Yadira; y nombres que transparentan la creciente admiración de artistas y personajes célebres, como: Elizabeth, Gloria, Blanca Estela, Maricela, Julieta; así como el gusto por antropónimos de origen hebreo: Rebeca, Ruth, Noemí, Esther, y la casi completa ausencia de nombres indígenas —nahuas, mayas, zapotecos, tarascos, etcétera.»

Pero, ¿qué motiva hoy a los padres de familia a elegir nombres para sus hijas? A continuación, enumeramos algunos de los motivos de los padres en la selección de nombres de pila femeninos, de acuerdo con su importancia.

1. Nombres de origen familiar. 45% de las niñas del estudio lleva el mismo nombre que su madre, abuela, tía, madrina o de alguna amiga de sus padres. Asimismo, aumentan los casos en los que las hijas son llamadas con la forma femenina del nombre paterno.

2. Nombres eufónicos. Poco más de 22% de los padres escogió el nombre de pila de sus hijas porque «sonaba bien».

Los diez nombres simples femeninos más empleados son: Claudia, Érika, Karina, Mónica, Andrea, Carolina, Itzel, Laura, Miriam y Rocío; mientras que los diez compuestos son: Ana Karen, María de los Ángeles, María del Carmen, María Isabel, Norma Angélica, Ana Belem, Diana Patricia, María Dolores, María Guadalupe, María Fernanda.

3. Nombres de personajes famosos. Casi 16% de los padres encuestados determinó que sus hijas fueran registradas como homónimas de «personajes famosos» en diversos ámbitos, entre los cuales destacan cantantes y actrices de cine y/o televisión —90% del total.

El restante 17% de los padres decidió el nombre de su hija por alguna de las siguientes causas:

4. Significado del nombre
5. Personajes ficticios
6. Elección del nombre de pila por motivos religiosos
7. Graficación del nombre —Otros padres manifestaron que les gustó «cómo se veía escrito» el nombre.—

Finalmente, dos preguntas: si en este momento, ustedes, queridos lectores, tuvieran que elegir un nombre de pila femenino para una hija, ¿cuál elegirían? y ¿por qué?

 

Gloria Estela Baez Pinal es profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM e Investigadora del Centro de Lingüística Hispánica del Instituto de Investigaciones Filológicas. Ha publicado diversos artículos sobre la enseñanza del español y la lexicografía —antroponimia— y ha participado también, como coautora, en tres manuales de redacción. Le gusta mucho su nombre.

Si te gustan los estudios sociales lee Ilustración de los niveles socio económicos en México de Algarabía Libros.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE