Desde la redacción

«YOU OUGHTA KNOW» / Alanis Morissette

Alanis Morissette estaba destinada a convertirse en la vocera indisputable del malestar y de la angustia que experimentan las mujeres jóvenes.

Alanis Morissette estaba destinada a convertirse en la vocera indisputable del malestar y de la angustia que experimentan las mujeres jóvenes. Cuando en 1995 lanzó el álbum Jagged Little Pill —que consiguió vender más de 30 millones de copias en todo el mundo— nació una de «las estrellas más improbables de los años 90»: no tenía la mejor voz, no era la más hermosa, pero era auténtica y arriesgada.1 Stephen Thomas Erlewine, «Alanis Morissette», en All Music Guide to Rock, Backbeat Books, 2002.

Alanis aprendió a tocar el piano a los 6 años y compuso su primera canción a los 9. Después, actuó en una serie infantil, y, más adelante, consiguió un contrato con una disquera en su natal Canadá, donde lanzó dos álbumes dance pop. Cuando cumplió 20 años, decidió mudarse a Los Ángeles para consolidar su carrera. Fue así que tuvo la suerte de conocer a quien se convertiría en su productor y coautor de todas las canciones del Jagged Little Pill. Era Glen Ballard, quien, para ese entonces, ya había escrito, arreglado y producido canciones para Wilson Phillips, Paula Abdul y Michael Jackson, entre muchos otros —por cierto, escribió «Man in the Mirror», uno de los grandes éxitos del desaparecido «Rey del Pop»—. La química fue instantánea, y, tan pronto la descubrieron, se dedicaron a componer el nuevo álbum que redefiniera la imagen de Alanis.

Podría decirse, como opina un conocedor, que, a pesar de que Alanis y Ballard coescribieron las canciones, el corazón de cada una de ellas y el toque alternativo lo otorgó Ballard, como si «él fuera el escultor; y Alanis, la arcilla». Basta con ver uno de sus videos previos a Jagged Little Pill:

An Emotion Away

Alanis estaba lista para darle un cambio radical a su imagen. Ahora se acercaba más al estilo de otras mujeres de la escena alternativa, como Tori Amos y Liz Phair. Incluso, consiguió que el álbum saliera bajo el sello Maverick, propiedad de Madonna. «Me recuerda a mí cuando empecé», declaró Madonna en una entrevista; «Ligeramente extraña, pero con gran amor propio y muy directa»2 Robert Dimery, 1001 canciones que hay que escuchar antes de morir, Grijalbo, 2011, p. 732.. El álbum rompería un récord de la misma Madonna, cuando consiguió el mayor número de ventas en los ee.uu. como artista femenina.

El sencillo principal del álbum fue «You Oughta Know», una canción llena de ira hacia un antiguo amante. La música inunda los corazones heridos gracias a la poderosa guitarra de Dave Navarro —Jane’s Addiction— y el bajo de Flea —Red Hot Chilli Peppers—, quienes, curiosamente, no aparecen en el video. Quizá el éxito se deba precisamente a que la canción se aleja del pop mainstream y se orienta hacia el rock.

You Oughta Know

Letra

La letra da a entender que el interpelado es un ejecutivo de alguna disquera que se aprovechó de ella cuando era joven. Escuchar los versos es como inmiscuirse en las páginas del diario de una joven lastimada, pero que no busca compasión. Millones de personas de todo el mundo adoptaron esta canción como un himno de ruptura, un vehículo para expresar la frustración que se experimenta ante la traición del ser amado. Era profundamente genuina, y en lugar de lloriquear por la pérdida —una fórmula que probó ser multimillonaria para cantantes como Adele—, Alanis aullaba, liberándose, liberándonos.

«You Oughta Know» no fue una canción escrita como una venganza, sino como una liberación.

Alanis Morissette

Analicemos algunas de las estrofas. Comienza diciendo que está «feliz» por la nueva pareja de su antiguo amor. Le pregunta si la nueva mujer es tan «pervertida» como ella y si se atrevería a hacerle sexo oral en un cine. Continúa: «And every time you speak her name / Does she know how you told me you’d hold me / Until you died, till you died / But you’re still alive». «Y cada vez que dices su nombre, ¿ella sabe que me decías que estarías conmigo hasta que murieras? Pero sigues vivo». Estas líneas parecen una amenaza; increpan la mentira, pero, sobre todo, hablan de la inocencia perdida.

Más adelante reafirma que, ante el dolor, es mejor la ira que la tristeza: «It was a slap in the face how quickly I was replaced / Are you thinking of me when you fuck her?». «Fue como una bofetada ver qué rápido me reemplazaste / ¿Piensas en mí cuando coges con ella?». En la última parte de la canción la rabia crece, explota: «And I’m not gonna fade / As son as you close your eyes and you know it / And every time I scratch my nails down someone else’s back / I hope you feel it... Well, can you feel it?». «No voy a desaparecer/ Tan pronto como cierres los ojos y lo sabes/ Y cada vez que encaje mis uñas en la espalda de alguien más/ Espero que lo sientas… ¿Puedes sentirlo?».

La joven cantautora cantaba sobre lo que sentimos ante la pérdida, las fantasías de venganza, de desquite. Si nuestro amado ya está con alguien más, ¿por qué habríamos de contenernos? Pero todo va con una advertencia indicada desde el título. Esa persona debería saber ciertas cosas; no debe olvidar, no debe fingir que hemos desaparecido.

Legado

Con esta canción, Alanis consiguió entrar en el movimiento alternativo de las mujeres en el rock. Ella nunca consiguió igualar el éxito de este álbum; sus canciones se alejaron del espíritu de la mujer enojada que tan bien representaron, en los años 90, Courtney Love y Shirley Manson —sus últimas canciones hablan sobre la maternidad y la espiritualidad—. Sin embargo, «You Oughta Know» sigue considerándose una de las grandes canciones de aquella década. En dos de sus giras mundiales, Britney Spears y Beyoncé la incluyeron en su setlist, y ha sido covereada ad nauseam en reality shows musicales y videos de aficionados.

Versión del MTV Unplugged

Versión toma alternativa

Versión de Jonathan Coulton

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE