Desde la redacción

«Walk on the wild side» / Lou Reed (1972)

—Un paseo por el «verdadero» lado salvaje— «Paul Morrissey me hizo una estrella, pero Lou Reed me hizo inmortal» Holly Woodland 1972 Hace apenas dos años se separó The Velvet Underground, un grupo que pocos imaginaban que llegaría a ser tan influyente, y hace un año su líder lanzó su primer —y poco exitoso— disco […]

—Un paseo por el «verdadero» lado salvaje—

«Paul Morrissey me hizo una estrella, pero Lou Reed me hizo inmortal»

Holly Woodland

1972

Hace apenas dos años se separó The Velvet Underground, un grupo que pocos imaginaban que llegaría a ser tan influyente, y hace un año su líder lanzó su primer —y poco exitoso— disco en solitario, titulado simplemente Lou Reed.

Uno de los pocos artistas que confía en Reed es el siempre atento David Bowie, a quien el sello rca, como casi última oportunidad a su músico, le encarga —junto a su guitarrista Mick Ronson— la producción del disco Transformer, un título con innegable doble significado en una escena inmersa en el andrógino glam rock. Reed es al mismo tiempo influencia y discípulo dentro de la escena glam, y la portada de este álbum, borrosa y desvaída, muestra al músico enfundado en cuero, usando un collar y exageradamente maquillado.

Agosto de 1972

«Siempre pensé que resultaría divertido presentarle a la gente personajes que quizá no había conocido antes o que no querría conocer». Esa frase —que aplica perfectamente a toda la obra de Reed— es la que probablemente ronda su cabeza durante este mes en los Trident Studios de Londres, durante las sesiones de Transformer.

Un día de finales de agosto de 1972

Aunque ya la había cantado desde hace un tiempo con el título provisional de «Wild side», Reed se sienta y reescribe algo que originalmente había escrito para un musical de Broadway que iba a ser dirigido por Andy Warhol —basado en la novela de Nelson Algren A walk on the wild side—. Algunos autores proponen que de ahí viene el nombre del tema, mientras que otros dicen que es un homenaje a una película protagonizada por Barbara Stanwyck. Pero la mayoría coincide en una explicación más pedestre: «take a walk on the wild side» era, en el argot neoyorkino de los sesenta, de los travestis que se prostituían en las calles, cuyos clientes —algunos— eran estrellas en la Factoría de Warhol donde Lou Reed había conocido o visto a todos los personajes que serían parte de la canción.

El poderosísimo riff de bajo que abre el tema fue, según palabras del músico de estudio Herbie Flowers, algo «casi accidental». Grabaron la canción en veinte minutos y dice que su contribución fue, como es habitual en los músicos de Studio, de «haces el trabajo y te vas, doce libras».

La frase «Holly came from Miami F.L.A.» abre la primera estrofa. Se refiere a Holly Woodland —nacido Harold Santiago Rodriguez Franceschi Danhackl—, estrella de Flesh, dirigida por Paul Morrissey. Holly aún tiene un espectáculo de cabaret a sus más de sesenta años.

«Candy came from out on the island», continúa la siguiente frase, convirtiendo a Candy Darling —James Lawrence Slattery— en protagonista de dos canciones de Reed, ya que «Candy says» de Velvet Underground también habla de ella. Lo más extraño de esta estrofa es que hace referencia clara al sexo oral —«give head»—, pero logró saltarse la censura y sonar en la radio. La última línea, sin embargo, no se salvó: originalmente decía «all the colored girls» en vez de «all the girls».

El único personaje masculino no travesti de toda la canción aparece en la tercera estrofa: «Little Joe never once gave it away», y se refiere al modelo y actor Joe Dallensandro —Angelo Dallesandro Joseph— cuya relación con la música no se limitaría a su amistad con Reed ni a la mención en esta canción, pues en el Sticky Fingers de los Rolling Stones y en el primer disco de The Smiths se usan imágenes de él.

Las dos últimas estrofas hacen mención de personajes secundarios —pero no menos reales— en la escena warholiana, como lo fueron Joe Campbell —por su apodo «Sugar Plum Fairy»— y Jackie Curtis.

1972 – hoy

«Walk On The Wild Side» ha sido la canción de Lou Reed que más alto —tanto en grupo como en solitario— ha llegado en las listas de éxito a ambos lados del Atlántico, aunque nunca dentro de las diez primeras posiciones. Ocurrió cuando salió como primer single de Transformer y hace poco en iTunes, en los días siguientes a la muerte de Reed.

Versiones
Miles: de los Strokes a Robbie Williams, de Vanessa Paradis a Albert Pla, de Jimmy Fallon a The Rentals.

Referencias
Ignacio Juliá, «Feed-back: la leyenda de la Velvet Underground»; Barcelona, Ruta 66, 1986.
Michael Heatley, «The boy in the song: the true story behind 50 rock classics»; Chicago Review Press, 2012.
«The real life stories told in ‘Walk on the wild side’»; New York Times, 2013.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE