Sin categoría

Yggdrasil —El fresno de la vida—

La mitología de los pueblos escandinavos o nórdicos tiene sus raíces en las creencias de los pueblos germanos, algo parecido a lo que hicieron los romanos con los dioses griegos.

Cabe destacar que esta religión no tenía un libro sagrado y que sus dioses, aunque se encontraban con los humanos, no les compartían enseñanzas. Así pues, las historias eran transmitidas de forma oral, y llegaron hasta lo que conocemos como la era vikinga. Este folklor escandinavo se ha mantenido hasta hoy y ha crecido en la literatura, así como en el cine.

Esta curiosa mitología —de tintes anarquistas, en la que los dioses mueren, cuidan, pero no aleccionan y son más humanos que sus creyentes— cuenta con un árbol que es el universo mismo, de cuyas raíces emana la fuente que llena el pozo del conocimiento. Así, este fresno mantiene unidos a los nueve mundos. En seguida, una breve explicación de cada uno de ellos:

Asgard: el reino de los dioses
Midgard: el reino de los hombres; la Tierra
Helheim: el mundo de los muertos
Niflheim: pertenece al reino del terror
Muspellheim: el reino del fuego
Svartalfheim: lugar de los elfos oscuros
Alfheim: reino de los elfos de la luz
Vanaheim: reino de los dioses de la naturaleza
Jötunheim: mundo de gigantes

Esta representación de la vida tiene muchas historias e interpretaciones, pero la mayoría de ellas concuerda con la siguiente idea:

Este árbol tiene tres raíces. El Grimnísmal dirige al mundo de Hel, donde habitan los gigantes de escarcha; Snorri, la segunda, se dice que llega a Asgard, en esta ruta existen tres fuentes, la de Urdr, Mimir y Hvergelmir, donde vive el dragón Nidhöggr; y la tercera raíz va a Nifheimr.

Las serpientes Góinn, Móinn, Gravfvitnir, Grábakr, Gravfvölludr, Ófnir y Sváfnir que se alimentan de las raíces del árbol. Cuatro ciervos mordisquean sus ramas: Dáinn, Dvalinn, Dúneyrr y Durathor. En la copa vive un águila de nombre desconocido —posiblemente Hraesvelgr—, entre sus ojos se posa el halcón Vedrfölnir. Una ardilla llamada Ratatöskr comparte habladurías entre el dragón y el águila.

Así pues, si no le cuadra esta historia reflejada en historietas, películas y novelas, pues no se preocupe, literalmente, no hay nada escrito respecto a ella.

Les dejamos los créditos finales de la película «Thor» donde se puede apreciar —al segundo 48— el «árbol» Yggdrasil.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE