X
Algarabía 141 Editorial

«Que quince años no es nada…»

Parafraseando el tango de Gardel; pero todo depende del cristal con que se mire.

Porque para mí, y para quienes hacemos Algarabía sí son mucho. Lo son porque en quince años hemos logrado algo que ni nosotros mismos imaginamos que podría ocurrir: de hacer un boletín a nuestro antojo y buen ver, que se sacaba cada tres meses, y que no tenía más de 500 ejemplares —con temas que nos gustaban y nos parecían interesantes, divertidos e inusitados—, hemos logrado hacer la revista cultural con mayor tiraje y mayor resonancia de México; y no sólo eso, una marca que va más allá, que representa la divulgación de la cultura a todos los estratos, de forma incluyente y horizontal: un medio eficaz de fomento a la lectura y del saber.

Hoy Algarabía ya no es nuestra, es de todos ustedes, quienes la leen, los que la alimentan, los que entran a nuestra web: algarabia.com

Los que lloran de risa con El Chingonario y sus aplicaciones como el Chingosound, por ejemplo —desde 2010, año en el que salió a la luz y se convirtió, más que en bestseller en un longseller—; de los que visitan nuestras tiendas Algarabía Shoppe, que ya son 6 —y ¡vamos por más!, además de su versión en línea algarabiashoppe.com
s22-editorial-pastel

Los que compran y regalan nuestros minialmanaques de Algarabía para recordar —en donde se repasa lo que sucedió cada año, de 1935 a 1999—, también de aquellos que nos siguen en las redes sociales —Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest— y que se ríen con lo políticamente incorrecto de mis tweets como @palabrafilica

Y sin duda de todos aquellos que oyen nuestro podcast Algarabía Radio en iTunes y cada noche de martes por medio de Código cdmx.

Además de todo esto, festejamos nuestros quince años con:

  • una selección de los que —a nuestro parecer— son los quince artículos más emblemáticos de las primeras —inconseguibles— quince Algarabías.
  • un nuevo diseño y estrenamos una tipografía hecha a la medida, para mejorar el disfrute de la revista, su calidad y lograr un producto más legible, original y único.
  • un papel que proviene de bosques renovables, es decir, que no genera deforestación. Siempre nos hemos preocupado por el ambiente.

Algarabía ya es un proyecto que nos rebasó y que trasciende fronteras —a la población hispana de los ee.uu e Iberoamérica—; un proyecto que cada día se vuelve más relevante en un México y en un mundo donde la gente necesita más recursos que discurso, donde ya nadie se detiene a aprender, ni a pensar, ni a reflexionar; en una época donde el dato y la historia parecieran no importar; en un momento en que la gente necesita de las palabras, las ideas, la ciencia, la historia, el arte y las curiosidades para ser mejor, pero sobre todo, para ser más feliz.

Algarabía es todo eso y mucho más. Léala y sabrá.

 

También te interesará:

> Siete años difíciles
> Ama lo que haces y haz lo que amas
> Lo que no sabemos de la locura
> Fuera del diccionario. La comprensión de la lectura

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE