¿Mucho o demasiado? – Algarabía
Sin categoría

¿Mucho o demasiado?

Entre «demasiado» y «mucho» hay un mar de diferencia. Se puede decir que uno «comió demasiado» cuando arrepentido, luego de un atascón

Pero si se «come mucho», no existe exceso en la acción, ni tampoco se implica esa saludable y en ocasiones hasta vital necesidad de interrumpir la acción de comer antes de lo acostumbrado. Es decir, «comer mucho» no implica, necesariamente, una indigestión; «comer demasiado», sí.

De tal forma que si algún ser querido le dice: «te amo demasiado», aunque sus intenciones sean realmente buenas, en verdad está expresando un exceso en su sentir; es decir, una pesadez o indigestión del corazón, que lo colocan al borde de un colapso digestivo o, más exactamente, de aceptación sentimental. Así, «amar demasiado», lejos de halagar al destinatario, lo insulta y degrada, y se podría parafrasear como: «para lo que eres, ya te quiero bastante», pues la solución al exceso de sentimiento, como al exceso de alimentos, suele ser el desecho o eliminación, en parte o por completo, de aquello que causa el malestar, aun antes de poder ser digerido.


Aprende más sobre las formas correctas de hablar en el Manual para hablar mejor de Algarabía Libros.

Ernesto Bartolucci Blanco es investigador y lingüista. Trabajó como jefe de publicaciones en la Facultad de Economía de la UNAM y ofrece cursos de redacción especializada.

One thought on “¿Mucho o demasiado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palabras sobre palabras

Algarabía niños

Crea y personaliza

Revista del mes

Libro del mes

Taquitos de lengua

Algarabía en SDP noticias

¡Recomiéndamesta! con Ana Julia Yeyé

Publicidad

Publicidad

Publicidad