Sin categoría

Entre animales te veas

Según el diccionario, un zoológico —del griego ζωο- zoo, «animal», y -λογος logos, «estudio, tratado»— es el lugar donde se mantienen, cuidan y crían diversas especies animales, ya sea con fines didácticos o de entretenimiento.

Sin embargo, el zoológico era el único lugar de mi infancia donde podía descubrir la forma en que la naturaleza mostraba su vigor animal a través de rugidos, aullidos, siseos, gorjeos, trinos o bostezos, sin importar si entre ellos y yo se interponía una reja, un cristal o un barandal. Tanta es la fascinación que causa encontrarse rodeado de fauna y de la naturaleza, que coleccionar animales salvajes —porque lo salvaje es lo que viene de la raíz, lo que no ha sido reducido al uso social del hombre— es una vieja práctica, un deleite que se remonta a civilizaciones tan antiguas como la mesopotámica, la egipcia, la china y la mesoamericana.

zoo-chango

Foto: Warp

Un zoológico cumple cabalmente con las misiones de un museo: conservar, investigar y difundir; la única diferencia es que los objetos que conserva ¡están vivos!

Coleccionas antiguas

En China, se tiene registro de reservas existentes desde la dinastía Shang, hacia 1500 a.C. No obstante, la mejor documentada es la del emperador Wen Wang —fundador de la dinastía Zhou—, en el año 1150 a.C. Este emperador construyó, junto a su palacio, un parque al que llamó Ling Su —Jardín de la Inteligencia—, en el que se ponderaban el coraje y el conocimiento. Ahí albergó peces, serpientes, aves, anfibios, tigres, ciervos, antílopes y rinocerontes, que sólo podían ser apreciados por visitantes distinguidos.

Más tarde, durante el Imperio Romano, los animales adquirieron un valor «especial», pues se destinaron a los espectáculos circenses, en los que el mayor atractivo era que la sangre corriera. Lo que despertaba mayor expectativa en los coliseos eran las peleas entre hombres y bestias, o entre bestias y bestias, que eran llevadas ex profeso para morir en la arena, después de ser exhibidas en jaulas.

¿Y en América?

Otro zoológico fue el de Moctezuma Xocoyotzin, quien poseía lo que llamaba Casa de las Fieras, donde coleccionaba plantas y animales llevados desde todos los rincones del vasto Imperio Mexica. El conjunto clasificaba su acervo en cuadrúpedos feroces del Anáhuac —lobos, coyotes y jaguares—, aves de rapiña, serpientes y reptiles, y anfibios.

zoo-america

México Prehispánico

Un nuevo concepto

El zoológico moderno nace cuando estos espacios dejan de ser privados para convertirse en lugares públicos, con instalaciones específicas y personal encargado de su administración y cuidado, y, en algunos casos, con un objetivo educativo y científico.

zoo-nuevo

Antiguo zoológico de la Exposición, Lima-Perú

Conservación

Durante los siglos xix y xx, los zoológicos fueron creados con diferentes propósitos y sustentos que iban del ámbito cultural o filosófico, hasta el político o imperialista. No obstante, en los años 50, Bernhard Grzimek —un renombrado zoólogo alemán— puso sobre la mesa el hecho de que deberíamos preocuparnos por la conservación de la naturaleza, idea que tomó la forma del «movimiento ecologista» en la década de 1970.

No pongas en cautiverio tu conocimiento y lee más sobre los zoológicos en nuestra Algarabía 51.

Ilustraciones de Sergio Neri

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE