Sin categoría

Malverde —De ladrón a santo… y protector del narco—

Era el último gobierno sinaloense bajo la línea del porfiriato. Desde entonces, Culiacán era puente hacia los EE.UU. para inmigrantes y narcotraficantes: ambas figuras, personajes que durante más de 100 años han mantenido viva una de las historias más populares del país: la del bandolero mexicano que ⎯muy a la Ghino di Tacco⎯ robó a los ricos para ayudar a los pobres.

Con el único deseo de dar justicia al pobre, Malverde dedicó su vida a despojar a los adinerados para ayudar a los desprotegidos, a los suyos. El héroe silencioso pasó a ser el máximo enemigo de los representantes del poder, quienes encabezados por el entonces gobernador Francisco Cañedo, pusieron precio a su cabeza.

37-ideas-interior1

Luego de un considerable lapso de tiempo de vivir escapando de la ley, Malverde fue herido con un disparo por sus perseguidores, quienes, a pesar de no lograr capturarlo en aquella ocasión, tendrían el goce de saber que aquella herida se convertiría en una infección letal.

Cuando la gangrena se apoderó por completo de las posibilidades de supervivencia de Malverde, éste decidió entregarse a la ley; sin embargo, con la intención de que hasta su última batalla rindiera frutos a su misión de vida, encomendó a un cercano que fingiera haberlo capturado, cobrara la recompensa y la repartiera entre la comunidad marginada, siempre única beneficiaria de los botines. El plan se ejecutó y se cumplió casi en su totalidad: Malverde fue entregado a las autoridades y la recompensa se cobró. Sin embargo, ésta permaneció con el traidor que, con botín en mano, huyó y desapareció.

3 de mayo de 1909: Culiacán se agitaba. Indios y campesinos se dirigían al mezquite en el que llovió a cántaros, pero nadie de ahí se movió, pues fue aquella la tarde en la que un hombre fue elevado de mortal a santo: la tarde en que Jesús Malverde fue colgado.

Sedientas de venganza, las autoridades del estado sentenciaron a Jesús no sólo a la muerte, sino a perder el derecho de tener sepultura. Sin embargo, cuando su cuerpo por fin cayó del árbol del que había sido colgado, el pueblo se encargó de llenar de piedras su lecho, de modo que su cuerpo quedaría sepultado entre rocas y un eterno espíritu de agradecimiento.

«San» Jesús Malverde

Su vinculación con el narcotráfico tiene origen en una historia popular que describe el momento en que Raymundo Escalante encomendó su vida a Malverde, luego de que su propio padre lo mandara matar por traicionar al cártel al que pertenecían. El joven sobreviviría a heridas de bala y, desde entonces, sería tradición para estos grupos criminales encomendarse al «santo del pueblo sinaloense».

37-ideas-interior2

La Iglesia Católica no ha reconocido ⎯y probablemente nunca lo hará⎯ el merecimiento a canonización de Malverde. Sin embargo, la tradición sinaloense actualmente venera al bandolero y se encomienda a él: los campesinos para la siembra, los capos para la guarda.

Así, además de celebrar el día de la Santa Cruz ⎯los que además coinciden con el círculo católico⎯, cada 3 de mayo los sinaloenses pasean la figura de Malverde por las calles, en donde la gente baila al ritmo de las bandas, come y bebe como en fiesta, porque hay comida y «pistos» de a montón. Se trata de la celebración del santo más popular entre la comunidad sinaloense: porque Malverde «sí les hace el milagrito», porque él se siente cerca del pueblo.

El tributo rendido a Malverde ha traspasado las fronteras del estado sinaloense: la primera capilla erguida en su honor está en Culiacán, pero hay templos dedicados a él en Tijuana y Chihuahua, e incluso en Colombia y los ee.uu.

Real o no…

Para unos es bendición, para otros ícono del cáncer más grave y enraizado de nuestro agonizante país; si su existencia fue real o no, es cuestión debatida hasta hoy, a más de 100 años de su muerte. Sin embargo, lo que nadie puede negar es la trascendencia cultural que esta historia ha dejado en las poblaciones del norte de nuestro país. Así que, real o no, ésta es la historia del ladrón que se hizo santo, la del santo al que hoy se encomiendan «los malos»… la historia del «Robin Hood» mexicano.

37-ideas-interior3

La autora de este artículo recibirá sus comentarios en @luigiwich.

Las referencias consultadas para la elaboración de este artículo son:
⎯National Geographic Channel: «Almas Milagrosas: Jesús Malverde».
⎯Manuel Esquivel, Jesús Malverde: el santo popular de Sinaloa.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE