Sin categoría

¿Quién inventó el teléfono?

Elisha Gray es un nombre que desconocemos en la actualidad. Pero pudo haber sido tan famoso como Alexander Graham Bell, pues Gray es, como lo prueban distintas evidencias, el verdadero inventor del teléfono.

El único problema con Gray es que se equivocó en aspectos como la presentación y se vio en una gran desventaja ante el encuentro casual con su oponente. Elisha Gray (1835-1901) fue un ingeniero eléctrico e inventor estadounidense.

El diseño de Gray para el teléfono funcionaba mejor que el de Bell. Ambos solicitaron el derecho de patente el mismo día de San Valentín de 1876. Sin embargo, Gray llegó un par de horas después, y mientras que Bell presentó una descripción técnica detallada, Gray sólo presentó una solicitud para realizar el trámite completo posteriormente.

Los miembros de la oficina de patentes decidieron que debían examinar con cuidado a los dos solicitantes para determinar a ciencia cierta quién era el inventor del dispositivo. Mientras que Gray volvió a su hogar en Chicago para esperar los resultados del dictamen, Bell fue más asertivo, y viajó desde su hogar en Ontario hasta la oficina de patentes en Washington para defender su caso personalmente.

Por casualidad, el oficial que atendió a Bell tenía mucho en común con él. El oficial era sordomudo, y Bell le comunicó que había comenzado su empresa por un interés familiar en trabajar con los sordos para enseñarles a hablar. De acuerdo con algunas fuentes, el oficial le mostró a Bell el diseño de Gray, y Bell anotó en el margen de su documento el mecanismo de su oponente. El primer teléfono que Bell hizo funcionar, tenía la versión de Gray para la transmisión de sonido.

La oficina de patentes falló a favor de Bell. Cuando Gray descubrió las sospechosas anotaciones de Bell, trató de llevar el caso a la corte, pero con el tiempo accedió a recibir una modesta compensación económica.

En esta imagen se muestran las similitudes entre el diseño de Gray y el documento de patente de Bell.

En años recientes, han aparecido dos datos interesantes acerca de esta historia. En 2002, el Congreso de los ee.uu. aprobó una resolución formal para reconocer al inventor italiano Antonio Meucci como el verdadero inventor del teléfono. Meucci trabajó en el modelo del teléfono seis años antes que Bell y Gray, y patentó su diseño. Pero cuando la patente caducó cuatro años más tarde, era simplemente muy pobre para pagar la renovación.

Lo más extraño es que el Museo de Ciencia de Londres reportó en 2003 haber hallado evidencia en sus archivos sobre el teléfono, que atribuyen al alemán Phillip Reis, y datan de 1863. En 1947, algunos ingenieros de la firma británica Standard Telephone and Cables probaron el dispositivo de Reis, y para su sorpresa, funcionaba perfectamente. Sin embargo, la empresa tenía un contrato con AT&T —compañía que evolucionó a partir de la fundada por Bell—, y no se arriesgaron a enemistarse al revelar el descubrimiento sobre Reis. De modo que donaron las pruebas al Museo de Ciencia de Londres en 1955, donde los archivos permanecieron en secreto por casi medio siglo.

Conoce la historia de Antonio Meucci, considerado el inventor del teléfono.


Tomado de Phil Mason, Napoleon’s Hemorrhoids and other small events that changed history, Skyhorse Publishing, 2009. Trad. Ingrid Constant Saavedra.

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE