#111 en papel

Editorial 111

Rendimos un homenaje no al fumar, precisamente, sino a esa cultura, hoy denostada, que el fumar creó a través del humo.

Para Oscar Wilde, fumar era «el modelo perfecto del placer perfecto. Es exquisito y lo deja a uno insatisfecho. ¿Qué más se puede desear?». Hoy, en cambio, fumar es un vicio horrible que ha matado a muchos y que cada vez está más prohibido; sin embargo, durante todo el siglo xx fumar fue lo más cool del mundo, un hábito placentero que creó miles de formas de expresión y que dio por resultado toda una cultura literaria, musical y cinematográfica que no hubiera sido posible si no se hubiera hecho a través del humo.

Algarabía 111 celebra la Navidad y el final del año rindiendo un homenaje no al fumar, precisamente, sino a esa cultura, hoy denostada, que el fumar creó. Por ello empezamos con un artículo denominado «Cuando fumar era cool» en donde les platico cómo, cuándo y dónde se fumaba; Alexis Schreck nos cuenta de ese amor por los puros que tenía Freud y que fue causa de su muerte; le presentamos datos curiosos, frases, citas y líneas creadas por el fumar, tomadas del libro Fumar 
es un placer; les dejamos además un Top 10, un Puros números y un mapa de la producción de cigarros en el mundo, y terminamos con la obra de Luis Buñuel, 
el director mexicano-español que fuera tan tomador 
y tan fumón.

En las instancias de fin de año, le platicamos sobre las celebraciones ancestrales del solsticio de Invierno, la «otra Navidad», el famoso recalentado que tanto gusta y la verdad sobre el día de los Santos Inocentes.

También presentamos la primera parte de un recorrido por la historia de la ópera, con una parada especial
en la obra de Wagner —en el bicentenario de su nacimiento— y otra en La Consagración de la Primavera de Stravinski —por el centenario de su estreno—. Y cerramos el arte con un artículo sobre mi expresionista favorito: Chaïm Soutine.

Pero el número 111 de ésta, su Algarabía, cierra el año con broche de oro contándole quién creó la smiley face —carita feliz—, cómo surgieron los semáforos y de dónde vienen las zzz’s del sueño; le presenta los pícaros y ya medioextintos letreros de baños públicos; le enumera los hispanismos más comunes que tiene el inglés —de los que además nadie se queja—, y ahonda en la idiosincrasia tan mexicana de la gorra, de los gorrones —de los que hablaba Chava Flores—, de colarse a las fiestas, ir a donde no se es invitado y pasársela a todo dar, de eso que todos hemos hecho o sufrido, sobre todo en estas fechas.

Lo dejo con este número, no sin antes desearle, querido lector, que termine el año de maravilla y que el próximo esté lleno de algarabía.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE