#109 Algarabía Del mes

Buscando marcianos

Conoce la historia de Donna Shirley, directora del Programa de Exploración de Marte del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

—Donna Shirley y la exploración de Marte—

«Cuando estás dirigiendo gente creativa, en verdad brillante, en algún punto encuentras que es imposible ordenarle o controlarla porque no puedes entender qué están haciendo. En este punto tienes que hacer una elección como director: limitarlos a ellos y al proyecto, lo cual sería la decisión errónea, o confiar y usar tus habilidades de dirección para mantenerlos enfocados en el objetivo.»

eureka109-interior1

¿De dónde provienen estas líneas? ¿Son un fragmento de Dirección de empresas para dummies? ¿Un consejo de Carlos Slim para los ejecutivos de hoy? No precisamente. Se trata de las memorias escritas por un director de indiscutible talento, cuyo libro no es un manual para los futuros protagonistas de las páginas de Fortune o Entrepreneur —aunque tal vez les sería útil leerlo—: Donna Shirley, directora del Programa de Exploración de Marte del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la nasa. A su libro, por el título, podríamos confundirlo con una obra de ciencia ficción: Managing MartiansDirigiendo marcianos—, aún no publicado en español, si es que alguna vez se traduce.

Amor por Marte

Siendo una adolescente, Donna Shirley se enamoró del planeta rojo al leer Las arenas de Marte, de Arthur C. Clarke —quien quizá́ nos sea más familiar por su novela 2001: Una odisea espacial, en la que se basa la película de Stanley Kubrick de 1968. Lo que más atrajo a Donna no fue la ciencia ficción en sí, sino el romanticismo asociado al vuelo. Aunque nada extraño hay en que una niña sueñe con ser astronauta, menos común es que, más de 30 años después, esa misma niña tenga la oportunidad de visitar Marte, si no en persona, por lo menos mediante un pequeño robot de exploración —un rover— del tamaño de un horno de microondas: el «Sojourner Truth», bautizado así́ en honor a la evangelista del siglo xix que recorrió todo el sur de los ee. uu. predicando en contra de la esclavitud.

Reto marciano

Una vez graduada, en 1966 Donna pasó a formar parte del grupo de ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro, con sede en California. Su trabajo inicial consistía en hallar el modelo de vehículo espacial que tuviera mayores posibilidades de aterrizar con éxito en Marte, sobreviviendo a la entrada a través de su atmósfera.

eureka109-interior2

En la actualidad, resolver las ecuaciones matemáticas que describen el movimiento de una nave espacial en su arribo a Marte puede hacerse en una computadora cualquiera —si se domina la teoría—. En la década de 1960, el problema de analizar la trayectoria de entrada y la aerodinámica de una nave espacial se complica bastante si pensamos que no había computadoras personales, los cálculos se hacían mediante tarjetas perforadas en una computadora del tamaño de una habitación y un error en la secuencia de perforación convertía en basura todos los cálculos.

Aquí algunas fotografías de la nasa:

Continúa leyendo la interesante historia de Donna en Algarabía 109.

Comments are closed.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE