#99 Algarabía Del mes

Los iconos de la Iglesia ortodoxa

Una de las funciones de los iconos es colocar al practicante ortodoxo en disposición de orar, de modo que se consideran un poderoso medio por el cual se alaba a las figuras divinas.

La tradición cristiana refiere que, durante su camino a la crucifixión, Jesús se encontró con una mujer llamada Verónica, quien le enjugó la cara con un paño y milagrosamente el rostro de Cristo quedó grabado en la tela. A pesar de que no se menciona en los Evangelios canónicos, para la Iglesia Ortodoxa el velo de Verónica se considera el primer icono —del griego bizantino εικόνος, eikónos, 'representación, imagen'— sagrado, y por lo tanto justifica una serie de prácticas esenciales para esta rama del cristianismo.

La Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa —o Iglesia Ortodoxa Oriental— es una de las tres ramas principales del cristianismo, junto con el catolicismo y el protestantismo. Tiene entre 250 y 300 millones de fieles y se predica en Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Georgia, Rumania, Serbia, Bulgaria y Grecia. Su doctrina es semejante a la de la Iglesia católica, y ha integrado diversas tradiciones griegas, rusas, eslavas y del Medio Oriente.

La Iglesia ortodoxa tiene su origen en la predicación de los apóstoles en la parte oriental del Imperio Romano —donde se hablaba griego— y tuvo su época de esplendor durante el Imperio Romano de Oriente, que se estableció en el siglo iv d.C. con capital en Bizancio o Constantinopla —en la actual Estambul—, y terminó con la toma de Bizancio por los musulmanes en 1453.

Una de las funciones de los iconos es colocar al practicante ortodoxo en disposición de orar, de modo que se consideran un poderoso medio por el cual se alaba a las figuras divinas. Los ortodoxos aseguran que el culto a los iconos no es una forma de idolatría, sino de veneración a la persona divina que representan. Para ellos, estas imágenes religiosas son ventanas al reino de Dios, impresiones de los arquetipos celestiales.

Desde el punto de vista teológico, la alabanza a estos temas religiosos tiene que ver con el milagro del velo de Verónica, una imagen que los rusos practicantes llaman «la imagen que no fue hecha con manos» —o Acheiropoíeta, del griego αχειροποίητα—. Incluso el proceso de producción de las imágenes está estrechamente ligado con el rito litúrgico: antes de comenzar, los pintores —que en su mayoría son monjes— se santifican mediante ayuno y penitencia.

Sigue leyendo sobre los iconos ortodoxos en Algarabía 99, con un Dossier dedicado a Rusia.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE