El mago Septién

El mago Septién

Pedro «el Mago» Septién (1916)

Pedro Septién Orozco nació en Santiago de Querétaro el 21 de marzo de 1916. Su memoria prodigiosa y su elocuencia nata, además de su gran sentido del humor y su dicción impecable, lo convirtieron en una leyenda de la crónica deportiva de México. Descendiente de una familia de la alcurnia queretana, en su juventud fue catcher y campeón de tenis, pero sus más grandes éxitos llegarían frente al micrófono deportivo: en 1939 llegó a la xeq, donde narró 23 diferentes disciplinas, especializándose en box, lucha libre y, sobre todo, beisbol.

El Mago fue el locutor del primer encuentro deportivo televisado a control remoto, el 22 de marzo de 1951: un partido de beisbol entre los Azules de Veracruz y los Diablos Rojos de México, desde el parque Delta. Cuenta la historia que al principio sus amigos locutores lo llamaban «el marqués de Querétaro», pero después lo apodaron «el Mago» porque en una ocasión, narrando un partido de beisbol, la transmisión se interrumpió y, sobre la marcha, Septién tuvo que inventar los innings siguientes, despertando la sorpresa de quienes al final verificaron un resultado no muy distinto al narrado.

Don Pedro es un gran conocedor de historia, de arte heráldica y del deporte. Es capaz de citar jugadas y estadísticas de juegos de la década de los 20 y los 30 de forma vívida. Desde 1988 es miembro del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano, en virtud de sus más de 6500 partidos y 56 series mundiales narradas. En su honor existen dos estadios: uno en Pacho Nuevo, Veracruz, y otro en Querétaro.

Breve reportaje sobre el Mago Septién.

Reportaje con motivo de su 95 aniversario.

  • Andrew

    en paz descanse