#92 Del mes

La gente del frío: los inuit

Los algonquinos inventaron un término para referirse a ellos, desde que hace 10 mil años atravesaron el estrecho de Bering para internarse en Norteamérica: les decían esquimales, los «comedores de carne cruda». Pero poco es lo que conocemos acerca de estos habitantes Norte, acaso mitos que permanecen de culturas que nos son ajenas.

Los algonquinos1 inventaron un término para referirse a ellos, desde que hace 10 mil años atravesaron el estrecho de Bering para internarse en Norteamérica: les decían esquimales, los «comedores de carne cruda». Pero poco es lo que conocemos acerca de estos habitantes Norte, acaso mitos que permanecen de culturas que nos son ajenas.

Con el tiempo, la denominación de esquimal se consideró despectiva, y se reemplazó por el término inuit, que es como estos pueblos se autodenominan en inuktitut —su lengua tradicional—. El vocablo inuit —‘los seres humanos’, ‘el pueblo’—, corresponde al plural de inuk, palabra con la que se designa a «la persona», «el individuo».2

Los inuit de Groenlandia tienen una palabra que describe sus vidas en el ártico: sila. Esta palabra significa «clima» en determinado contexto, pero en otro se utiliza para referirse a la mente y la conciencia. Así, para los inuit, la persona y el ambiente son uno mismo. Cuando la gente habla del cambio del clima, también habla de la forma en que éste los transforma —lo que no es de extrañar, cuando la vida se construye en un ambiente de -50 ºC, y se tienen noches o días que duran varios meses.

¿De dónde salieron?

Durante el Pleistoceno, los inuit vivían en las regiones siberianas, pero se estima que, hace 10 mil años, tres etnias atravesaron el estrecho de Bering con dirección a Alaska y luego —hace mil años— algunos de ellos se desplazaron a la región ártica canadiense, y el resto migró a Groenlandia.

Desde su llegada a estas tierras, construyeron un mundo a su manera: imposibilitados para la agricultura, se concentraron en la caza y la pesca; basaron su espiritualidad en la naturaleza, y su modo de convivencia se estableció bajo un estricto sentido comunitario. Persiguieron ballenas a bordo del kayak; desarrollaron el remo de esquimotaje para facilitar la vuelta de la embarcación cuando los hielos flotantes los volcaban, e inventaron el anorak, una pesada chamarra con capucha que evitaba que el agua entrara.

Lo invitamos a conocer más sobre el origen de los grupos inuit, su forma de vida y su estrecha e inevitable relación con la nieve en la versión completa del artículo de Algarabía 92.



1 Como algonquinos se conoce a una familia de tribus norteamericanas que comparte una misma raíz lingüística y que pobló América, desde la península del Labrador hasta Carolina del Norte. Fueron los que impidieron el paso de los inuit hacia el sur y los primeros en tener contacto con el «hombre blanco»: los vikingos, durante el siglo XI.


2 El término inuit, trascendiendo los regionalismos particulares, tiende a aproximar a los pueblos que, aunque dispersos por tan vasto territorio, comparten prácticas y valores: los kalaallit de Groenlandia, los inuvialuit de Canadá y los inupiat, los yupiget, los yuplit y los alutiit de Alaska.


3 v. Algarabía 84, septiembre 2011, cuándo y dónde: «Erik “el Rojo” y Groenlandia»; pp. 104-105.

Comments are closed.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE