Lenguaje

El perdón —Se ruega y se suplica, pero no se ofrece—

Usted imagine que una persona le rompe el hígado a otra a patadas y luego, como si esto no fuera suficiente, ahí mismo, con su víctima en el suelo sufriendo aún el dolor de las heridas y escupiendo sangre hepática —tal vez al borde de la muerte misma—, el victimario le «ofrece», además, sus disculpas por todas las ofensas recibidas. ¡Vaya cretino!

Es decir, no puede uno ofrecer una disculpa a quien uno mismo ha ofendido, pues eso es equivalente a matar a la vaca y además disculparla por no estar todo lo suave que cualquier buen paladar exige.

«Sí, "perdón, perdón", pero el dolor, ¿quién me lo quita?»
—Decir de la tía Ta

Ofrecerle una disculpa a quien es nuestro ofendido tiene quizá que ver con una irresponsable tendencia de ofrecer lo que no se tiene o no se puede dar. No importa que se cometa con premeditación o por ignorancia, esta imprecisión del lenguaje denota una actitud irreverente. Es, en una palabra, un ultraje, pues confunde los papeles entre quien comete una ofensa y el ofendido. Ésta es una relación unidireccional, que distingue claramente a quien es culpable de haber cometido un abuso de aquel que recibió el maltrato, quien es el único que posee el don de otorgar el perdón.

Extraña costumbre la del ser humano de abusar y luego disculpar al ofendido, ¿no creen?

Existe una frase que se repite una y otra vez en medios de comunicación y discusiones menos ventiladas que reza: «Le ofrezco una disculpa». Y es una pena, porque en el fondo existe buena voluntad por parte de quien profiere tales cortesías; pero, bien visto, se está insultando por doble partida, pues la disculpa es algo que debe solicitar humildemente aquel que hirió o abusó y que sólo puede conceder el ofendido, por lo que si el que ofende ofrece una disculpa, estrictamente deberá entenderse que no sólo no se siente mal por lo que hubiera hecho, sino que además le concede al ofendido el privilegio de disculparle de las ofensas que hubiere infringido, aunque ni aquél ni éste sepan aún en qué consisten exactamente.

  • Gildardo Pérez M.

    Ernesto Bartolucci Blanco, me creo confusión. Pero definitivamente lo que escribio,Michael Pascoe Chalke es lo correcto. Si alguien me ofende le pedire que se disculpe por lo contrario si yo ofendo le ofrecere mis disculpas.

  • Luis G Alvarez

    Yo creo que el artículo es correcto en un sentido estricto y conservador.

    Tanto el perdón como las disculpas se deberían de pedir. Debería ser un acto de humildad, cualidad en las personas que ya casi no se ve, y muy en el fondo, inconscientemente, los humanos no nos gusta sentirnos a la merced de los demás, que es justo lo que se hace cuando se piden disculpas/perdón.

    El que ofende pide disculpa/perdón al ofendido, y el ofendido tiene el privilegio de librarlo de la culpa/ perdonarlo o no.

    Cuando el que ofende “ofrecer disculpas”… esta frase tiene un extraño sentido que aparenta que el ofendido tiene que aceptarlas, y casi casi agradecer al ofensor por su educación de ofrecerlas. Se ofrecen regalos, gratitud, el saludo, etc, no el perdon ni las disculpas.

    Yo creo que las personas ofrecen disculpas por que (muy en el fondo e inconscientemente) quieren sentirse con el derecho de estar libres de culpa y que no quede a juicio de otra persona (el ofendido).

    La palabra perdón y disculpa, tiene la misma connotación. En ambos casos una persona perdona o disculpa
    a otra por lo que hizo. Pero no ofreces el perdón… por que ofrecer las disculpas?

    • David

      Exacto Luis, coincido contigo pues capturaste la escencia del artículo, creo que algunos lectores se clavaron en la esencia ética y filosófica de “perdón” y no en realidad de la pretensión del texto de evidenciar la imprecisión lingüística que cometemos al equiparar ofrecer con pedir…

  • Rosa

    Simple y sencillamente porque cometemos errores, el pedir perdón y ofrecer disculpas nos hace más humanos.

  • Patricia Mata

    Cuando yo ofendo a alguien, le ofrezco una disculpa, es decir, una explicación de mi actuar. Le pido su perdón. Y el ofendido puede aceptar o no mis disculpas (explicaciones), y otorgarme o no su perdón.
    Si yo soy el ofendido, el perdón lo otorgo, y las disculpas las acepto, o no.
    Cuando le digo a mi hijo “discúlpate”, le estoy indicando que ofrezca una explicación honesta, humilde y respetuosa sobre sus actos o palabras, y que pida el perdón de aquel a quien haya ofendido o dañado. En el otro queda la elección de perdonar o no perdonar.

  • Michael Pascoe Chalke

    Creo que lo expuesto en este artículo está mal… Las disculpas se pueden ofrecen o pedir, dependiendo de quién haga la acción. El que ofende debe ofrecer disculpas y el ofendido debe pedir disculpas. Ya que, de acuerdo a la definición de la palabra “disculpa” proporcionada por el diccionario de la RAE

    disculpa.

    (De dis y culpa).

    1. f. Razón que se da o causa que se alega para excusar o purgar una culpa.

    Es correcto ofrecer disculpas cuando uno ha ofendido a una persona.

    • Amber del valle

      Esta bien lo que comentas , pero des afortunadamente las personas , toman esta definición como amplia ala imaginación, unas piensan lo expuesto aquí en el articulo y otros son mas teóricos y analíticos como tu. Pero déjame preguntarte algo, imagina esta situación:

      Mariano se enamora de Leslie (una chica solitaria, enojona y deprimente) quien se hace amiga de el , pasa el tiempo y Mariano se enamora cada vez mas de ella , mientras tanto Leslie se siente feliz de su amistad con Mariano pero no esta segura de lo que le hace sentir, así que opta por seguirlo conociendo , el no aguanta y le declara su amor, Leslie confundida le dice que “no es bueno que sienta eso” , “debemos dejar de ser amigos” con un tono muy hiriente , tan fuerte que lo hace llorar, el asiente y le dice que entiende , Leslie se queda pensando en lo que paso , tratando de darse cuenta , quien traiciono la amistad , el por no ser directo y decirle que la amaba o ella por enojarse y contestarle con las palabras hirientes. Ella no sabe que pensar ,solo pasa por su cabeza ” y si su amor es bueno para mi? , “nadie me quería, pero el si”
      Mariano piensa ” porque no fui directo con ella desde el principio”, ¿ porque me contesto tan mal , porque se cerro al amor ” porque no lo intento conmigo”

      > ¿ quien debería ofrecer una disculpa? ¿ porque?

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE