Desde la redacción

Salvar a un verdugo

En esta fotografía aparece a un grupo de médicos afroamericanos que tratan de salvar la vida de un miembro del Ku Klux Klan, un grupo extremista que considera superior a la raza blanca.

En esta imagen, un grupo de médicos afroamericanos lucha por salvar la vida a un integrante del Ku Klux Klan. Esta fotografía es considerada por muchos como una ironía aleccionadora, pues la historia se ha encargado de advertir sobre la contradicción en la que se sustentan los movimientos raciales, xenofóbicos, etnocentristas e intolerantes, frente a la disparidad de rasgos y características que se emparejan con la misma esencia que nos convierte a todos en seres humanos.

El racismo presupone que sobre el entorno sociocultural existen castas humanas superiores a otras, a partir de ciertas tradiciones históricas que se encargan de mantener activas las diferencias perceptuales entre grupos con características biológicas o étnicas desiguales; a través de prácticas políticas e ideológicas esto se ha amoldado como doctrina a la conveniencia de algunos que ostentan poder sobre su sociedad.

Como alguna vez mencionó Rigoberta Menchú, «el racismo se inventó en el siglo xviii, sobre todo para legitimar la Conquista, la esclavitud y el colonialismo. Después sirvió para fortalecer y reproducir la hegemonía blanca, pero capitalismo y racismo han caminado históricamente de la mano.»

Principalmente en Europa y ee.uu. surgieron varias organizaciones fundamentalistas que han propugnado por una «limpieza étnica» o «exterminio de razas inferiores», cuyo discurso ideológico busca imponer élites simbólicas y condiciona sus prácticas para romper con todo sentimiento de empatía, piedad o amor hacia el otro, con el fin de legitimar la discriminación de algunos adoctrinados sobre cierta identidad dentro de la esfera social.

s16-historiafoto-kkk-1

El Ku Klux Klan —kkk—, por ejemplo, fue una asociación de grupos de ideología extrema derecha en ee.uu., que se fundamentaban en la creencia de una supremacía total de la raza blanca para salvaguardar su dominio sobre la población negra de ese país, que en su mayoría habitaba en los estados sureños.

Se originó en 1866, en el estado de Tennesse, por antiguos oficiales del ejército confederado luego de que terminó la Guerra de Secesión. El nombre de esta secta terrorista proviene de una deformación de la palabra griega kyklós, que significa «círculo» —en sus reuniones se colocaban formando esta figura alrededor de una cruz en llamas— y la palabra klan, del escoces gaélico que significa «familia, grupo o dinastía», pues sus fundadores eran descendientes de los primeros pobladores originarios de esa región de Gran Bretaña.

En principio era un grupo que se dedicaba a gastar bromas y organizar rituales burlescos contra las personas afroamericanas, pero conforme fueron expandiendo su área de influencia, se tornaron violentos y desencadenaron campañas de odio contra los defensores de los derechos de los negros, o contra aquellos liberados de la esclavitud.

s16-historiafoto-klan-in-gainesville

En 1871 gran parte del kkk se desintegraría debido al Acta de Derechos Civiles emitida por el entonces presidente republicano Ulysses S. Grant; pero un par de años más tarde, este clan sería revivido por algunos fanáticos que asesinaron a más de doscientas personas afroamericanas.

Luego del estreno de la película El nacimiento de una nación —dirigida en 1915 por Griffith—, en la cual el kkk fue idealizado como una organización heroica, nacida para defender el sur de ee.uu., esta secta se fortaleció con la incorporación de un gran número de miembros, todos ellos con prejuicios no sólo contra las personas de raza negra, también contra homosexuales, judíos e inmigrantes.

s16-historiafoto-kkk

Con el paso de los años el acecho de este clan se extendió por el territorio norteamericano, pero su impacto fue diferente de acuerdo con las circunstancias históricas en las que reaparecía para arraigar su ideología. Por ejemplo, en la etapa de la Segunda Guerra Mundial el gobierno Nazi tuvo representación en ee.uu. debido a que los miembros de esta secta lo avalaban; ésta pareció disolverse en 1940, pero una década más tarde reapareció luego de que se desarraigara la segregación racial de las escuelas de dicho país.

s16-historiafoto-Médicos-negros-salvando-a-un-miembro-del-Ku-Klux-Klan

Médicos afroamericanos salvando a un miembro de la secta KKK (1958)

La historia tras esta fotografía hace evidente el daño social de la discriminación e invita a su reflexión, pues como alguna vez dijo Orson Welles: «El odio a las razas no forma parte de la naturaleza humana; más bien es el abandono de la naturaleza humana ».

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE