Del mes

¿Qué onda con los perros detectores de alimentos?

Si usted ha viajado al extranjero, seguro se ha preguntado a su regreso a México qué hace un perro rondando su equipaje.

—Control sanitario en los puntos de ingreso al país—

Si usted ha viajado al extranjero, seguro se ha preguntado a su regreso a México qué hace un perro rondando su equipaje.

Desde 2006, en varios aeropuertos y puntos fronterizos de México, se ha implementado una medida de control sanitario que consiste en emplear perros para detectar alimentos —en los que pueden alojarse plagas y enfermedades potenciales— sin necesidad de abrir ningún equipaje.

Cuando un «canino detector» percibe en alguna maleta plantas, semillas, frutas, cárnicos, lácteos entre otros, su señal es muy discreta: se sienta. Entonces, el perro le indica al oficial de inspección dónde detectó algo, poniendo una pata sobre la maleta que será inspeccionada en ese instante y en presencia del dueño. A este entrenamiento —para que el animal no ladre ni se altere— se le llama «detección pasiva».

Contrario a lo que se piensa, los perros que se entrenan para detectar alimentos no son castigados ni se les hace pasar hambre para que «aprendan más rápido»; todo lo contrario: cuando aprenden a detectar cualquier producto agropecuario se les da un premio —una croqueta, una pelota u otro objeto de juego.

Hace poco se inauguró en Tecámac, Estado de México, una de las escuelas de adiestramiento canino más avanzadas del mundo —que incluye, por ejemplo, simuladores de bandas de equipaje y sonidos ambientales de un aeropuerto— para entrenar a más perros en esta técnica y así ampliar los controles sanitarios en los puntos de ingreso al país, como puertos, aeropuertos y fronteras.1

¿Cómo empezó todo?

En 1984, previo a los Juegos Olímpicos en Los Ángeles, las autoridades sanitarias de los ee. uu. pensaron que se podrían diseminar plagas debido a los alimentos que los turistas que llegarían de todo el mundo pudieran introducir a su país. Para no tener que revisar cada maleta, decidieron entrenar perros de la raza Beagle —como el célebre Snoopy— porque, además de que tienen un olfato muy desarrollado, la conducta de estos animales es tranquila y amigable.

Gracias a estos «caninos detectores», se ha fortalecido la inspección turística de alimentos, lo que ha permitido mantener a México libre de plagas y enfermedades devastadoras como la mosca del mediterráneo, el gorgojo khapra, la fiebre aftosa, la fiebre porcina clásica, la salmonelosis aviar y la encefalopatía espongiforme bovina —mejor conocida como «el mal de las vacas locas»—, entre otros padecimientos o plagas.

________________

1 El Centro Nacional de Adiestramiento y Desarrollo de la Unidad Canina, forma parte de las innovaciones que desarrolla el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria. Mayores informes: www.senasica.gob.mx/

_________________

El Dr. Ian Q. Carrington invita a los lectores involucrados en la investigación científica a difundir sus descubrimientos por medio de Algarabía: cartas@algarabia.com

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE