X
El objeto de mi afecto

Prótesis mamaria de silicón

Actualmente, la prótesis en forma de lágrima resulta flexible y similar al pecho femenino, pero ¿sabes cómo fue la primera intervención quirúrgica en que se colocó un implante mamario?

En 1966 se publicó la patente de la primera prótesis mamaria humana implantable quirúrgicamente. Su inventor, Thomas D. Cronin, la registró asignando los derechos de producción a la corporación Dow Corning.

Cronin, junto a su colega, el también cirujano plástico Frank Gerow, había creado los primeros implantes contemporáneos de silicón en 1961, mismos que probaron en 1962 en la paciente Timmie Jean Lindsey, quien se ofreció como voluntaria. La operación fue un éxito y ella manifestó que el aumento de senos había incrementado su autoestima.

Los implantes propuestos por Cronin y Gerow se componían de una cubierta porosa de caucho de silicón rellena de gel del mismo material, que se obtenía —a grandes rasgos— calentando el silicón —átomos de silicio y oxígeno— a unos 150o C durante cuatro horas, hasta conseguir la consistencia líquida. De esta forma, la prótesis en forma de lágrima resultaba flexible y similar al pecho femenino.

Desde entonces, la tecnología en fabricación de implantes de silicón se ha ido perfeccionando, a fin de obtener un gel cohesivo que permite que el seno se vea y se sienta más natural y exista un menor riesgo de ruptura.

El precio de unos implantes de silicón de buena calidad es de un promedio de 10 mil pesos el par. Es variable dependiendo del tamaño y la forma —no incluye el costo del proceso quirúrgico.

¿Te gustaría saber más acerca de los artefactos falsos que hemos implementado en nuestro día a día? Consulta otros artículos en nuestra Algarabía 155.

También te interesará conocer:

Silk Market

Ashgabat

Ésta es una carta editorial

Algarabía Fake

Publicidad

Gigoló

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE