Sin categoría

La cama

El hombre prehistórico se reunía en grupos para mantenerse caliente por la noche y su habitación era la cueva más cercana o cualquier refugio natural que se encontrara a su paso. Tiempo después uno de los más maravillosos inventos de la humanidad surgiría: la cama.

En los relatos bíblicos se cuenta sobre el uso de cojines en el piso, mismos que se usaban para brindar comodidad en el descanso nocturno, sin embargo eran pocos los que gozaban de tales privilegios, regularmente estaban reservados para los reyes y las clases acomodadas. La cultura egipcia, fue la primera en elevar una superficie sobre el piso destinada exclusivamente para el sueño.

El rey Tutankamón descansaba en una lujosa cama de ébano y oro, una belleza sin duda, aunque poco cómoda como podrán imaginarse. En este mismo periodo, la gente del pueblo dormía sobre pilas de hojas de palma en algún rincón de la habitación. Por otro lado, los nobles de Babilonia dormían en camas de metal con incrustaciones de joyería, se creía ejercían poderes mágicos sobre el sueño.

Los griegos agregaron confort a las camas: crearon la ropa de cama a base de pieles y telas. Las almohadas ricamente decoradas se convertirían en un símbolo de estatus. Pero la comodidad verdadera se la podemos agradecer a los romanos pues no solo estaban decoradas con oro, plata o bronce, sino que incluyeron colchones rellenos de carrizo, heno, lana y pieles. Por si fuera poco, podemos atribuirles la invención de la cama de agua, pues fueron ellos los primeros en desarrollar un saco relleno de líquido, el cual proporcionaba un nuevo paradigma de descanso.

Con la caída del Imperio romano, el hombre medieval hizo de la cama una estructura que servía para proteger de los ladrones y asesinos, a aquel que dormía. Los caballeros medievales usualmente dormían sentados con almohadas, un cabezal y con la espada lista para ser usada. Los nobles de la misma época, tenían postes y cortinas que dotaban las camas de una mayor intimidad, ya que eran un ámbito construido ex profeso para la pareja y para el sexo.

Con la llegada del Renacimiento, las camas alcanzaron nuevos niveles de opulencia, gracias a sus tamaños inusuales, así como a las mantas de seda brocada y terciopelo que usaban. La cama de armazón de hierro y colchón de algodón apareció a fines del siglo xvii, creando un espacio más atractivo para el sueño y menos atractivo para los insectos.

En las primeras décadas del siglo xx, los colchones de resortes cubiertos con tapiz y las fundas de cama comenzaron a cobrar importancia en el mercado. Para 1950, aparecieron los colchones y cojines de hule espuma y, diez años más tarde, reaparecería triunfalmente la cama de agua, acompañada por las camas de posiciones ajustables. En 1999, la cama queensize tendría los más altos niveles de venta en los ee. uu., superando por primera vez a la cama matrimonial, en respuesta evidente a la evolución del hombre: con el aumento de las expectativas de vida, se aumentan también los años de duración de un matrimonio y, ¿quién, después de dormir varios años con la misma persona, no necesita un poco más de espacio?

Otras curiosidades de la cama

  • La cama más grande del mundo mide cinco metros y medio de ancho por tres y medio de largo—caben 68 personas y se exhibe en el museo Victoria y Alberto, en Londres.
  • Luis xiv era conocido como un gran fan de permanecer en cama por lapsos prolongados, frecuentemente, las reuniones de la corte se llevaban a cabo alrededor de ella. Este rey tenía 413 camas.
  • Hasta el siglo xix, la recámara era considerada un espacio casi público, donde se recibía a las visitas. Este mueble tenía una clara función social de ostentación que debía ser vista por el resto de la sociedad circundante; las connotaciones de intimidad y cercanía de la cama son bastante modernas.

Si quieres saber más acerca de la cama, no dejes de leer el número 21 de Algarabía.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE