Sin categoría

Debería de saber

A estas alturas del camino ya debería de saber qué es lo que debo hacer y qué es lo que no. Pero la vida no es sino este sendero lleno de curvas, dudas, caídas y levantones… y siempre existe el deber, ese activo verbo que nos lleva a realizar acciones y cumplir obligaciones. A propósito, ¿debería de o sólo debo?

Pues la verdad es que todo depende de si todo es real o sólo una suposición. Por ejemplo:

María debe de estar enamorada, pues lleva varios días distraída y mirando al horizonte.

Es decir, como cada vez que le hablo, María no me contesta y me doy cuenta de que su mirada está perdida en el vacío, «supongo» que está enamorada y uso la fórmula de verbo y preposición para expresarlo: «debe de». Otros ejemplos:

Catalina ya ha leído el libro dos veces. Debe de haberle gustado mucho.

He visto a Nicolás leyendo en el parque todas las mañanas, debe de estar de vacaciones.

Pero el «deber» no sólo se circunscribe a la suposición, sino también a la obligación, a la exigencia o la necesidad; por lo que si de este «deber» hablamos, entonces la forma correcta de referirnos a él es sin la preposición de; por ejemplo:

Alma debería llamar, me tiene realmente preocupada.

Y aquí estoy hablando de una obligación, la de Alma, que se pierde en el espacio y me deja con la imaginación a todo lo que da… Aunque, si estoy tan preocupada, aparece otra exigencia, la mía, porque yo debería buscarla y preguntarle si está bien. Más ejemplos:

René sabe bien que debe entrenar todos los días, si desea ganar la competencia.

Debo decirle a Carlos que tomé sus discos para llevarlo siempre conmigo.

Para explicarlo lingüísticamente: el verbo deber funciona como auxiliar cuando se une a otro que se encuentra en infinitivo —perífrasis verbal— para indicar:

  1. suposición o probabilidad: deber de + verbo en infinitivo. Ejemplo: Debe de haber algo de magia en este lugar, siempre que vengo me siento renovada.
  2. obligación: deber + verbo en infinitivo. Ejemplo: Si no quiero que los músculos me duelan toda la semana, debo ir al gimnasio todos los días.

Bueno, y ahora que ya está claro cómo se debe usar el verbo deber, debo regresar a las primeras líneas de este artículo para encontrar lo que debe ser mi propio deber.

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE