Desde la redacción

«What’d I say» / Ray Charles (1959)

También conocido como «The Genius», Ray Charles fue quien hizo de su ceguera un símbolo de buena música. Su apego y pasión hacia ella fue mayor a la incapacidad que sufría.

«Si tú no puedes entender “What I’d say”, entonces hay algo mal.
O es eso, o no estás acostumbrado los dulces sonidos del amor.»

Ray Charles

También conocido como «The Genius», Ray Charles fue quien hizo de su ceguera un símbolo de buena música. Su apego y pasión hacia ella fue mayor a la incapacidad que sufría. Desde muy joven aprendió y se dedicó a leer y componer música en Braille. Charles decía: «La diferencia con los niños videntes que aprenden alguna canción es que los ciegos tenemos que tocar las notas, entenderlas y luego memorizarlas para finalmente poder tocar la melodía…». Esto fue un factor muy importante dentro de sus creaciones musicales, pues le daba a sus canciones algo que era inusual en su época y que se volvió sello característico de su música: la improvisación.

Su asombrosa habilidad con el piano y la voz recordaban a la obra de Nat King Cole, quien había sido su mayor fuente de inspiración, pues Ray comenzó su carrera en Seattle interpretando un repertorio lleno de canciones de este cantante. Pero precisamente por su similitud, era probable que no llegara más allá de los bares en los que se presentaba. Luego conoció a un productor de la empresa discográfica Atlantic Records: Ahmet Ertegum. Él fue quien ayudó a Charles a redescubrir y explotar su lado creativo, para que mezclara sus impecables cualidades musicales: la voz, el piano, la improvisación y sus influencias como el gospel, blues, country y folk, y así crear un estilo propio que lo lanzaría a la fama.

Su introducción a la música fue a través del gospel, y nunca abandonó el sentimiento que este género le provocaba para componer sus propias canciones. Ray se guiaba mucho por las sensaciones que determinada combinación de notas producía en él, y según la opinión de Billy Joel, cuando componía y cantaba, compartía su alma a través de su música. Recuerda que la primera vez que escuchó a Charles, era como asistir a un evento religioso, donde él era el sacerdote y el público, el resto de la congregación.1 Algo muy similar ocurrió cuando compuso, o mejor dicho, improvisó «What I’d say».

What I’d say en vivo

Esta canción consagró a Ray Charles no sólo como uno de los mejores artistas de la década de los 60, sino como uno de los mejores músicos de la historia. Él mismo contó un sinnúmero de veces la curiosa historia de esta canción.

Era 1959, cuando él y su banda se encontraban en una presentación en un bar de Midwest, ee. uu. Cuando terminaron de tocar, notó que era la 1 de la mañana y faltaban 12 minutos para cumplir el tiempo que había acordado y ya no tenía ninguna canción de sobra en su repertorio para «matar» esos minutos. Así que lo único que pudo decir a The Raeletts —sus coristas— y a su banda fue: «Escuchen, voy a perder un poco el tiempo, ustedes síganme la corriente.»2

«Entonces empecé a improvisar un riff que había traído en mi cabeza. Se sentía bien, así que seguí. Una cosa llevó a la otra, y de pronto me encontré cantando y queriendo que The Raeletts repitieran después de mí… Podía sentir como todos en el lugar estaban saltando, bailando y dejándose llevar por algo feroz.»3

Cuando por fin Ray y su banda terminaron la presentación, una muchedumbre se le acercó para preguntarle en dónde podían conseguir el disco que tuviera esta canción, a lo que él respondió que todavía no se había grabado. Días después, Ray se dedicó a arreglarla, agregar nuevos versos y a extenderla, para que pudiera ser lanzada.

El sonido de «What I’d say» era demasiado innovador y movido para una época donde lo único transmitido en radio eran baladas, así que muchos se burlaban de ella, creyendo que no habría manera de que el público la aceptara. Además, el ritmo incitaba a que los jóvenes tuvieran un comportamiento inapropiado si la bailaban, por lo que fue prohibida en la radio, argumentando que era sugestiva. Pero el daño ya estaba hecho.

«What I’d say» fue un single con una duración de siete minutos y medio. A pesar de la controversia que causó en el público conservador, la canción fue todo un éxito del género R&B. El 12 de julio de 1959 se colocó en la lista Billboard y unas semanas después subió al sexto lugar de popularidad.

«What I’d say», parte 1 y 2

Sigue a la autora por Twitter: @retrofutura_

Referencias

  1. http://www.rollingstone.com/music/lists/100-greatest-singers-of-all-time-19691231/ray-charles-20101202
  2. http://mixonline.com/mag/audio_ray_charles_whatd/index.html
  3. Op. Cit.

Fuentes

http://www.rollingstone.com/music/lists/the-500-greatest-songs-of-all-time-20110407/ray-charles-whatd-i-say-20110516

http://www.rollingstone.com/music/lists/100-greatest-singers-of-all-time-19691231/ray-charles-20101202

http://mixonline.com/mag/audio_ray_charles_whatd/index.html

http://web.archive.org/web/20080714130209/http://www.rollingstone.com/news/story/6595855/whatd_i_say

http://web.archive.org/web/20080822034854/http://www.rollingstone.com/news/story/5939211/the_immortals__the_greatest_artists_of_all_time_10_ray_charles

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE