Sin categoría

La lengua corrompida

En México estamos tan acostumbrados a la corrupción y los fraudes, que hemos acuñado diversas palabras y expresiones para caracterizarla. Y como por añadidura el ambiente poselectoral aún está que arde, qué mejor que presentar una selección de lo más insigne del léxico corrupto y lo correspondiente a la carrera electoral1.

Diccionario de la corrupción en tiempos electorales

—primera de dos partes—

albazo. Acción típica de los políticos de adelantarse inesperadamente a las maniobras de sus competidores, con objeto de sacar ventaja, hacer irreversible una decisión u obligar a una negociación. Se refieren a quien actúa al alba o en la madrugada —de ahí que también se le llame madruguete—, mientras los demás aún duermen.

alquimista. Operador de fraudes electorales que, mediante la manipulación de los votos depositados en las urnas y valiéndose de diversas mañas, logra que triunfe el partido en nombre del cual está realizando el fraude.

amiguismo. Conveniente amistad con un político o personaje influyente, que tiene como principal objetivo beneficiarse con algún puesto público o la concesión de determinado servicio.

apagón. Suspensión planeada y aparentemente casual del suministro de la energía eléctrica a fin de cometer fraudes diversos durante el conteo de los votos a favor de un partido político o candidato.

aplanadora. Así se le apodaba al Partido Revolucionario Institucional —PRI— cuando casi «aplastaba» a la oposición con el gran número de votos que obtenía en las elecciones.

arribismo. Tendencia de los políticos a buscar el ascenso y el beneficio personal mediante acciones violatorias de la ley, aprovechándose de la inmunidad que les da su posición privilegiada.

aval. Respaldo formal y público que una persona o grupo de poder —pertenecientes a la política, el espectáculo, la prensa o el ámbito empresarial— le brinda a determinado candidato a un puesto público, a fin de transferirle prestigio y popularidad.

bajo perfil. Estrategia de algunos políticos que pretenden lanzar su candidatura a un puesto público. Consiste en adoptar actitudes poco dramáticas y desligadas del sensacionalismo, a fin de evitar ataques prematuros por parte de sus opositores.

biblia de campaña. Libro de notas que contiene el ideario político de un candidato, sus posiciones políticas, las de sus oponentes y otros datos útiles que le sirven de guía para llevar por buen camino su campaña.

caballada. Conjunto de candidatos a una elección popular.

caballo negro. Candidato relativamente desconocido que sorpresivamente es nominado por un partido político para un cargo público.

cadena. Método para realizar fraude electoral: consiste en reunir a los votantes cerca de la casilla, al primero se le entregan hojas blancas que simulan las boletas; recoge sus boletas electorales en la casilla y se las guarda en blanco, mientras pone en la urna las hojas blancas; lleva las verdaderas boletas al lugar de la reunión, donde los alquimistas le dan su paga y cruzan las boletas por el partido que hace el fraude; se las entregan al siguiente votante, quien mete a la urna las boletas cruzadas y se guarda las que le dieron en blanco en la casilla, se las pasa al siguiente votante y así sucesivamente.

caída del sistema. Supuesta falla del equipo de cómputo que justifica que no se puedan dar a conocer de manera inmediata y clara las cifras de los resultados de una votación.

camarilla política. Grupo de individuos poderosos e influyentes —generalmente poco numeroso y cerrado— que ejerce un dominio subrepticio y trascendental sobre los asuntos claves de un país, de un partido o de un grupo.

campaña negativa. Es aquélla que se enfoca en las características negativas de los oponentes, más que en los rasgos positivos del candidato propio.

candidato saqueador. Candidato incapaz de ganar por sí mismo, pero que puede dividir el voto de otros candidatos; mediante esta candidatura se trata de impedir que un enemigo político gane.

cargada. Apoyo tramposo de una cantidad considerable de personas a un candidato determinado; alude a aquellos que, en cuanto saben quién ganará una elección, corren a manifestarle su apoyo de forma convenenciera.

concertacesión. acto por el cual, en ciertos casos donde los resultados oficiales de las elecciones no corresponden a una realidad sentida por electores, candidatos y partidos políticos, se destituye al ganador oficial y se cede el poder al candidato considerado triunfador.

cuota de partido. Cantidad asignada a cada miembro de un partido, que le es pagada periódicamente.

dedazo. Término para indicar que un gobernante, funcionario o candidato, fue elegido por la voluntad de una persona —quien lo señaló con su dedo índice—, sin respetar las normas de la democracia.


1. Algunos libros que se consultaron para este artículo fueron: Diccionario electoral. http.//diccionario.inep.org/index.html ; Héctor Aguilar Camín, Manual de política en desuso, en Nexos en línea. http.//www.nexos.com.mx/?P=leerarticulov2print&Article=447893; Jorge Mejía Prieto. Así habla el mexicano. Diccionario básico de mexicanismos. México: Panorama Editorial, 2000.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE