Desde el palco

¡Tripas para todos!

Hablar de cine gore es hablar de una expresión violenta cuya motivación principal es: mostrar el sufrimiento humano…

Y su vulnerabilidad física ante circunstancias y fenómenos fantásticos o mortales.

Su valor estético primordial recae en mostrar violencia gráfica con la finalidad de sensibilizar al espectador, trastocar sus emociones y evidenciar la fragilidad del hombre ante otras bestias, seres o ante él mismo.

La palabra gore es una palabra inglesa que hace referencia a la expresión sangre derramaday que designa a un subgénero del terror cinematográfico dedicado a mostrar escenas de crudeza visual como canibalismo, decapitaciones, asesinatos, sangre derramada, vísceras esparcidas, mutilaciones, tortura y experimentación.

Técnicamente el cine gore se caracteriza por movimientos de cámara abruptos y yuxtaposiciones de imágenes siniestras y llenas de contrastes, que sustituyen lo contemplativo por lo inmediato.

Ver cine gore puede marcar nuestra forma de percibir el séptimo arte, pues no hay intermedios; te gusta o te desagrada, te emociona o te asquea, lo amas o lo detestas.

Narrativamente llega a carecer de sentido, favorece las imágenes sangrientas y llenas de vísceras, utiliza el recurso de entrelazar historias para generar una mezcla de emociones y sensaciones. Esto da como resultado una experiencia de éxtasis repleta de violencia, acciones desenfrenadas y de lo excesivo y explícito.
s30-palco-Blood-Feast3

Orígenes sangrientos

«…un infierno habitado por los de nuestra misma especie, a pesar de todas las torturas, es mucho más deseable que un cielo ocupado por los seres monótonos a quienes nos presentan como modelos de virtud.»
Marqués de Sade

Su origen se remonta a obras literarias como 120 días en Sodoma del Marqués de Sade, al teatro francés grand guignol y al Théatre Libre de André Antoine. Este tipo de espectáculo se convirtió en sinónimo de horror gratuito, acontecimientos viscerales con una serie de efectos escénicos encantadores y terroríficos con la mera intensión de entretener a los espectadores hambrientos de sangre.

El concepto estético y crudo del teatro grand guignol pasó a la pantalla grande que se vio influenciada por el expresionismo alemán, el cual impuso una variación al cine de terror, que cambió lo explícito por aspectos más simbolistas como escenografías distorsionadas y una iluminación más contrastada.

Sangre, tripas y atasque

El género nació oficialmente en 1963 con Blood Feast, pelicula de Herschell Gordon Lewis «el padrino del gore», una producción de tan sólo nueve días de rodaje y presupuesto de 70,000 dólares —que consiguió la revolución del cine de terror y dio pauta al cine de serie B—. En esta película se citan todos los elementos del cine de Lewis: actores no profesionales, chicas semidesnudas, fotografía deplorable, música inaudible, medios insuficientes, diálogos increíbles, chorros de sangre y tripas al por mayor.

s30-palco_night-living-dead

Entonces la pregunta es ¿por qué fue tan bien recibido por los espectadores a pesar de sus carencias técnicas? Simple, este cine tuvo todo el potencial y fuerza para romper los esquemas, barreras y formalidades del cine tradicional invadido de lo mismo.

Sin duda, un clásico del género es Night of the Living Dead (1969) de George A. Romero.

Otra cinta destacada es The Last House on the Left de Wes Craven (1972). A la que se le ha querido atribuir una relación con la cinta del grandioso Ingmar Bergman, The Virgin Spring de 1959, pero lo único que tiene que ver con la obra maestra de Bergman es una leve base argumental: unos degenerados abusan de unas muchachas y el padre de una de ellas procederá a vengarse.

s30-palco-the-last-house-on-the-left

El cine gore a pesar de sus altas y bajas, nunca ha querido aparentar otra cosa sino lo que es en sí mismo, no pretende ocultar sus carencias ni intenta ser pretencioso el Cine Gore es de elogiarse por su vigencia y su legión de fieles seguidores, por ello, hoy en día busca nuevos contenidos, nuevas formas de narrar y nuevas alternativas de texto y subtexto que justifiquen la violencia emanada pues «el mal es sólo un punto de vista. Dios mata indiscriminadamente, también deberíamos hacerlo nosotros.»1 Lestat, Interview with a Vampire.

Ve también: Muerte es trama, morbo es motor: «Snuff» –mito y gore– 

5 películas para iniciarte en el Cine Gore

por Luigi Mtz

1) Cannibal Holocaust (1980); Ruggero Deodato, Italia.

Un grupo de exploradores viaja al Amazonas para documentar la vida de comunidades aborígenes…. Nunca regresan a casa. El investigador que sale a su búsqueda no encuentra más que evidencia en video de la masacre de la que los viajeros fueron víctimas después de transgredir el orden social caníbal.

  • Splatter: mutilaciones, asesinatos, violencia sexual, tortura animal
  • Joya gorie Se termina extasiado o asqueado, pero convencido que la película está perfectamente lograda. Tanto así, que Deodato, el director, terminó acusado de homicidio tras no poder comprobar que los asesinatos hubieran sido montados.
  • Bonus: La película es considerada por muchos como una gran proyección de la crueldad humana. Porque aquí no se juzga al caníbal, sino al salvaje explorador que agrede, viola y masacra a una inocente tribu comehumanos que, hasta entonces, no se metía con nadie.

2) Lo Squartatore di New York  (1982), Lucio Fulci; Italia.

Las neoyorquinas de moral distraída corren peligro: un asesino con voz de pato (sí: voz de pato) anda suelto. El Teniente Fred Williams busca atrapar al destripador analizando cada uno de sus patrones de conducta.

  • Splatter: violencia sexual, tortura, misoginia… y un asesino con voz de pato.
  • Joya gorie: Fue un total fracaso en taquilla y las actuaciones son mediocres, pero el furor del público underground convirtió a la película en un must-see y a su director en el padrino del género. Las escenas de violencia (aunque aligeradas por la voz de pato del asesino) logran horrorizar al espectador.
  • Bonus: … Un asesino con voz de pato

3) Ginī Piggu: Akuma no Jikken  (1985), Satoru Ogura; Japón.

Guinea Pig: El experimento del diablo es la primera de las 7 películas que componen una de las series más famosas del género. La trama es simple: un grupo de hombres que secuestran y torturan a una joven para medir cuánto puede sufrir el cuerpo humano.

  • Splatter: tortura, mutilación, asesinato
  • Joya gorie: Las 5 primeras películas de la serie formaban parte de la colección de videos de Tsutomu Miyazaki, uno de los más crueles asesinos seriales en la historia de Japón. Esto, claro, no es motivo de presunción para los directores de dichas cintas… o tal vez sí.
  • Bonus: La película saltó a la fama cuando el actor Charlie Sheen la vio por error: sintió tan reales las escenas que pensó que se trataba de una auténtica cinta snuff (grabación real de asesinatos), así que llamó al FBI para denunciar el material.
  • Bonus Bonus: Charlie Sheen se convirtió en la burla del FBI… y del mundo entero.

4) Martyrs (2008), Pascal Laugier; Francia.

«Es muy fácil crear víctimas… Los mártires, en cambio, son únicos». Esa es la justificación de una bola de locos pertenecientes a una sociedad secreta que busca los misterios de la vida después de la muerte, para secuestrar y torturar a personas inocentes.

  • Splatter: tortura, asesinato
  • Joya gorie: La violencia gráfica es casi intolerable, pero la trama es increíble: una de las historias de horror más hermosas que se hayan creado jamás.

5) The Human Centipede (2009), Tom Six; Holanda.

Visualmente no es tan explícita como una gore promedio, pero la historia basta para perturbar mentes de por vida. Un científico alemán quiere unir a tres personas por el tracto digestivo: literal, un ciempiés humano. Secuestra entonces a tres turistas y los une quirúrgicamente del recto del uno a la boca del otro.

  • Splatter: asesinato, sadismo
  • Joya gorie: Los directores contemporáneos le dan la vuelta al género y proponen nuevas historias que nadie nunca va a poder olvidar.

 

… La última recomendación: Jamás, nunca, por ningún motivo vean A Serbian Film. El daño que ocasiona es permanente, completamente doloroso e innecesario: necrofilia, pedofilia, alusión al snuff… nadie necesita en su cabeza tanto mal.

s30-palco-gore-blood-feast

 

También vas a querer conocer:

Diez películas que nos traumaron de chiquitos

Diez artistas visuales que incursionaron como directores de cine

Edward Gorey: una vida singular

Los nombres del miedo

> Horrores familiares

 

Usted

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Newsletter Algarabía

Publicidad

Publicidad

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE