Sin categoría

Los arcanos en el tarot

El tarot es un motivo popular en los géneros de horror, misterio y fantasía en el cine, la literatura, los cómics y la televisión. Aunque su origen tiene que ver más con los juegos de cartas que con las artes ocultas, es muy popular entre las personas que gustan de esos temas.

Presentamos los significados tradicionales que se le asignan a las cartas más importantes.

A pesar de que existe una gran variedad de mazos, en la actualidad el más difundido es el Tarot de Marsella. Este mazo tiene 22 arcanos mayores y cuatro palos de 14 arcanos menores. Toma su simbolismo del hermetismo renacentista, la mitología grecorromana y algunos temas del catolicismo.

  • Hay cuatro palos, cada uno consta de 14 cartas. Están numeradas del 1 o As al 10.
  • Las otras cuatro son el Rey, la Reina, el Caballero y el Paje (Joto). Pueden simbolizar la persona que tomará una decisión o realizará una acción.
  • El Rey simboliza la madurez masculina.
  • La Reina representa la madurez femenina.
  • El Caballero simboliza una propensión a un enfoque inmaduro.
  • El Paje representa un enfoque de aprendiz.

Los cuatro palos representan los cuatro elementos:

Palo Elemento Antecesor de Significado
Espadas Aire Espadas Sucesos violentos y agudeza intelectual
Copas Agua Corazones Emociones, romance y relaciones; lo femenino
Monedas o pentáculos Tierra Diamantes Lo físico, la riqueza, la salud y el crecimiento
Bastos o varitas Fuego Tréboles Pasión, voluntad y poder; lo masculino

Arcanos mayores o triunfos

Están numerados del 1 al 21, por lo general con números romanos.
A la primera –o última carta, El Loco– le corresponde el número 0, 22 o infinito.
Si las cartas aparecen invertidas, tienen un significado distinto que no siempre corresponde con el opuesto del arcano. Además es determinante la posición de una carta durante una lectura.

  • Cero/XXII/Infinito. El Loco. Un hombre que parece ser un bufón está a punto de caer a un precipicio y un perro está a sus pies tratando de alertarlo. Simboliza a un inocente que será salvado por la buena suerte, a una mujer que habla con la voz divina, o a un tonto que esconde extraños poderes. Es un símbolo de la inocencia, lo grotesco, la inspiración, locura, libertad, espontaneidad, el caos, la creatividad y posibilidades infinitas.
  • VI. Los Amantes. En el tarot de Marsella es un hombre que debe escoger entre dos mujeres, que simbolizan el cruce de caminos cuando hay que enfrentar una decisión difícil. Simboliza también el amor, las relaciones de pareja y los peligros de la tentación.
  • VII. El Carruaje. Un rey dirige un carro con dos caballos (o criaturas mitológicas). Símbolo de la victoria, conquista, control, guerra y dominación.
  • IX. El Ermitaño. Un anciano en una caverna sostiene una lámpara. Se asocia con la sabiduría, la introspección, soledad, retiro y búsqueda interior. Simboliza a alguien que busca algo, a un héroe o mentor.
  • X. La Rueda de la Fortuna. Una rueda de ocho o seis rayos con distintos animales y símbolos. Se asocia con la suerte, la fortuna, oportunidades y el ciclo de la vida. Todo lo que está arriba debe bajar; lo que está abajo subirá.
  • XI. La Fuerza. Una joven abre las fauces de una gran bestia (como un león). Simboliza el autocontrol, el valor, la amabilidad y la virtud sobre la fuerza bruta.
  • XII. El Colgado. Un hombre cuelga de una pierna y forma un 4 con la ora, mientras sus brazos forman un 3. Simboliza el autosacrificio y las paradojas. Puede asociarse con Jesús, Odín, Prometeo o Dionisos.
  • XIII. La Muerte o El Arcano sin Nombre. La muerte aquí significa el cambio profundo y la regeneración de los ciclos.
  • XV. El Diablo. Un Satanás hermafrodita ante dos figuras encadenadas. Es un símbolo de poder, sexualidad y conocimiento y la necesidad de moderar los excesos.
  • XVI. La Estrella. Una niña vierte un cántaro de agua en un río o sobre la tierra bajo un cielo estrellado. Se asocia con la esperanza, la fe, la suerte, altruismo, paz y alegría.
  • XXI. El Mundo. Una mujer baila junto a un ángel, un toro, un águila y un león, que bien pueden representar a los cuatro elementos o a los cuatro Evangelios. Es el símbolo del universo, la totalidad, armonía y completitud.

Para aprender más de este tema, lee el artículo “Algunas notas sobre el tarot” de Bernardo Bolaños en Algarabía 92, correspondiente al mes de mayo.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE