Batman, el oscuro demente – Algarabía
Sin categoría

Batman, el oscuro demente

Otro huérfano resentido. Como Spiderman y Superman, Batman no tuvo padres, o los tuvo y los perdió a manos de la maldad y del crimen. Podría

¿Por qué un superhéroe sin superpoderes se convirtió en un hito, más que el mismo Superman? Tal vez la respuesta se encuentre en la torcida mente de este paladín, cuyo fin único es la venganza y no tanto la justicia; acallar los murmullos de su propia demencia más que combatir al mal verdadero por hacer el bien.

Bruce Wayne, en acto catártico de conciencia, utiliza su fortuna y su posición social para construirse una vida que nadie querría: oculto ejercita cuerpo y mente para vengarse de un mundo que lo dejó solo, a oscuras y muerto de miedo.


Así nace Batman, el héroe sin ningún poder sobrenatural, el detective, el oscuro caballero que camina siempre por la orillita de la locura en una saga que lo ha hecho pasar por todo. Batman fue creado por Bob Kane con la ayuda de Bill Finger en 1939, con un poco de la inspiración de un boceto de Leonardo Da Vinci, del personaje de El Zorro, de Douglas Fairbanks y un oscuro sentido de la vida extraído de las novelas de Edgar Allan Poe, así como el cariz de otros personajes y películas de detectives que se fusionaron en éste, cuya complejidad estructural derivaría paulatinamente en la locura y la soledad del Batman que conocemos ahora.

Los enemigos de Batman están, como él, devorados por sus obsesiones, lo que los vuelve excéntricos e impredecibles, temibles. Al principio, los malos en Batman no tenían historias anteriores, simplemente aparecían para ser aceptados sin pasado, por lo que habían decidido convertirse.

Catwoman fue la segunda villana que el héroe enfrentó en sus inicios; antes incluso de contar con un pasado, ya comenzaba la tensión sexual que culminaría en romance y en tragedia. Selina era simplemente una ladrona de joyas en un mundo que requirió de ella el exotismo psicológico que marcó a todos los enemigos del Hombre Murciélago, como El Pingüino, que reflejaba a la despótica clase alta de pipa y guante; o como Two Face —Dos Caras—, el más parecido a Batman por la dicotomía Batman-Bruce Wayne, basado en el Dr. Jekyll and Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson, que es seducido en extremo por su lado oscuro y simétricamente deformado mostrando al bien y al mal y al azar en una moneda con la cara marcada para decidir su destino y el de sus víctimas.


De este modo, Batman tiene que luchar consigo mismo y con una multitud de dementes como The Scarecrow —El Espantapájaros— que de ser un maestro en psicología derivó en un amo del terror absoluto. El, obviamente inspirado por Lewis Carroll, Mad Hatter —El Sombrerero Loco—, The Riddler —El Acertijo—, Mr. Freeze —El Capitán Frío— y muchos otros que no tuvieron la suerte de trascender en la saga de locura y misterio que ha hecho del Hombre Murciélago un héroe, un payaso y un mártir.

Batman es la muestra primigenia del antihéroe que sangra, que no detiene las balas, que se enferma y que llora; Batman, oscuro caballero parido de las sombras, angustia proyectada, murciélago del terror sobre un único cielo. Tú no matas, mueres, deseas la muerte para todos.

¿Si lloras todas las noches eres hombre, murciélago?

Si te gustan los cómics, lee el artículo ¿Marvel o DC? en Algarabía 95.

8 thoughts on “Batman, el oscuro demente

  1. Pingback: Ombudsman
  2. Pingback: De vuelta a casa
  3. Leí el artículo en la revista y no está mal…. para alguien que en su vida ha tenido en sus manos un cómic de Batman. Apenas mencionan de pasada la interesantísima dicotomía Batman/Joker o filosófica Batman/Superman. Siento que de ahí se podían agarrar y que el tema daba para mucho más. Creo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palabras sobre palabras

Algarabía niños

Crea y personaliza

Revista del mes

Libro del mes

Taquitos de lengua

Algarabía en SDP noticias

¡Recomiéndamesta! con Ana Julia Yeyé

Publicidad

Publicidad

Publicidad