Mito: Los lemmings se suicidan en masa

Mito: Los lemmings se suicidan en masa

Los lemmings o leminos, son roedores  —de la familia de los hámsters— que habitan en la tundra y en las praderas árticas de América, Europa y Asia. Una sola hembra lemming puede tener hasta 80 crías en un año, y existe la creencia de que, cuando hay sobrepoblación de estos roedores, se precipitan en masa hacia el mar para equilibrar su número.

Esta creencia surgió del libro Children’s Enciclopaedia (1908), de Arthur Mee, y se volvió parte del imaginario colectivo gracias al laureado «documental» de Walt Disney, White Wilderness (1958), en el que se filmó la supuesta migración de los lemmings en Alberta, Canadá, cuando en esta zona no existe salida al mar ni habitan lemmings.

Lo que sí ocurre es que, cuando éstos exploran terrenos desconocidos en busca de comida, se topan con obstáculos naturales —acantilados, lagos o mares— y, al avanzar en manada, algunos se precipitan y mueren; pero no se trata de un suicidio colectivo.