Desde la redacción

The Blue Marble

Desde el primer daguerrotipo hasta la última imagen digital, la fotografía saca de su cotidianidad a cualquier objeto que capta: lo resalta, remarca y enmarca, lo pone a la vista, le da otro enfoque, le otorga un nuevo discurso y una naturaleza completamente distinta a la que tiene en el mundo natural.

Desde el primer daguerrotipo hasta la última imagen digital, la fotografía saca de su cotidianidad a cualquier objeto que capta: lo resalta, remarca y enmarca, lo pone a la vista, le da otro enfoque, le otorga un nuevo discurso y una naturaleza completamente distinta a la que tiene en el mundo natural; deja de ser lo que es para convertirse en algo más, incluso si lo que es captado por el lente es nuestro propio planeta.

Carl Sagan dijo alguna vez: «La Tierra no es más que un pequeñísimo grano que forma parte de una vasta arena cósmica…» Y estaba en lo cierto. Pero la Tierra será del tamaño que deseemos, siempre y cuando la veamos desde diferentes ángulos y perspectivas. Como bien se sabe, la nasa se dedica a estudiar tanto el espacio, como todo aquello que está más allá de la última capa de atmósfera terrestre. A pesar de esto, de vez en cuando también dirigen su atención hacia el planeta Tierra. En una de esas ocasiones, lograron captar una de las fotos más icónicas quizá no sólo del siglo xx, sino de todos los tiempos: The Blue Marble.

37foto-interior1

The Blue Marble, Apollo 17, 7 de diciembre de 1972

Nombrada así debido a la semejanza que tiene con las canicas con las que antes jugaban los niños, el 7 de diciembre de 1972, la tripulación del trasbordador «Apolo 17» tomó la imagen de nuestro planeta a una distancia de 45 mil kilómetros. En ella se pueden ver la Península Arábiga y parte de la costa este de África, que se extiende hasta desembocar en la Antártica, la cual se puede reconocer como una masa blanca en la parte inferior.

La imagen original estaba al revés, pero decidieron que sería mejor presentarla como lo muestra la imagen superior. «Apolo 17» fue la última misión lunar enviada al espacio, así que desde entonces, ningún otro ser humano ha podido tomar una foto como ésta donde se muestre el globo terráqueo completo e iluminado.

Todas las misiones que se hacían llamar «Apolo» estaban también encargadas de tomar fotos a color de la Tierra, con el fin de que se pudiera tener otra perspectiva del planeta. Pero esta visión objetiva del mundo se vio beneficiada por otro tipo de prácticas que estaban creciendo al inicio de la década de los 70: la de los movimientos ecologistas y ambientalistas que tomaron lugar tanto en los ee. uu. como en otros países, y que hicieron que The Blue Marble se convirtiera en su símbolo. Y no es difícil entender el porqué.

37foto-interior2

Primer imagen de la Tierra tomada desde el espacio y transmitida por televisión el 1 de abril de 1960.

El hecho de presentar el planeta entero y de una forma que ningún mapa había podido dibujar, tan pequeño y a la vez tan vulnerable, flotando en la inmensidad de la nada, con la oscuridad del cosmos a su alrededor, resulta abrumador y pone en perspectiva la existencia y condición humana, que vive literalmente en una isla flotante en el universo, donde ni siquiera hombre o acción humana puede percibirse o tiene repercusión alguna.

The Blue Marble ha servido de inspiración para otras fotos que se han tomado de la Tierra desde el satélite Modis, que se encuentra en órbita. En el año 2000, la nasa se encargó de tomar fotografías del hemisferio occidental, para conseguir una similar a la original. Fue hasta 2002 que se pudo lograr algo muy parecido y mucho más detallado, gracias a la precisión y alta definición de los lentes fotográficos y a que pudo acercarse a una distancia de 700 kilómetros.

37foto-interior3

Blue Marble, NASA, 2002

Desde octubre de 2005, la nasa se ha encargado de recopilar información de la superficie terrestre cada cuatro meses por medio de imágenes, sin la necesidad de realizar más viajes espaciales. Este nuevo proyecto y colección de fotografías se llama Blue Marble: Next Generation, y pueden ser vistas por todos.

Datos curiosos

La Tierra desde lejos. En 1990, la sonda «Voyager 1» fue enviada al espacio para que tomara imágenes que completaran la colección de fotos del Sistema Solar llamada Family Portrait. Carl Sagan, reconocido astrónomo e integrante de la misión, solicitó que a la distancia de Saturno, la sonda volteara su cámara y tomara una foto de nuestro planeta. Ésta es la imagen.

37foto-interior4

Pale Blue Dot, Voyager 1, 1990

The blue pale dot, narrado por Carl Sagan.

***

Fuentes
http://earthobservatory.nasa.gov/Features/BlueMarble/BlueMarble_history.php
http://earthobservatory.nasa.gov/Features/BlueMarble/BlueMarble_2002.php
http://link.springer.com/article/10.1186/gb-2011-12-4-112#page-1
http://earthobservatory.nasa.gov/Features/BlueMarble/

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE