X
Sin categoría

¿Le has visto?

Seguramente se han encontrado con esos letreros en los que se busca a una persona extraviada y que dicen: «¿le has visto?»…

Esos mismos letreros decían antes «¿Lo o la has visto?» e, incluso, un amigo mío me hizo notar que, por fin, los habían escrito apropiadamente. ¿cómo crees que se deba decir?

Leísmo

Si usted dice que lo o la has visto, tiene toda la razón, el 
error consiste en usar le en verbos que no lo admiten. A esta inconsistencia se le conoce como leísmo. Vamos a ver de qué se trata y por qué la cometemos. para eso, empecemos desde el principio: ¿qué es un pronombre?

Un pronombre es una palabra que se usa en lugar del nombre, también llamado sustantivo. Existen varias clases, pero los que son más fáciles de identificar son los personales:

yo, tú, él, nosotros, ustedes, ellos

Sin embargo, hay otros que también son personales:

me, te, lo, la, nos, los, las

¿Qué diferencia existe entre los primeros y los segundos pronombres? Estriba en la función que desempeñan dentro de la oración; los primeros funcionan como sujeto —el que hace la acción del verbo— y los segundos son el objeto directo —el que recibe la acción del verbo—. parece complicado, pero no lo es tanto si se pone un ejemplo, como éste:

«Mario hace la tarea»

s46-lengua-mario

En la oración, el sujeto es Mario y se puede sustituir por élél hace la tarea—, mientras que «la tarea» es el objeto directo y se puede sustituir por la —Mario la hace.

El leísmo consiste en utilizar la partícula que los lingüistas llaman «clítico pronominal» le para señalar objeto indirecto en lugar de los acusativos de objeto directo lo o la

Cuando el objeto directo se refiere a una persona, se tiene que agregar la preposición a, por ejemplo:

«las niñas perdieron a su hermanito»
«las niñas lo perdieron»

Pero esto último es lo que suscita algunos problemas, pues también el objeto indirecto se construye con esta preposición:

«Marco le regaló flores blancas a su jefa»

s46-lengua-flores-para-la-jefa

El problema surge cuando las personas confunden el objeto directo, que se refiere a una persona, con el objeto indirecto, 
y dicen, de este modo, un pronombre por otro; por ejemplo, 
en lugar de «lo has visto» dicen «le has visto», o «le mataré», en lugar de «la mataré».

Lee también: Manual para escribir bien

Hay personas que consideran, en estos casos, más apropiado o más culto decir le por lo o la —quizá porque es un error muy común en algunas regiones lingüísticas de España, y a una propensión nuestra a creer que el español peninsular es mejor que el de aquí—, pero en realidad es un uso incorrecto que, como refería antes, se conoce como leísmo.

Sin embargo, hay que tener cuidado, porque algunos verbos sí admiten le o les como objeto directo, como llamar o pegar:

«Le llamaron a Angélica»
«Le pegaron al niño.»

Respecto a estos letreros para localizar personas, si los
 ves, que ellos le recuerden que usar le por lo, los, la o las es una incorrección que debe evitar que otros noten en su conversación o escritura y, de paso, a ver si pueden hacer un servicio a la comunidad reconociendo a una persona extraviada.

Para conocer este artículo completo sobre leísmo, así como las hazañas de héroes de los cómics, consulten Algarabía 129

También te recomendamos:

Lenguaje hecho en México
«De pura lengua»… Con «lujuria» de detalles
Lenguaje tuitero

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE