Mafalda y sus amigos – Algarabía
Sin categoría

Mafalda y sus amigos

Las aventuras de Mafalda no estarían completas sin sus amigos. Te presentamos una descripción de todos los integrantes de la tira cómica creada por Joaquín Salvador Lavado Tejón «Quino» en 1964.

Mafalda

A su corta edad, Mafalda rechaza al mundo tal cual es. Vive en un continuo diálogo con el mundo adulto, al cual no estima, no respeta, hostiliza, humilla y rechaza, reivindicando su derecho a seguir siendo una niña que no quiere hacerse cargo de un universo adulterado por los padres.

s20-ideas-mafalda

En materia política tiene ideas muy confusas, no logra entender qué sucede en Vietnam, no sabe por qué existen los pobres, no se fía del Estado y está preocupada por la presencia de los chinos. Sólo una cosa sabe claramente: no está conforme.

Edad: 6 años —en 1964—
Primera aparición: 29 de septiembre de 1964.
Ama: A The Beatles, leer el periódico y escuchar el noticioso.
Odia: La sopa.
Frase memorable: «Si se trata de títulos, yo soy tu hija, ¡y nos graduamos el mismo día!».

Felipe

Además de ser vecino de Mafalda —ella vive en el segundo piso—, es el de la imaginación desbordante, la timidez excesiva y la angustia por la madurez que se debe asumir conforme crezcamos. ¿Quién no ha deseado que las clases se suspendan porque demolieron la escuela por error?

s20-ideas-felipe

¿Cuántas horas no hemos pasado imaginando las soluciones más descabelladas para evadir las tareas escolares, sólo para darnos cuenta de que invertimos más tiempo en pensar cómo no «hacer los deberes», que lo que hubiéramos tardado en resolverlos? La imagen de este eterno soñador está basada en el periodista argentino Jorge Timossi, un gran amigo de Quino.

Edad: 7 años —en 1964—.
Primera aparición: 19 de enero de 1965.
Domicilio: 371 de la calle Chile, Barrio de San Telmo, quinto piso.
Ama: Los crucigramas, El llanero solitario y a la niña Muriel —en secreto—.
Odia: Cualquier obligación.
Frase memorable: «Hasta mis debilidades son más fuertes que yo».

Susanita

Es el glamour, el anhelo de una vida llena del futuro perfecto del verbo
 amar: hijitos —lo «in» no es el control de la natalidad, sino ser una madre descontrolada—, y representa también la gran batalla de la gente cuyo problema de incomunicación radica en no poder incomunicarse. Es la
 más expresiva de toda la pandilla, y nada ni nadie escapa a sus redes de información… ni siquiera un local donde pondrán una juguetería, ni los gatos.

s20-ideas-susanita

Tiene el corazón lo suficientemente grande para preocuparse por los pobres, por ejemplo: sugiere que bastaría con esconderlos. Por cierto, «jamás ha dicho nada contra los cochinos negros».

Nombre completo: Susanita Clotilde Chirusi.
Edad: 6 años —en 1964—.
Primera aparición: 6 de junio de 1965.
Ama: El matrimonio y los hijos —sobre todo si son suyos—, un alto nivel de vida y, por encima de todo: a sí misma.
Odia: A los pobres, los divorciados y en especial a Manolito.
Frase memorable: «Amo a la humanidad, lo que me revienta es la gente».

Manolito

Hijo de un inmigrante gallego, es el prototipo del hombre de negocios de
 un futuro que ya nos alcanzó. Su orientación vocacional le ayuda a encontrar monedas en los sitios más improbables; es el único que tiene claro qué quiere ser de grande, y ninguno de sus amigos duda que algún día tendrá muchos millones —aunque a él le duele no ganar de una vez los intereses que el
 banco le dará por cuanto aún no posee—. Es el más bestia de todos —tanto por su fuerza bruta como por sus ideas— y némesis de Susanita: ella opina 
que debería ir al corchoanálisis, y él revira contestando que le asombra que 
los idiotas sí hayan salido a trabajar.

s20-ideas-manolito

Aunque a veces pierda la paciencia, tiene 
la serenidad suficiente para dejar callada a Susanita respondiéndole que los cheques de sus burlas no tienen fondos en el banco de su ánimo. Sus peculiares estrategias de mercadotecnia hacen que la gente del vecindario tenga muy presente el afamado almacén Don Manolo. Es lo suficientemente sentimental para emocionarse cuando ve cuánto han crecido los precios de su almacén con el tiempo. Una de sus mayores aportaciones a la economía es la «Teología del endeudado».

Nombre completo: Manolito Goreiro.
Edad: 6 años —en 1964—.
Primera aparición: 29 de marzo de 1965.
Ama: El sonido de la caja registradora, los balances y admira a Rockefeller.
Odia: Los libros no contables, a The Beatles, los hippies, los descuentos y, por supuesto, a Susanita.
Frase memorable: «El dinero no es todo en la vida, también existen los cheques».

Miguelito

Es el más tierno de los amigos. Nunca representará a los malos en los juegos
 de «policías y ladrones», pero es el primero en sacar los clavos para torturar prisioneros. Es quien más inclinaciones artísticas demuestra, aunque su chiste de los hacendados sea su primer fracaso literario —posiblemente tenga más éxito su libro Cómo pasar de tesorito de la casa a siempre el mismo estúpido— y sus covers del famoso trompetista de color no sean valorados ni por los perros.

s20-ideas-miguelito

De firmes convicciones, es capaz de salirse de una reunión en la que no tengan el refresco que le gusta, y odia la hipocresía del felpudo de su casa. Es el que ha planteado una de las preguntas más duras que pueden existir: «¿De qué te sirve ser niño, si no te dejan ejercer?». Algún día el mundo lo reconocerá bautizando una calle con su nombre, pero como no confían en él y lo homenajean por anticipado, deberá esperar algunos años, aunque como ya todo está hecho, de momento él se dedica a descansar. Aunque amenaza que un día «dará el Miguelazo» desde
 el segundo piso donde vive.

Nombre completo: Miguelito Pitti
Edad: 5 años —en 1964—.
Primera aparición: verano de 1966.
Ama: A Miguelito —varias veces—, el jazz y los planteamientos inútiles.
Odia: Pasar inadvertido y tener la edad que tiene.
Frase memorable: «Yo lo que quiero que me salga bien es la vida».

Guille

Es el irresponsable con quien Mafalda comparte en condominio a su mamá y 
es uno de los personajes más divertidos. Tiene dificultades para repartir culpas 
y se siente rodeado por el exceso de candidatos a la presidencia —algo que compartimos muchos—. Su ingenio para crear al gatolupa, consumir «chupete on the rocks» y su amor por Brigitte Bardot hicieron de él un modelo a seguir
 de varias generaciones que también se atrevieron a huir de la censura en una versión plena.

s20-ideas-guille

Si alguna ocasión usas anteojos por vez primera y tus conocidos se te quedan viendo como si fueras un bicho, podrías aplicar la genial respuesta de Guille: «¿Qué midáz? ¿Nunca vizte a un inteledtual?»

Edad: Es el único cuyo crecimiento es notable.
Primera aparición: Nació el 2 de junio de 1968.
Ama: Dibujar en las paredes, el chupete en todas sus modalidades.
Odia: Aún es pequeño, pero algo odiará tarde o temprano.
Frase memorable: «¿Y zi mejod la pateo?».

Libertad

La última en integrarse al círculo social de Mafalda, es la representación del espíritu guerrero del pueblo. Hija de una traductora del francés, el último pollo que comió fue escrito por Sartré.

s20-ideas-libertad

Podrá ser más bajita que Guille, pero no le mencionen el tema de la estatura, porque de ahí ella pasa al de la edad y tiene argumentos de sobra para deprimir a cualquiera. Es capaz de hacer una tormenta por un vaso de leche y de regodearse ante el placer de masticar una vaca en equipo; lástima que su hambre sea tan pura y simple.

Edad: Más de la que aparenta.
Primera aparición: 16 de febrero de 1970.
Ama: La cultura, la revolución, las reivindicaciones.
Odia: A las personas complicadas.
Frase memorable: «¿Por qué ustedes, los demás, no son simples?».

Los padres

Raquel se desvive, entre otras cosas, por mantener bien alimentada a su familia, aunque sus esfuerzos por llevar sopa a la mesa no sean valorados por Mafalda. Su padre, en cambio, padece con el trabajo de la oficina; entre sus muchos gastos están las cuotas del auto, pero sus esfuerzos se ven recompensados cuando su hija le dice que es más lindo ahora que cuando era joven.

s20-ideas-padres

Además de su pasión por las plantas, una de sus mayores satisfacciones es cuando se convierte en un terrorista de la felicidad. Este rubio gordito puede obsesionarse con un «tiki-tiki- tiki» de su automóvil, pero no hay ansias que no calme —o intente calmar— fumando unas caderas —perdón, cigarros—.

Edad: El papá, 37 años; la mamá: se omite «por educación».
Primera aparición: El papá: 29 de septiembre de 1964. La mamá: 6 de octubre de 1964.
Aman: Se aman, aman a sus hijos, las plantas —él— y el Nervocalm —ambos—.
Odian: El final de mes, el costo de la vida.

Newsletter Algarabía

Palabras sobre palabras

Algarabía niños

Publicidad

Crea y personaliza

Revista del mes

Libro del mes

Taquitos de lengua

Algarabía en SDP noticias

¡Recomiéndamesta! con Ana Julia Yeyé

Publicidad